Aprendizaje en acción

Curso “Aprendizaje en acción: Trabajo Cooperativo, Aprendizaje Basado en Proyectos, Inteligencias Múltiples” 8, 9 y 15 de marzo , las dos primeras sesiones de 16:00 a 19:00 horas , la tercera sesión de 16:00 a 20:00 horas, anímate y participa. En el siguiente enlace podrás ver el cartel del curso donde tienes toda la información y te podrás matricular, a qué esperas!!!!”
https://www.genial.ly/58ad71ebb6c04d2a64e…/untitled-genially

Diez herramientas de gamificación para el aula que engancharán al alumnado.

111La Gamificación es una forma de aprendizaje que traslada la mecánica de los juegos al ámbito educativo con el fin de conseguir mejores resultados, ya sea para adquirir mejor algunos conocimientos, mejorar alguna habilidad, o bien recompensar acciones concretas, entre otros muchos objetivos.

Esta página que te recomendamos nos invita a utilizar mecánicas de juegos en el aula y nos ofrece 10 recursos y herramientas de gamificación para clase.

Fuente: Educación 3.0

Foro de Innovación en Canarias

Los día 27 y 28 de octubre de 2016, se celebrará en Santa Cruz de Tenerife el  Foro de Innovación de Canarias. En él participarán el CEP Norte de Tenerife y el CEP de Telde mostrando sus propuestas innovadoras en este marco.
Uno de los cuatro talleres orientados al profesorado en general, y a las asesorías de los Centros del Profesorado (CEP), es el Aprendizaje Servicio (ApS) como instrumento de cambio en la escuela.

El ApS no es un concepto nuevo, en tanto que existen muchas experiencias promovidas que vienen poniendo en valor el papel educativo de las organizaciones y el papel social de la educación formal y no formal. Es una metodología innovadora que pone en relación sinérgica el sector educativo y el sector social.

 Ponentes:  Carmen T. Batista Melo Ana Isabel Santana Arrocha.
CEP Telde

Blackboard Curso de verano MECD-UIMP: Inspiring Teaching and learning in a bilingual environment

Fuente: INTEF-educaLAB

Can we encourage our students with their own tools?

We have always referred to the concept of ICT as new technologies in the classroom but both, hardware or software, are constantly suffering updates so it is redundant to use the term “new technologies”.  Although this continuous evolution involves also continuous professional development and pedagogical support, it is not the point of view of the teacher but the one of the student which should be taken into account if we aim to catch their attention and improve their learning process.

Nowadays, the use of Technology is part of inspiring2any student’s comfort zone, they are used to using revolutionary tools on a daily basis in different environments that make things easier and quicker. Therefore, Technology can be used as another facilitator tool for teaching if well implemented; this does not necessary mean teachers must always depend on technology, but as society is evolving into a more technological lifestyle, educational institutions that are preparing those students for tomorrow, should tend to create a similar environment for learning.

CLIL & ICT seems to be a perfect marriage as the technological improvement we have experienced the last decades have had an important impact on education as well as in students life. Besides, English teaching and learning have never been as needed on the curriculum as they do now.

For ESL, Bilingüalism or CLIL environments, ICT is an ideal platform which allows to develop interaction, peer and independent learning as well as language use for real communicative purposes in real scenarios. When classrooms are provided with tablets, digital interactive whiteboards, computers, laptops or even chromebooks with internet connection, it is the time to develop learning strategies implementing these technologies.

We, the teachers, already have at our disposal some tools; what we need is to clearly understand our needs and select out of that wide variety the one that allows us to move forward to implement pedagogy, strategies and skills to transform and improve the learning/teaching processess.inspiring1

The implementation of CLIL programs require greater participation from our students to create, not just to memorise the content, but the learning of the language through which to access that content.

In this context, the use of technology in the classroom becomes a magnificent resource. It is motivating and productive for the student, as long as it allows themselves to become content generators.

