Cómo trabajar las emociones cada día en clase

Educación 3.0

Uno de los temas más manidos en el mundo de la educación es el Aprendizaje Basado en Proyectos, ABP (o PBL, Project Based Learning en inglés). Una vuelta de tuerca sobre el proceso formativo más tradicional que se ha implantado aulas por todo el mundo, y del quelos expertos han hablado hasta la saciedad exponiéndonos los beneficios de esta nueva metodología.

Pero ¿sabemos exactamente cuáles son los puntos clave del Aprendizaje Basado en Proyectos? Para no olvidarlo y tenerlo siempre en mente, hoy vamos a repasar los grantes hitos del ABP que nunca está de más tenerlos bien presentes para poder aplicarlo correctamente en nuestras aulas.

El alumno toma el protagonismo

Clase con biblia @ PixabayAl contrario que en la enseñanza más tradicional, basada muchas veces en clases magistrales, en el ABP son los alumnos los que toman el protagonismo de la enseñanza. Los que deciden el ritmo y van avanzando en la adquisición de nuevos conocimientos.

El docente debe llevar el guión general de la clase, pero cada proyecto específico —generalmente propuesto por el profesor— será interpretado y desarrollado por los alumnos. Esto implica que serán ellos los encargados de tomar ciertas decisiones, que pueden ser muy valiosas para su presente y futuro.

Es aprender a aprender

El concepto de tomar el protagonismo en un determinado proyecto va acompañado de unanecesidad de aprender a aprender, innata en el ABP. Dado que son los propios alumnos los que deciden algunos parámetros del aprendizaje, también serán los encargados de crecer y evolucionar en este proceso.

Biblioteca con libros @ Pixabay

Ya no se trata únicamente de escuchar y memorizar; en ABP los alumnos deberán investigar y pensar cómo continuar aprendiendo, ya sea resolviendo los contratiempos que puedan ir surgiendo en el proceso de aprendizaje o buscando las líneas para continuar con él. También se abre la posibilidad a que puedan aparecer nuevos proyectos e ideas a desarrollar, según las expectativas de cada uno.

No es por el fin, es por el medio

En la sociedad actual estamos continuamente resolviendo retos y problemas, y el ABP promueve este proceso tan imbuido en nuestras vidas. Que un estudiante tome las riendas de su aprendizaje conlleva a que en un futuro sabrá tomar mejor las riendas de su vida, de su trabajo, o de cualquier otro ámbito.

No es sólo por aprender un terminado concepto del temario de infantil, primaria o secundaria, es porque unos cuantos años después sabrá “recoger lo sembrado” y aprovechar este proceso de aprendizaje en otros ámbitos de su vida, de forma completamente transparente y automática.

La autoestima, la colaboración, las habilidades sociales…

Ejercicio colaborativo @ PixabayLa diferencia entre comer una tortilla de patata que te dan y una que has hecho tú es ese orgullo de haber hecho un buen trabajo. La diferencia entre aprender algo que te dan “mascado” o aprenderlo tras un importante trabajo de investigación también se llamaorgullo y autoestima al haber sido capaz de sacarlo.

Pero no sólo eso. El ABP puede implementarse de múltiples modos, incluyendo proyectos en grupo en los que los chavales deberán cooperar entre si. De este modo podremos promover la colaboración y las habilidades sociales de cada uno, siempre y cuando el docente de la libertad necesario para mejorar estas aptitudes.

El ABP sirve para todo lo que imagines

No es algo que pueda aplicarse sólo a una determinada temática, todo lo contrario: el aprendizaje basado en proyectos es universal y puede adaptarse a múltiples asignaturas, sean cuales sean y con un amplio abanico de edades. Tanto letras como ciencias o las artísticas, la clave es encontrar ese proyecto, esa idea cuya consecución implique la adquisición de nuevos conocimientos.

Y esto se enfoca tanto a las horas que los chavales pasan en el colegio/instituto, como a otras entidades educativas (centros de formación profesional, universidades, talleres…) o incluso cualquier actividad, sea formativa o no. El ABP es universal y todo el mundo puede sacarle provecho.

13 juegos para fomentar la autoestima en el aula: propuestas para trabajar con las emociones y con el lenguaje positivo, entre otros.

Usar un lenguaje positivo y hacer que el alumno se sienta valioso por lo que hace es esencial para su desarrollo

 

La tendencia a centrarse en lo negativo para corregir es un error.

