Diario del viaje de inmersión lingüística a Irlanda de nuestros alumnos.

Como habíamos informado hace algunas semanas, un grupo de alumnos de 3, 4º ESO y 1º Bachillerato pasaron en Irlanda una semana (del 2 al 9 de mayo) en una completa inmersión ligüística y cultural en Malahide, Irlanda. Una experiencia que ellos han definido como única. Aquí contamos, a modo de diario lo que hicimos cada día, para que compartan nuestra experiencia y se animen si hay una próxima edición.

Llegamos el sábado por la noche, ya muy tarde y los alumnos se encontraron con la típica bienvenida irlandesa, la lluvia, pero acompañada por la calurosa y cariñosa bienvenida de las familias irlandesas que los iban a acoger durante toda la semana.

aeropuerto ida

El domingo tuvimos nuestra primera visita a Dublín. Acompañados del guía, Mathew, que iba a estar con nosotros durante toda la semana, visitamos los lugares más emblemáticos de Dublín: la Universidad: The Trinity College, The Spire, Crafton Street, O´Connel street el Parlamento, el río y por supuesto conocieron a Molly Malone y como no, Mathew les enseñó la típica canción dedicada a este personaje histórico en Irlanda.  ¿Quieren saber qué canción es? Pues aquí se la dejamos para que la canten. C’mon…sing along with the Dubliners!

foto 2 La visita acabó con los alumnos/as cantando la canción que se llegó a convertir en el himno del viaje ya que siempre que tenía oportunidad la cantaban. Mathew explicó a los chicos y chicas aspectos importante de cada uno de los sitios que visitábamos así que desde el primer día tuvieron una idea general de la ciudad y de su historia.

foto 3foto 4

El lunes, día festivo en Dublín, los alumnos visitaron el parque Phoenix en Dublín, unos de los parques más grandes de Europa y el Zoo. A pesar de la gran caminata que tuvimos que hacer, los chicos/as disfrutaron del día.

 zoo

El martes, los chicos/chicas empezaron las clases en la academia (ICE) Irish College of English con un horario de 9.00 a 1.00, todos los días. El primer día todos pasaron un test para poder agruparlos según el nivel de cada uno de ellos. Los alumnos quedaron divididos en tres grupos según los resultados que habían obtenido.

 colegio 2colegio 1

treasure huntDespués de su primera clase y después de comer el típico snack que las familias les habían preparado, Mathew les tenía preparado una actividad de inmersión lingüística en el pueblo de Malahide, The Treasure Hunt (La caza del tesoro). Los alumnos fueron divididos en grupos y se le dio un cuestionario con preguntas acerca del pueblo de Malahide que tenían que responder. Los alumnos tuvieron que preguntar a los habitantes del pueblo para poder averiguar las respuestas y así ganar el premio final. Para sorpresa de los profesores, los alumnos respondieron positivamente a la actividad, los alumnos preguntaron a todos las personas que encontraban a su alrededor, sin ningún tipo de vergüenza y por supuesto haciendo uso de la lengua Inglesa. La jornada del Martes acabó con una Visita al Palacio de Malahide y con la entrega de los premios al grupo de alumnos que respondieron todas las preguntas.

palacio malahide

El miércoles, después de las clases, tuvieron la oportunidad de aprender a jugar el deporte típico Irlandés, el Hurling. En este caso, dos jugadores de Hurling explicaron a los alumnos los aspectos básicos de dicho deporte para que después lo pudieran practicar. Se lo pasaron muy bien, ¡pero no llegarán a ser jugadores de Hurling!

hurling

El jueves, los alumnos después de clase tuvieron la oportunidad de visitar el Natural History Museum en Dublín. Los alumnos visitaron las distintas salas del museo y pudieron ver las curiosidades culturales de la Historia Irlandesa. A las chicas nos llamó la atención las fantásticas joyas antiguas que se exhibían en el museo y a los chicos los cuerpos momificados que estaban expuestos. ¡¡¡Hay gusto para todo!!! Por la tarde, los profesores y Mathew quisimos que los alumnos tuvieran la oportunidad de conocer unos de los sitios más emblemáticos de la cultura Irlandesa e Inglesa: THE PUB. Al no estar permitida la entrada a menores de edad lo teníamos un poco difícil, pero pudimos hablar con los encargados de uno de los Pub más conocidos de Malahide, el Gibney para que nos dejara visitar el Pub con nuestros chicos/as. Amablemente aceptaron y pudimos visitarlo de 6 a 8 de la tarde respetando unas normas, cosa que no supuso ningún problema. Los alumnos visitaron el Pub y tuvieron la oportunidad de merendar- cenar en un sitio tan propio de la cultura Irlandesa.

pub

El viernes, casi el último día de viaje porque el sábado era día de aeropuerto, el tiempo no nos acompañó para nada. Fue su último día de clase, así que recibieron su certificado que acredita el nivel y el número de horas de clases que recibieron. Muy contentos y a la vez apenados porque la experiencia se estaba acabando se despidieron de sus profesores y del resto de alumnos de la academia. Después de comer, teníamos planeado ir a los Howth Cliff (Los Acantilados) pero la lluvia y el mal tiempo lo impidió. Así que decidimos ir a Dublín para que hicieran sus últimas compras de souvenirs para amigos y familias. Con el cansancio ya presente y con la lluvia que nos acompañó durante todo el día, decidimos que la jornada no acabara muy tarde, ya que los alumnos tenían que estar en casa para la cena de despedida con sus familias y por supuesto para preparar las maletas para el día siguiente.

El sábado regresamos a Gran Canaria. Los alumnos estaban muy contentos con la experiencia vivida, experiencia que sin ninguna duda ha marcado positivamente sus vidas. Para los profesores, después de todo el exhaustivo y duro trabajo y después de muchas horas dedicadas a la preparación y organización dedicadas por el profesor D. José Rodríguez antes y durante el viaje, la experiencia ha sido muy enriquecedora y muy satisfactoria sobre todo a nivel personal porque aunque al final el número de alumnos se fue reduciendo considerablemente y parecía que no se iba a realizar, tenemos la sensación y la certeza de que hemos conseguido y hemos transmitido el objetivo y propósito de la actividad; los alumnos han aprendido y han sido consciente en todo momento que una lengua, sea la que sea se aprende practicándola, que el aprendizaje de una lengua lleva consigo el aprendizaje de una cultura, y por supuesto que viajar es una de las mejores formas para aprenderla.

aeropuerto

Esta entrada fue publicada en Alumnado y Familias, Información de interés y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.