For instance, creating text, audio or video contents implies storage, distribution and content curation.  Critical thinking, linguistic tasks, language picking, or even the focus on intonation and how to converge all this in an  integrated learning environment is part of the new digital competency demanded for CLIL teachers

This combination of CLIL and ICT in the classroom can result in a highly encouraging process for the student, and definitely rewarding for the teacher.

Encouraging your students with their own tools obviously will start reducing the distance between education and educational needs.

So when the process of transforming education is taking place, the question is, do you want to be part of it?

Proyecto de lenguas extranjeras del Centro Nacional de Investigación e Innovación Educativa (CNIIE)

Puedes seguir todos los cursos de verano 2016 en EducaLAB, Twitter,  Facebook y en el hashtag de Twitter #MECD_UIMP16

La Radio Escolar y el Trabajo por Proyectos

radio on the air

Fuente: INED21

Trabajar la radio escolar en el centro o en el aula es más que un interesante recurso si queremos dejar atrás las clases tradicionales y que el verdadero protagonista del proceso de enseñanza aprendizaje sea el alumnado. ¿Cómo? Pues muy sencillo. Podríamos hacer un trabajo por proyectos, —creando el alumnado su propio producto—, partiendo de sus intereses, en grupos de trabajo, de manera cooperativa, con roles definidos, investigando, fomentando el pensamiento, buscando información, seleccionándola y teniendo claro qué es lo que se quiere hacer, para luego comunicarlo. Todo esto nos lo permite la herramienta de la radio escolar.

Además, los productos finales, ya sean en forma de debate, de reportaje o diseñando spots publicitarios, potencian el trabajo cooperativo, el uso de las TICs y la mejora de la expresión oral y escrita; además de la realización de pequeños retos como montar los equipos técnicos, ver programas informáticos para su tratamiento y comunicación, preparar las grabaciones y audios, realizar el guión radiofónico y la escaleta, pero todo ello sincronizando cada uno de los productos diseñados y elaborados por los distintos equipos y transformándolos en un gran producto final, el programa de radio.

                                           EL PROGRAMA DE RADIO

RADIO ESCOLAR INED21

Les propongo la realización de los siguientes pasos basándome en una propuesta de Aula Planeta sobre el trabajo por proyectos:

1   REALIDAD DEL ALUMNADO

Te recomiendo que partas del currículo, de los criterios de evaluación y de la realidad del alumnado, que los motive a aprender. Selecciona un tema y plantéale al alumnado una pregunta guía abierta que te ayude a detectar sus conocimientos previos sobre el tema y les invite a pensar qué deben investigar o que estrategias deben poner en marcha para resolver la cuestión. Por ejemplo: ¿Por qué los jóvenes leen tan poco?¿Qué campaña realizarías para dar a conocer la importancia de la lectura? ¿Es posible vivir sin libros?

ORGANIZACIÓN DE GRUPOS

Organiza grupos de tres o cuatro alumnos, a los que vamos a llamar redacciones, similar a las que existen en las radios profesionales con distintas temáticas, para que haya diversidad de perfiles y cada uno desempeñe un rol. Yo te propongo que elijas un portavoz del equipo, un secretario que anote los acuerdos, un encargado de material, etc… Lo primero que deben hacer es un plan de trabajo donde especifiquen las tareas previstas, los encargados de cada una y el calendario para realizarlas y cuyos tiempos hemos marcado al comienzo.

PRODUCTO

Establece el producto que deben desarrollar los alumnos en función del tema que quieras trabajar y la redacción en la que estén ubicados. Puede tener distintos formatos radiofónicos: un spot, un debate, una entrevista, reportaje, guión, escaleta, etc.

4  INVESTIGACIÓN

Ahora llega el momento de la investigación. En este momento debemos los docentes ser activadores, guías y acompañantes del proceso de investigación. Debemos dejar que sean ellos los que busquen, contrasten y analicen la información que necesitan para realizar el producto final. Para ello deben realizar una buena curación de contenidos, ya que no todo vale en Internet.