Cada vez más centros, y profesores a título particular, piden herramientas para trabajar las emociones y la autoestima en el aula, como parte de la formación integral de sus alumnos. Puede ayudar a prevenir males mayores, conflictos, casos de bullying y acoso escolar, en ocasiones con un final dramático. Las educadoras de la escuela infantil Arlequín, en Fuenlabrada (Madrid), han realizado cursos para iniciar un programa de inteligencia emocional este año. “Hacemos asambleas donde decimos si estamos contentos o tristes, enfadados o aburridos; trabajamos la empatía y la asertividad”, enumera la directora, Laura Santana.

La escuela de desarrollo emocional y social Afectiva organiza una extraescolar en el colegio público Francisco Arranz a instancias de la asociación de padres y madres de alumnos (AMPA). “Ha de ser una autoestima ajustada y realista; que sean conscientes de sus cualidades y capacidades, pero también de en qué pueden mejorar, de cuáles son sus limitaciones”, matiza Raquel Burguillo, una de las psicólogas del equipo de Afectiva.

“Lo fundamental es pensar lo que decimos a los demás, lo que nos dicen y lo que sentimos”, dice una psicóloga

“No hace falta hacer cosas muy complicadas, a veces basta con consejos pequeños y cotidianos aplicados de manera constante”, interviene Rocío López, maestra especializada en innovación y directora de comunicación del portal Edúkame. Algo tan básico como reconocer las cualidades de los niños. “Tenemos tendencia a centrarnos en lo negativo, para corregir”. Y no caer en lo que los expertos denominan profecías autocumplidas: “No vas a ser capaz”, “Eres un pesado”… El interpelado, efectivamente, termina por no ser capaz y ser un pesado. “Un buen profesor sabe potenciar la autoestima de sus alumnos elogiando los pequeños progresos y esfuerzos realizados; para ello debe usar un lenguaje positivo, hacer que cada alumno se sienta valioso por lo que es, por lo que siente y por lo que hace”, tercia la psicóloga infantil Sara Tarrés, que ofrece varias recomendaciones más: “Ayudar al desarrollo de aptitudes que el niño tenga, fomentar la comunicación, trabajar hábitos de estudio, huir de las comparaciones y etiquetas, evitar resaltar las cualidades negativas delante de otros niños o adultos, criticar de forma constructiva los trabajos realizados”.

El juego, asegura Tarrés, es “primordial para el desarrollo de la autoestima del niño”. A continuación proponemos algunos.

Infantil

Carteles con autoconceptos. El profesor coloca en distintas partes de la clase carteles con cualidades académicas, sociales o físicas. “Soy simpático”, “Juego muy bien al fútbol”, “Soy listo”. Los carteles son como los de algunas publicidades, con pequeñas pestañas con el teléfono del anunciante en su parte inferior. Los niños corren hacia el cartel que creen que los define mejor, arrancan una de sus pestañas y la pegan en un dibujo de ellos mismos que previamente han realizado.

La silla caliente. Un alumno se sienta en una silla y el resto va pasando por delante diciéndole qué le gusta de él o ella, o qué le hace sentir bien. “Vemos cómo algunos se ruborizan o se sienten incómodos; no están acostumbrados a que les digan cosas positivas”, constatan desde el equipo de Afectiva.

Uno de los trabajos del taller de desarrollo emocional de Afectiva.

Juego de las estatuas. Sirve para trabajar las emociones. Mientras suena la música, los niños bailan; cuando para, cada uno debe quedarse quieto, reflejando una emoción en su rostro, y sus compañeros han de adivinar de qué emoción se trata.

Primaria

Reparto de estrellas. Los niños se sientan en el suelo, en círculo. El maestro dice algo positivo de cada uno al tiempo que le entrega una estrella de papel o pegatina. A lo largo de la sesión, cada niño debe decir algo positivo de los compañeros que tiene a ambos lados mientras les entrega una estrella. “Lo fundamental es pensar en lo que decimos a los demás, lo que nos dicen y lo que sentimos”, plantea la psicóloga Sara Tarrés.

