25 de noviembre: Día contra la Violencia de Género

25-dia-mundial-contra-la-violencia-de-genero

El violeta es el color del feminismo. Nadie sabe muy bien porqué. La leyenda cuenta que se adoptó en honor a 129 mujeres que murieron en una fábrica textil durante una huelga en Estados Unidos en 1908, cuando el empresario, ante la huelga de las trabajadoras, prendió fuego a la fábrica con todas las mujeres dentro, convencido de que no tardarían en salir…pero ante la sorpresa de todos, no salió nadie. En esa misma leyenda se relata que las telas sobre las que estaban trabajando eran de color violeta. En la década de los 90, los colectivos de mujeres adoptaron el lazo de color violeta para denunciar los actos violentos que se ejercen contra las mujeres.

La campaña del lazo blanco nace en Canadá. En dicho país, a finales de los años 80, un hecho  conmocionó a todos: el 6 de diciembre de 1989 fueron asesinadas 14 adolescentes por el solo hecho de cursar una carrera destinada a hombres. El asesino, al grito de “feministas”, se introdujo en la facultad y las mató. A partir de esa fecha un grupo de varones pensó que tenían la responsabilidad de implicarse, e implicar a otros hombres, en hacer algo para que cosas así no sucediesen más, y lo primero era dejar de permanecer en silencio.

En 1999, varias asociaciones de mujeres y hombres en Europa se propusieron desarrollar la campaña del lazo blanco en varios países de la Unión Europea.Esta campaña propugna que no te  quedes callado, sino que denuncies y desafíes a otros hombres a examinar sus actitudes hacia las mujeres. Un hombre que guarda silencio ante la violencia contra las mujeres es parte del problema. Llevar el lazo blanco significa aceptar el compromiso personal de no cometer, permitir, ni silenciar la violencia contra las mujeres.

El lazo blancovioleta quiere unir a hombres y mujeres en la lucha contra la violencia sobre las mujeres. Este lazo blancovioleta quiere manifestar clara y públicamente el compromiso, seas hombre o mujer, de no guardar silencio, de denunciar las actitudes violentas hacia las mujeres, de manifestar la repulsa ante tales comportamientos.

Por todo ello, desde todas las clases se han escrito mensajes de repulsa hacia  la violencia de género en papel blanco  y lo hemos colgado en nuestros lazos gigantes de color violeta, mostrando así nuestra repulsa por cualquier acto de violencia contra las mujeres.