5  RECIBIR PROPUESTAS

En este punto del trabajo ha llegado el momento en que el alumnado exponga al resto de grupos la información recopilada, comparta sus ideas y con qué formato radiofónico va a realizar su producto final que nos va a servir para evaluarlos al final. Es el momento de recibir propuestas del resto de grupos y del profesor.

6  REALIZACIÓN

En la siguiente fase se tienen que poner manos a la obra en la realización del producto radiofónico, sin olvidar que debe de dar respuesta a la pregunta inicial. El producto puede ser cualquier género periodístico o radiofónico, pero ya verán como el alumnado nos sorprende con sus creaciones.

7  PRESENTACIÓN

A continuación, debemos buscar un tiempo para que los alumnos expongan a sus compañeros su producto y mostrar cómo han dado respuesta a la pregunta inicial con el producto realizado. Es importante que cuenten con un guion estructurado de la presentación. En radio, la mejor improvisación es la que está escrita. En este momento, podremos hacer grabaciones de audios para que ellos se escuchen y puedan ir perfeccionando la locución. Escucharse les va a ayudar a ponerse en tensión y a realizar el trabajo de manera más responsable; y, a la vez, nos va a servir de evaluación,coevaluación y autoevaluación.

8  PRODUCTO FINAL

Ahora es cuando vamos a realizar el producto final, el programa de radio, con los productos realizados por los distintos equipos. Para darle forma e hilarlo te recomiendo que nombres a dos alumnos redactores jefes, encargados de realizar el guión del producto final y realizar la escaleta con los responsables técnicos. Por ello también debes nombrar en este momento a dos responsables técnicos que se encargarán de la producción técnica del programa, seleccionar la música adecuada, marcar los tiempos, etc. Para ir asignando estos roles, puedes crear grupos de expertos en las distintas tareas técnicas, de locución, de redacción, etc.

9  SILENCIO, SE GRABA

Ha llegado la hora de grabar el programa. Lo mejor es hacerlo en directo, sin cortes, ya que le va a servir al alumnado de prueba de fuego para ir mejorando día a día en la expresión oral y escrita, cuestiones posturales, marcar los tiempos, realización de las escaletas y guiones, etc.

10  LLEGAMOS AL FINAL

Es el momento de la evaluación. Los audios nos van a servir de instrumento, no solo para evaluar al alumnado sino para evaluarnos nosotros mismos como docentes y para que ellos, los alumnos, se evalúen entre iguales. Es un instrumento que han realizado ellos y van a estar mucho más motivados para evaluarlo. Podemos utilizar una metacognición o una rutina de pensamiento que, posibilitará poner en común lo aprendido y lo sentido en el proceso, y además va a hacer visible el pensamiento del grupo y de las individualidades. Esto les va a ayudar a ver los errores cometidos y a nosotros como docentes a ver en qué hemos fallado al final, aunque durante el proceso hayamos ido evaluando los avances y los problemas surgidos.

RADIO ESCOLAR 02 INED21

Ahora solo falta ponerte en marcha y lanzarte a la aventura de la radio escolar. Seguro que lo disfrutarás.

Autor: Esteban G. Santana Cabrera

JORNADAS DE INTERCAMBIO DE BUENAS PRÁCTICAS DE LA RedCICE 2016 (Las Palmas)

La Consejería de Educación y Universidades convoca para el próximo 9 de junio estas jornadas en el marco de la Red de Centros Innovadores para la Continuidad Escolar (RedCICE) con la intención de construir un espacio de difusión e intercambio de las experiencias educativas entre estos centros, dar a conocer las nuevas metodologías introducidas en la práctica de aula desde un enfoque inclusivo e intercambiar propuestas organizativas y de coordinación interna, integrando la participación de la comunidad educativa y la apertura del centro al entorno.