Caja del tesoro oculto. El docente esconde un espejo en una caja y explica que dentro hay un tesoro único. “Generaremos así expectativa”, aduce Tarrés. Los alumnos abrirán la caja de uno en uno, sin decir a nadie lo que contiene. Al final, el profesor les pedirá que digan en voz alta qué tesoro han visto, y les preguntará por aquello que ellos creen que los hace únicos y especiales, irrepetibles, maravillosos.

Las gafas positivas. El maestro pedirá a sus alumnos que hagan el gesto de ponerse unas gafas imaginarias y muy especiales, a través de las cuales verán solo lo positivo que hay en el mundo. Cada uno se dibujará en el centro de un folio, indicando su nombre. Estos folios irán pasando de mesa en mesa y los niños, todos con sus gafas positivas colocadas, irán escribiendo cualidades de sus compañeros. “Me ayuda con los deberes” o “Aprende muy rápido”. Es importante que el docente también haga su aportación, firmada. “Estos mensajes alimentarán la confianza del niño a través del reconocimiento de los compañeros y del docente, que es un referente clave en su vida”, sostenía Rocío López en un artículo publicado en la revista Educación 3.0.

Una variante de esta dinámica consiste en que cada niño o niña se cuelga un folio en la espalda con su nombre y el resto escribe cosas buenas de él o ella. Para terminar, todos comparten sus impresiones y emociones en una asamblea.

Juego de mímica. Cada chaval anota cosas que se le dan bien y otras que le gustaría mejorar. A continuación expone, utilizando la mímica, aquello en lo que es bueno, y sus compañeros tendrán que adivinarlo.

Hoy te enseño yo. Actividad que también funciona en secundaria. Se trata de organizar en el aula minitalleres impartidos por los propios alumnos, a los que podrá apuntarse el resto de la clase. Los pequeños profesores diseñarán sus talleres en función de sus propios intereses, mostrando, por ejemplo, cómo hacer un truco de magia, cómo dar muchos toques con el balón sin que caiga el suelo, cuánto saben sobre Star Wars o cómo programar un videojuego.

Secundaria

Hay una carta para ti. Cada alumno escribe tres virtudes y tres defectos que crea tener en una hoja de papel, que guardará en un sobre. El sobre irá pasando por todos los compañeros, que habrán de sumar otras tres cualidades, pero no defectos. Cada alumno leerá todo lo bueno que los demás piensan de él. “El objetivo es que lleguen a entender que todos somos distintos y, si bien todos tenemos defectos, también tenemos muchas cualidades que el resto aprecia”, argumenta Tarrés.

Anuncios de contactos. A la entrada del aula se coloca un folio con dos columnas: en la primera, cada alumno indicará qué puede ofrecer a los demás (enseñar matemáticas, coger las cosas de los armarios más altos); en la segunda escribirá sus necesidades, o qué le gustaría aprender de sus compañeros (clases de dibujo, apoyo en ciencias). “Descubrimos a nuestros alumnos cualidades y capacidades de sí mismos que desconocían o creían no tener, y reforzamos su vínculo con compañeros y maestro, favoreciendo su inclusión dentro del grupo”, dice López.

Véndete. Los chicos y chicas habrán de inventarse un anuncio para venderse a ellos mismos, lo que les supondrá reflexionar sobre sus cosas buenas, para que los demás los compren. Lo expondrán delante de sus compañeros.

¡Fuera etiquetas! La dinámica permite reflexionar sobre las etiquetas, buenas y malas, que vienen impuestas desde el exterior y que nos condicionan. Vago, torpe, desordenado, guapo, empollón. El alumno las escribe en pegatinas blancas y se las va pegando por el cuerpo. Tras una puesta en común en asamblea, decide con cuáles se queda y se quita las que no quiere. “Les ayuda a entender que vale, me han puesto etiquetas y las he aceptado, pero tengo el poder de cambiarlas o quitármelas”, indica el equipo de Afectiva.

Comunidad educativa

Buzón de sugerencias. Que los conflictos no se queden cociéndose en silencio, que los problemas salgan a la luz y se hablen resulta fundamental para detectar a tiempo, antes de que sea demasiado tarde, casos de baja autoestima, bullying o acoso escolar. Desde este convencimiento, el equipo de Afectiva propone un buzón de sugerencias, para todo el centro o por aula, donde los alumnos puedan comunicarse, escribir sus quejas, expresarse sobre lo que les gusta y lo que no de su grupo o de su centro.

