Diario de unas minivacaciones.

Los alumnos de apoyo que participábamos en el taller de cocina, visitamos un maravilloso hotel durante 3 días. Fue una experiencia inolvidable. El primer día al llegar nos hicieron una gran sorpresa, nos enviaron a un hotel de 4 estrellas en lugar del de 3 estrellas que teníamos concertado. Le dimos las gracias a la chica que nos atendió llamada Rosa. Al llegar al hotel dejamos las maletas y fuimos a almorzar, la comida era espectacular, estaba todo como nos imaginábamos. Al terminar fuimos a la piscina del parque acuático de Lago Taurito, nos tiramos de los toboganes y estuvimos varias horas divirtiéndonos y pasándolo bien entre todos nosotros.

Por la tarde fuimos a ducharnos y a prepararnos para ir a cenar, al terminar de cenar fuimos a ver los espectáculos que el hotel ofrecía cada noche. Las vistas y los espectáculos eran maravillosos, lo pasamos genial y solo había pasado un dia, al llegar al hotel nos acostamos a dormir.

Al día siguiente nos levantamos temprano para poder aprovechar el día y desayunar. Al terminar de desayunar fuimos a la piscina, el chico de animación nos ofreció jugar a al tiro con arco y hay que decir que íbamos perdiendo y nos retiramos y pasamos el día en el Lago Taurito hasta la tarde que fuimos a la playa que esta allí cerca donde el profesor Ernesto nos hizo dos colas de sirenas a Selene y a Nayara, y nosotros le gastamos bromas a él. Por la noche nos duchamos y fuimos a cenar, volvimos a salir a ver los espectaculos, sin saber que le íbamos a hacer una sorpresa a Eva, le leímos una carta diciéndole que la ibamos a echar mucho de menos, y que gracias por todo lo que ha hecho por nosotros, se emocionó mucho. Fue una noche que jamás podremos olvidar, al llegar al hotel sin querer le pegamos un susto a Ernesto, nos pasamos toda la noche riéndonos a carcajadas al ver la cara de susto que puso, fuimos a dormir y al amanecer el último día nos levantamos temprano para poder ir a la piscina y aprovechar el tiempo al máximo. Al ser las 12, de la mañana fuimos a preparar las maletas para irnos.

A todos nosotros siempre se nos quedará ese recuerdo. Lo pasamos genial fue un hotel maravilloso y repetiríamos sin pensarlo. Al hotel asistimos Nayara Rodríguez, Selene Caballero, Eva Ruano, Francisco Herrera, Isaac Peñate y Ernesto Guerra.

Solo nos falta decir que gracias a Eva por estar dándonos la paliza cada día con las galletas y dándonos ánimos porque gracias a eso lo pasamos muy bien, y gracias a esas personas que cada día compraban las galletas para poder ayudarnos un poco más a conseguirlo.

salida eva

Esta entrada fue publicada en Alumnado y Familias, Información de interés y etiquetada . Guarda el enlace permanente.