Comunicado del Claustro del profesorado

Otra vez más… la Consejería de Educación

Claustro de profesores del IES Doramas (Moya) 

Como viene siendo normal cada año, el IES Doramas de Moya (Gran Canaria) comenzó el curso 2013/2014 según los tiempos marcados oficialmente por la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias. Con el fin de tener todo a punto, a primeros de septiembre el equipo directivo y el claustro de profesores trabajaron sin tregua especialmente en todo lo que se relacionaba con la elaboración de horarios de grupos y profesores, y el viernes 6 de septiembre se daba por finalizada dicha tarea. El curso podía comenzar.

Para evitar improvisaciones y errores de bulto, ya desde finales de mayo de este año la directiva y la Consejería entran en contacto para ir ordenando el conglomerado estructural del curso venidero. Sin embargo, en esta ocasión, y a pesar de los largos y costosos procesos organizativos descritos, la historia tuvo otros perfiles porque los responsables superiores de la Consejería aludida, una vez empezado el curso, con un gesto de improvisación organizativa suma y de frialdad total ante las problemáticas educativas de nuestros días, muy lejos (otra vez más) del discurso de la calidad educativa que promulgan, llegaron por la vía telefónica a darnos “La Gran Noticia” (más bien sentencia irrevocable), esa que nos ordenaba y mandaba que debíamos suprimir un grupo de 2º de la ESO.

Toda la puesta en marcha del Centro con su planificación, con la organización de grupos, con la nombrada y cansina elaboración de horarios… se llevó a cabo, en tiempo y forma, dentro de los plazos exigidos por la administración educativa. No obstante, echando abajo sus propios discursos y sobre todo sus propias leyes, nuestra Consejería ha vuelto a dar ejemplo de lo que no se debe hacer: aplicar impasiblemente su prioridad por los recortes de plantillas sin consideración de las particularidades y necesidades de cada centro, sin ninguna preocupación por la atención a la diversidad del alumnado, sin un mínimo de respeto al trabajo de los docentes y de los equipos directivos, sin una pizca de sensibilidad ni tino para con los jóvenes que son educados en este y otros institutos damnificados…; promoviendo, eso sí, como uso y costumbre, el hacinamiento del alumnado en las clases, con todo lo que esto supone negativamente para una puesta en práctica digna de la docencia y del aprendizaje.

Desde este claustro de profesores se quiere dejar constancia de la oposición frontal y del desacuerdo absoluto y radical con este tipo de imposiciones nefastas de última hora por parte de los responsables de la Consejería de Educación de Canarias. Estas erradas medidas pasan a ser integradas en el vergonzoso grupo de sucesivas acciones desmanteladoras llevadas a hecho en los últimos tiempos por las administraciones pertinentes, promoviendo así el más que claro deterioro de la enseñanza pública actual, a pesar de que los responsables políticos adornen este fracaso ante los micrófonos con cifras y datos mentirosos, como sabe todo el que se gana el pan en un centro educativo. El grupo de trabajadores de la enseñanza del IES Doramas, insistimos, quiere hacer público este incuestionable desacuerdo con las perspectivas notablemente desenfocadas de estos representantes públicos que han vuelto a demostrar en los últimos días con sus imposiciones a la fuerza, sin temblarles la mano y sin ningún reparo, que la calidad educativa con ellos al frente es simple y tristemente imposible.

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.