Fuente: http://economia.elpais.com/economia/2016/03/17/actualidad/1458211539_319733.html?id_externo_rsoc=FB_CM

Charla sobre Comunicación No Violenta

Charla comunicación no violenta

PONENTE:

PILAR DE LA TORRE

Formadora en Comunicación No Violenta

Certificada por el Center for NonViolent Communication

DIRIGIDO A:

PROFESORADO COORDINADOR DE REDES EDUCATIVAS Y

PROFESORADO REFERENTE DE CONVIVENCIA Y MEDIACIÓN

GRAN CANARIA
23 de noviembre

 

16.30- 18.30 Salón de actos de la Facultad de Ciencias de la Educación (antiguo Magisterio) .

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

 

7 hábitos de las personas emocionalmente inteligentes

“Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo” 

Aristóteles

Una persona emocionalmente inteligente es aquella que tiene la capacidad de manejar los sentimientos propios y ajenos. Esto es la inteligencia emocional, de la que hemos hablado varias veces.

Las personas emocionalmente inteligentes tienen a una serie de hábitos y comportamientos que contribuyen a su capacidad de gestionar sus propias emociones ycomprender los sentimientos de los demás.

1 – Las personas emocionalmente inteligentes prestan atención a lo que están sintiendo

Daniel Goleman identifica la autoconciencia como uno de los componentes clave de la inteligencia emocional. La autoconciencia consiste en la capacidad de reconocer los estados de ánimo, emociones y sentimientos.

Parte de la autoconciencia también implica ser consciente de cómo las emociones y estados de ánimo influyen en otras personas. Esta capacidad de controlar los propios estados emocionales es un requisito básico para la inteligencia emocional.

2 – Las personas emocionalmente inteligentes cómo se sienten otras personas

La empatía es otro de los elementos principales que Goleman relaciona con la inteligencia emocional. La empatía implica la capacidad de comprender las emociones de otras personas.

Con el fin de interactuar con otras personas en múltiples ámbitos de la vida, como en el trabajo o en la escuela, las personas emocionalmente inteligentes son capaces de saber lo que otros están sintiendo. Si un compañero de trabajo está molesto o frustrado, sabiendo lo que siente, se le puede dar una mejor idea de cómo responder.

empatia

3 – Las personas emocionalmente inteligentes son capaces de regular sus emociones

La autorregulación es absolutamente fundamental para la inteligencia emocional. La comprensión de sus emociones es grande por parte de las personas emocionalmente inteligentes, pero no es particularmente útil si no se puede hacer uso de este conocimiento. Por eso, las personas emocionalmente inteligentes piensan, antes de actuar, sobre sus sentimientos. Estas personas están en sintonía con lo que sienten, pero no permiten que sus emociones gobiernen sus vidas.

4 – Las personas emocionalmente inteligentes están motivadas

Las personas emocionalmente inteligentes se sienten motivadas para lograr sus metas y son capaces de manejar sus comportamientos y sentimientos con el fin de lograr el éxito a largo plazo.

Podrían estar nerviosos a la hora de hacer un cambio en sus vidas, pero ellos saben que la gestión de este miedo es importante. Al dar un salto y realizar el cambio, saben que pueden hacer su vida mejor y eso les hace estar un paso más cerca de la consecución de sus objetivos.

5 – Las personas emocionalmente inteligentes tienen grandes habilidades sociales

Las personas emocionalmente inteligentes también tienden a tener grandeshabilidades sociales. Probablemente, esto sea debido, al menos en parte, a que saben estar en sintonía con sus propios sentimientos, así como con los de los demás.

Ellas saben cómo tratar con la gente de manera efectiva, mantener de relaciones sociales saludables y ayudar a los que les rodean a tener éxito.

inteligencia emocional

6 – Las personas emocionalmente inteligentes  son capaces de hablar de sus sentimientos con los demás

Pero, además de ser capaces de hablar de sus sentimientos en público, también están dispuestas a hacerlo. Porque a veces las personas son empáticas y están en sintonía con sus emociones, pero luchan para no compartir estos sentimientos con los demás. Sin embargo, las personas emocionalmente inteligentes no solo entienden los sentimientos, sino que saben cómo expresarlos adecuadamente y, además, lo hacen.