    1. Docentes de Actualización Pedagógica (DAP), de la red de Centros Innovadores para la Continuidad Escolar (RedCICE) de la provincia de Las Palmas.
    2. Jefaturas de Estudio de la Red de Centros Innovadores para la Continuidad Escolar (RedCICE) de la provincia de Las Palmas.
  • Nº de horas: 10.
  • Nº de plazas: 250.
  • Lugar de celebración: IES FELO MONZÓN GRAU BASSAS (9,30 a 15,00h) y C.PROFES. LAS PALMAS DE GRAN CANARIA (15,30 a 20,00h).

Para participar en las jornadas deberá:

1. Realizar su inscripción en línea: Inscripción en línea.

2. Elegir las preferencias de las comunicaciones: formulario.

Detalle de las comunicaciones y talleres.

Gamificación o cómo los videojuegos podrían contribuir a la educación

Por Redacción Blink EdTech

Las cifras hablan por si solas. Cada semana, más de 500 millones de aficionados dedican 3.000 millones de horas a los videojuegos en todo el mundo. Todos los días, 26 millones de personas cosechan sus cultivos en Farmville. Se estima que una tercera parte de todos los alumnos de secundaria en países desarrollados juegan de media unas 3 horas al día.

Gamificación o cómo los videojuegos contribuyen a la educación

Más allá de las reservas planteadas por los expertos sobre el exceso de lo digital en nuestras vidas, muchos docentes quieren aprovechar la oportunidad que ofrecen los juegos como herramienta para enseñar a sus alumnos.

La utilización de videojuegos en entornos educativos, o gamificación, se practica desde hace tiempo pero ha sido en los últimos cuando el fenómeno ha adquirido una dimensión sin precedentes, y es una de las apuestas recurrentes de los expertos del sector cuando analizan las tendencias actuales y futuras de la industria EdTech.

Desde que, en los años 80, juegos con vocación internacional como la serie “Carmen Sandiego” o “Reader Rabbit” (ver infografía abajo) ganaron popularidad mundial, el desarrollo de títulos educativos se ha multiplicado, no solo los dirigidos a la población en general sino, cada día más, los dirigidos a alumnos y cursos específicos.

Esta tendencia se consolidó con la creciente inclusión de la gamificación en los currículos lectivos y se estima que esa inclusión siga ganando peso en el futuro.

info_gamification02

 

Adolescentes inmersos en la cultura del videojuego

Sigue leyendo

Descubriendo las BARRERAS a la inclusión en el ABP

Fuente: http://siesporelmaestronuncaaprendo.blogspot.com.es/
Autor: Antonio Márquez
De todos es conocido que el Aprendizaje Basado en Proyectos, por definición, es una forma de trabajo en el aula que permite ofrecer un modelo de participación para todos, un modelo inclusivo. Pero la gran pregunta es: ¿es el modelo de ABP, por sí solo, inclusivo? ¿También para los ACNEAE?
No debemos caer en el error de realizar afirmaciones tan explícitas y directas si no damos unas adecuadas herramientas para que se produzca esa auténtica participación y progreso de todo el alumnado, incluidos los ACNEAE.

 

 

Por ello, este post me gustaría que fuese el primero de una serie de entradas en las que comparta con vosotros algunas sugerencias sobre cómo ajustar cada una de las fases de desarrollo de cualquier ABP, siempre desde mi punto de vista y con miras a ser abierto a sugerencias y aportaciones.

AJUSTES DEL MODELO ABP PARA LA INCLUSIÓN

Para la puesta en práctica del ABP en las aulas, se han de seguir una serie de fases o etapas desde su planificación hasta su evaluación. El objetivo que aquí se va a perseguir es el de tratar algunas sugerencias para la inclusión de los alumnos con NEAE. Y para ello vamos a comenzar con la fase de Planeación o Planificación Previa por parte de los docentes.

Planificación Previa

Para la planificación de cualquier Proyecto en el Aula debemos comenzar por definir a grandes rasgos una serie de elementos principales que nos irán guiando en la elaboración posterior y pormenorizada de cada una de las tareas, actividades y ejercicios que lo configurarán, así como en la propuesta didáctica del mismo.
Una buena forma de comenzar un Proyecto nos la propone el portal Conecta13 con su Canvas de ABP.
 