7 – Las personas emocionalmente inteligentes son capaces de identificar correctamente las causas de sus emociones

Las personas emocionalmente inteligentes son capaces de ver la situación e identificar correctamente la verdadera fuente de sus sentimientos. Al principio esto puede parecer una tarea fácil, pero en la realidad no lo es, porque la vida emocional suele ser complicada. Localizar la fuente exacta de los sentimientos puede ser particularmente difícil en casos relacionados con emociones fuertes, como el amor o la ira.

Mejorar la inteligencia emocional

Mejorar la inteligencia emocional es algo que requiere trabajo, pero se puede conseguir. Es más, es completamente necesario si se quiere progresar a nivel personal y mejorar las relaciones con los demás.

Fuente: http://lamenteesmaravillosa.com

Coloquio sobre la empatía en la escuela, en Para todos La 2

Interesante coloquio sobre la importancia de trabajar la empatía en la escuela. Emitido en el programa Para todos La 2. Participan: José María Toro (maestro y autor de Educar con co-razón), David Martín (director de Educación Ashoka ) y Antonio Gómez Rijo (maestro y coordinador en la Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad del Gobierno de Canarias).

10 geniales técnicas grupales para la educación emocional

La educación emocional es un área tan vital e importante en el desarrollo de los más pequeños que se debería trabajar tanto en casa como en el centro educativo. Como primer paso, es necesario hablar y verbalizar los sentimientos (tanto los suyos como los nuestros propios), pero también podemos utilizar actividades en el aula pensadas directamente para trabajar estos aspectos.

Tecnicas grupales educacion emocional | Tiching

A continuación, te recomendamos algunas de las más interesantes, organizadas por área a trabajar:

  1. Autoestima y autoconocimiento
    • Las diferentes caras del yo: El primer paso es conocerse a uno mismo para después aceptarse tal y como somos. Por eso esta actividad se centra en ayudar a los más pequeños a reflexionar sobre cómo son en diferentes ámbitos: en la familia, la escuela, la relación con los demás, etc.
    • El ovillo: Todo un empujón de autoestima, ya que consiste en que los demás nos digan las cosas buenas que ven en nosotros. Muy adecuada cuando nuestros estudiantes no saben valorarse o tienen una baja autoestima.
    • Los tres saltos: Una técnica para recapacitar sobre lo poco que nos valoramos habitualmente a nosotros mismos y cómo frecuentemente podemos conseguir mucho más de lo que nos pensábamos en un primer momento.
  1. Control de las emociones negativas
    • Técnica de la tortuga: Una interesante opción para que los más pequeños aprendan a manejar su ira, que les ayuda a controlar el enfado en el momento en que crean que están a punto de tener un comportamiento negativo impulsivo.
    • Técnica del semáforo: Otra genial manera de aprender a gestionar las emociones negativas es esta técnica, que se basa en asociar los colores del semáforo con las emociones y la conducta.
  1. Empatía
    • El explorador de las emociones: Una actividad para ayudar a los pequeños a desarrollar la empatía y reconocer las emociones ajenas, planteado como un juego de pistas. ¡Lo pasarán en grande mientras aprenden!
    • El valor de la tolerancia: Este juego pretende que los estudiantes tomen conciencia de sus propios juicios y aprendan a respetar los de los demás, basado en debatir en torno a distintas situaciones discriminatorias o conflictivas.
  1. Asertividad
    • Disco rayado: Con esta técnica aprenderás a comunicar tus deseos y sentimientos de una forma tranquila, pero sin dejar que tus necesidades se sometan a las de otras personas, siempre desde la autoconfianza y el respeto al otro.
    • Tortuga, dragón y persona: Para enseñar a los más pequeños a comunicarse de forma asertiva, sin dañar a los demás, trabajando así la capacidad de perder el miedo a expresarse sin ser agresivos.
  1. Frustración
    • “No lo sé”: Técnica que pretende evitar el sentimiento de frustración o el miedo al ridículo que podemos sentir al no saber la respuesta a una pregunta, fomentando la curiosidad por el aprendizaje de cosas nuevas

Y tú, ¿qué técnicas de educación emocional utilizas en tus clases? ¡Compártelas con otros docentes y ayúdanos a mejorar la educación!

Situación de aprendizaje: ¿Y tú de qué te ríes?

Esta situación de aprendizaje integrada pretende que el alumnado se implique emocionalmente de manera activa y desde una perspectiva vivencial partiendo de la presentación de un cortometraje. Dicho cortometraje titulado “¿Y tú de qué te ríes?”, se sitúa en un contexto cercano al alumnado, un entorno escolar. Tras su visualización se intentará detectar las emociones de
los personajes, así como reconocer las vivencias emocionales dentro de dicho contexto y la búsqueda de soluciones. Para la búsqueda de soluciones alternativas, el alumnado representará pequeñas dramatizaciones y hará uso de las TIC desarrollando situaciones de comunicación entre sus compañeros y compañeras. El reconocimiento de las emociones, ajenas y propias, propiciará la conciencia emocional y el desarrollo de la creatividad a través de la búsqueda de soluciones alternativas. Nuestra tarea culminará con pequeñas dramatizaciones al gran grupo y a las familias.

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/emocionycreatividad/files/2015/02/Y-tu-de-que-te-ries.pdf

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/emocionycreatividad/files/2015/02/Anexo-I.pdf

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/emocionycreatividad/files/2015/02/Anexo-II.pdf

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/emocionycreatividad/files/2015/02/Anexo-III.pdf

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/emocionycreatividad/files/2015/02/Anexo-IV.pdf

Anexo V

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/emocionycreatividad/files/2015/02/Anexo-VI.pdf

Situación de aprendizaje: Investigando las emociones

En esta situación de aprendizaje, partiendo del visionado de un corto donde aparecen reflejadas las emociones básicas, vamos a trabajar las emociones y sentimientos a través de una pequeña investigación. Investigaremos sobre diferentes emociones básicas: las definiremos; investigaremos cómo las perciben distintas personas (personas que no conocemos, familiares, personas del contexto escolar,…); identificaremos los indicadores que nos ayudan a percibir que se está experimentando esa emoción (sudoración, gestos faciales,…). Por último las reconocemos en nosotros/as mismos/as en situaciones concretas y elaboraremos como producto final una carta o postal que mostrará que hemos entendido toda la información presentada en las distintas investigaciones de los grupos clase.

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/emocionycreatividad/files/2015/02/Investigando-las-emociones.pdf

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/emocionycreatividad/files/2015/02/Anexo-I-Ficha-de-observacionx.pdf

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/emocionycreatividad/files/2015/02/Anexo-II-Carta-modeladox.pdf

Situación de aprendizaje: Experimentamos con los sentidos

Con esta situación de aprendizaje nos proponemos trabajar las habilidades de percepción de los niños y niñas (Filosofía para Niños), potenciando su capacidad interna de aprehender e interpretar los estímulos exteriores, discriminándolos y reconociéndolos, a través de diferentes talleres en los que podrán identificar sensaciones y hablar sobre los sentimientos y emociones que les producen. Aprovecharemos también para trabajar el respeto a la diversidad, trabajando su capacidad de ponerse en el lugar de… (alumnado que no puede ver, que no puede oír…). Utilizaremos el arte como recurso didáctico para experimentar, recrear, inventar e imaginar.

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/emocionycreatividad/files/2015/02/Experimentamos-con-los-sentidos-y-el-arte-nuestro-pequeno-Guggenheim.pdf

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/emocionycreatividad/files/2015/02/Anexo-I–Modelo-ficha-registro-observacion-asambleax.pdf

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/emocionycreatividad/files/2015/02/Anexo-II–Modelo-ficha-registro-observacion-talleresx.pdf

Situación de aprendizaje: Arte y sentimientos

Escrito por Emociones y Creatividad

Con esta situación de aprendizaje vamos a trabajar las emociones y sentimientos a través del arte. Partiendo de una obra de arte (Madre e hija de Gustav Klimt), adecuada a la edad de nuestro alumnado, haremos que participen en situaciones de comunicación en el aula, manifestando ante sus compañeros y compañeras de manera abierta sus estados emocionales, propiciando una mayor conciencia emocional a medida que avanzamos en el desarrollo de la tarea.

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/emocionycreatividad/2015/02/05/situacion-de-aprendizaje-arte-y-sentimientos-2/

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/emocionycreatividad/files/2015/02/Arte-y-sentimientos.pdf

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/emocionycreatividad/files/2015/02/Anexo-I–Ficha-de-observacion.pdf

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/emocionycreatividad/files/2015/02/Anexo-II–Imagen-de-la-obra.pdf

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/emocionycreatividad/files/2015/02/Anexo-III–Carta-familias.pdf