Para que un ABP se convierta en inclusivo debe partir de una evaluación inicial y análisis previo de los alumnos a los que va dirigido, su singularidad y sus necesidades educativas. Un mismo diseño de Proyecto puede funcionar en un grupo bien y en otro no tan bien porque las sinergias de cada grupo son diferentes. Por ello, yo propongo que a este Canvas le añadamos un nuevo cuadro al que llamaremos: BARRERAS.

Barreras debe ser un elemento que tenga un valor muy importante en el diseño del Canvas Inicial, ya que partiría del conocimiento y evaluación inicial de todos sus alumnos. Al diseñar el Canvas tendríamos que tener presentes en todo momento a cada uno de los alumnos que tenemos y prever con antelación las posibles barreras que puede suponer para ellos la elección del producto final, el diseño de las tareas, la difusión del proyecto, los recursos planificados…
Supone un gran cambio de mentalidad docente al entender que es el propio diseño del proyecto el que puede poner barreras a la participación de TODO el alumnado, y no como hasta ahora, donde es el alumno el que tiene problemas para ajustarse y participar en el modelo pre-diseñado.
Las barreras que podemos ponerles a nuestros alumnos pueden ser:

  • Barreras cognitivas: si sabemos de antemano que tenemos alumnos con dificultades para la comprensión de mensajes complejos, para la generalización, para la abstracción, para la relación o conexión de aprendizajes, dificultades en la autoevaluación, monitoreo…, debemos tenerlo presente en la fase de planificación, intentando que en cada uno de los elementos del Canvas propuesto se salven las barreras que puedan presentarse en el desarrollo del Proyecto.
  • Barreras comunicativas: puede que alguno de nuestros alumnos tenga problemas en la comprensión de mensajes, tanto orales como escritos; puede que tengamos alumnos a los que les suponga una barrera la expresión escrita de su trabajo; tenemos que prever si la comunicación entre iguales puede estar dejando algún alumno fuera. Solo con tener esto presente en el diseño previo del ABP ya estaremos dándonos cuenta de las posibles vías de exclusión del proyecto.
  • Barreras sociales: el aprendizaje cooperativo, la tutoría de iguales, los equipos de trabajo, son métodos de trabajo vinculados inequívocamente con el ABP. No obstante puede que algunos alumnos no tengan adquiridas las habilidades sociales necesarias para ponerlas en práctica, o que teniéndolas adquiridas no han alcanzado unos niveles adecuados de competencia social para participar en estos métodos. Son barreras que tenemos que prever para ofrecer alternativas en el diseño o ajustes en el modelo inicial planteado.
  • Barreas sensoriales o físicas: Un exceso de información visual (vídeos, imágenes, uso de TIC o TAC…) sin una adecuada previsión de ajuste supondrá una barrera a los alumnos con problemas perceptivo-visuales. Productos finales, tareas, actividades con un componente alto de información auditiva, sin los apoyos visuales o gestuales pueden ofrecer una fuerte barrera a los alumnos con problemas perceptivo-auditivos. Igualmente debemos prever las posibles barreras físicas que puedan suponer actividades que requieran de un basto conjunto de coordinaciones motrices complejas para la obtención del producto final.

 

Como he citado anteriormente, solo el hecho de tener este cuadro sobre barreras en el CANVAS supone una llamada de atención sobre los procesos inclusivos que determinará la forma de redactar el modelo, y la previsión de ajustes que necesitará en su desarrollo:

 

 

REAJUSTE DEL PROCESO

En esta fase de planificación docente previa del proceso, creada en grupo o de forma individual, tener en cuenta las posibles barreras ayuda a diseñar cada fase del mismo con una mente abierta a la diversidad de los alumnos. No obstante, podemos apelar al reajuste del proceso de diseño del ABP siguiendo la propuesta del mismo portal Conecta 13: SCAMPER

  • Sustituir aquellas propuestas que supongan la presentación de barreras por otras más accesibles y abiertas, que lancen puentes a la participación de todos.
  • Combinar diferentes formas de presentación de las actividades, uso de materiales y recursos, herramientas para la evaluación, uso de TIC… de forma que todos los alumnos tengan la posibilidad de elegir aquellas que mejor se ajusten a sus capacidades
  • Adaptar la propuesta didáctica del Proyecto partiendo de las evaluaciones iniciales de sus diferentes participantes y los logros o desempeños esperados para cada uno de ellos.
  • Minimizar las posibilidades de excluir a los alumnos con menos recursos cognitivos, sociales, físicos, sensoriales, comunicativos. Maximizar las formas de participación de los mismos.
  • Poner en otros usos las diferentes opciones planteadas a priori con un diseño estándar o cerrado. Prever alternativas, pensamiento divergente para ponernos en puntos de vista, intereses y emociones también diferentes. Contar con las expectativas de todos ante el Proyecto.
  • Eliminar todas aquellas propuestas que nos lleven a que los alumnos puedan ver la exclusión como una forma de ventaja sobre el otro, la segregación como modelos elitistas. Eliminar procesos donde no se entienda que todos sus miembros pueden participar de forma efectiva y exitosa en el desempeño global del producto.
  • Reordenar el proceso para que todos los pasos estén bien diseñados, sin obstáculos, sin barreras, con alternativas, con recursos, con materiales diversos, con actividades multinivel, con reformas accesibles.

Convocatoria de Provisión de Plazas vacantes de asesorías en los CEP de Canarias

Resolución de la Dirección General de Personal por la que se convoca públicamente y se establece el calendario de provisión de plazas vacantes de asesorías de los centros del profesorado dependientes de la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno Autónomo de Canarias.

El plazo para la presentación de solicitudes, junto con la documentación que debe acompañarlas, será de 20 días naturales, contados a partir del siguiente al de la publicación de la presente Resolución.

Hacia un modelo de evaluación cooperativa

Fuente: evaluaccion.es

Aprovechando que en los últimos años todo se mueve a velocidad de vértigo en educación, pisemos el acelerador hasta llegar a la velocidad de la luz para repasar, en toda su amplitud, lo que sucede en una secuencia académica real. Iniciamos un proceso didáctico nuevo y, como es habitual, presentamos los objetivos a nuestros alumnos y establecemos la hoja de ruta a seguir. El docente es el centro del proyecto y todo gravita alrededor suyo. Las sesiones son esencialmente magistrales y se cimentan sobre el trabajo individual del alumnado. El profesor se esfuerza para optimizar cada momento de aula. El ritmo es intenso y la cercanía en la tarea de ayudarles en las dificultades que vayan surgiendo es prioritaria. El plan no concluye aquí. Conforme avanzan los días se programan ejercicios de repaso para realizar fuera de la jornada lectiva con el fin de reforzar los contenidos. Todo fluye con normalidad y cuando el proceso entra en su recta final se realiza una jornada de repaso previa a una prueba oral o escrita para dar una respuesta a los últimos inconvenientes que hayan podido surgir. Finalmente llega el día del examen y de ver cómo han reaccionado ante la ingente cantidad de pequeños detalles que fluctúan en estos casos.

Aturdidos por la inercia de la tradición

Evaluar, en una de sus acepciones, se refiere a señalar el valor de algo . Es, sin duda, un acercamiento cruel a la realidad porque prioriza la meta por encima del camino. Desgraciadamente, el día a día en los centros educativos suele estar contaminado por una inercia que viene de lejos y que basa el factor de éxito en los exámenes. Es evidente que el examen es un recurso al que se le asigna un peso muy importante y que es complementado por una infinidad de detalles que se deben procesar y analizar. Algunos de ellos son plenamente tangibles y suceden en clase; por ejemplo, siempre estimamos las aportaciones que los alumnos realizan en el aula, la limpieza con la que realizan sus quehaceres o el trabajo en equipo. Podríamos incluso caer en la tentación de pensar que nada escapa al control de los docentes que organizan así sus sesiones porque el corpus de datos obtenidos para calificar es amplio y objetivo, pero nada más lejos de la realidad… Lo que en un principio parece sencillo encierra contradicciones difíciles de solventar. ¿Cómo podemos ser rigurosamente objetivos cuando decidimos incluir en nuestros criterios de evaluación aspectos que suceden fuera de nuestro ámbito de control y que son, por lo tanto, intangibles? Llevamos tiempo reflexionando sobre la idoneidad de que los alumnos realicen sistemáticamente tareas extraescolares. Es un factor que suele tener mucho peso en los criterios de evaluación que figuran en las programaciones, pero ¿cómo debemos valorar el proceso cuando no podemos realizar un seguimiento directo del mismo? Es habitual cuantificarlas positivamente, pero el hecho de que se presenten no supone necesariamente que el alumno haya realizado por su parte un completo trabajo de campo.

 Hacia un modelo cooperativo de evaluar

¿Es posible encontrar una alternativa al modelo tradicional que nos permita romper con la inercia establecida y que nos posibilite establecer un acercamiento a la unidad didáctica desde una perspectiva distinta? Podemos tratar de cambiar la dinámica de trabajo para plantearlo como un reto cooperativo donde los alumnos se organizan en equipos de trabajo para que todos se beneficien del potencial de sus compañeros. El docente no sería el centro del proceso, sino que gravitaría alrededor de los grupos estables dispuesto a participar en el proceso de aprendizaje. En momentos puntuales se requerirán estrategias comunes, sin duda, aunque el equipo gestionará el grueso del trabajo y el profesor incidirá directamente en estas
pequeñas unidades. Así, dejaremos que tomen las riendas de la organización para afrontar los retos que tienen por delante y elaboraremos conjuntamente planes de gestión y producción de contenidos, tanto individuales como de equipo, con una temporalidad adecuada para que puedan llevar el plan a buen puerto. La red se pone en marcha, coge velocidad de crucero y llega a todas las dimensiones del proyecto. Una de las claves de la planificación consiste en establecer una coordinación sólida tanto en el aula como fuera de ella. Poco a poco avanzamos hasta que llega el día de comprobar los progresos que han realizado los alumnos. Dicho con otras palabras: nos toca evaluar, pero en esta ocasión hay factores que enriquecerán el proceso y llegarán donde nosotros no hemos podido llegar.

El camino es más importante que la meta

El hecho de no tomar en cuenta la opinión y la experiencia que el alumno ha experimentado en la secuencia didáctica es el error más grave que podemos cometer a la hora de afrontar el proceso de evaluación. Si decidimos estructurar nuestras aulas de manera cooperativa estaremos aprovechando la oportunidad de conocer más en profundidad los puntos fuertes y los aspectos a mejorar de cada uno de los integrantes de los equipos, así como su grado de implicación en los retos acordados, lo cual nos permitirá a su vez establecer planes de mejora personalizados más realistas y efectivos. Esta nueva dimensión nos proporcionará un cúmulo de datos y de sensaciones indispensable para completar nuestra visión del proceso y debería convertirse en el eje vertebrador de cualquier estructura escolar. Como todo proceso de mejora, el tiempo de adaptación y la paciencia son claves para avanzar. La transformación no será sencilla porque es fundamental que los alumnos, a lo largo de todas las etapas educativas, se vayan familiarizando con el método hasta que consigan asimilarlo, pero en el momento en que entiendan que el éxito de su proyecto personal está íntimamente ligado al del colectivo no ya no habrá vuelta atrás. El reto implica la voluntad de llegar a acuerdos y de separar claramente, y por el bien común, el afecto personal de la objetividad a la hora de evaluar el trabajo realizado y es aquí donde habrá que incidir e insistir. Y es nuestra fe en su criterio para poder cuantificar toda la dimensión del esfuerzo realizado en el aula y fuera de ella lo que convertirá a la evaluación en un proceso más justo y menos imperfecto.

Imagen de cabecera: Josean Padro, con la autorización de los participantes.