SALVANDO LA VIDA DE LAS PERSONAS… MARCANDO LA DIFERENCIA

Por Alejandro Santana (alumno de 1º Bachillerato B)

El día 21 de marzo de 2017 los alumnos y profesores pertenecientes al Comité de derechos humanos del IES Doramas de Moya acudimos a una charla a cargo de Enrique Morones, fundador de Border Angels (Ángeles de la frontera). Se celebró en el Teatro Juan Ramón Jiménez, en Telde, con la asistencia de más de 400 escolares.

Esta organización fue creada en 1986 con el objetivo de ayudar a los migrantes que cruzan desde México hasta Estados Unidos, proporcionándoles agua, asistencia médica… A pesar de que Enrique Morones fue jugador de beisbol, decidió dedicar su vida a esta causa. Ello ocurrió cuando descubrió las pésimas condiciones de vida que tenían los migrantes situados en los cañones del norte de San Diego. Además, Border Angels es partidaria de programas en contra del acoso y la discriminación.

La labor de esta ONG resulta de una gran importancia, ya que se estima que unas diez mil personas mueren en su viaje de México hacia Estados Unidos, ya bien sea para conseguir trabajo y una mejor vida, o para reunirse con sus familiares. Esto les supone una gran dificultad y esfuerzo debido al calor extremo del desierto, provocante de la deshidratación. Ella es la culpable de la muerte de tantos migrantes. Cabe también mencionar el «arduo» trabajo del nuevo presidente de EEUU, Donald Trump, y los guardas fronterizos para que los migrantes nunca lleguen a su objetivo.

Estas duras declaraciones fueron acompañadas por algunas historias. Algunas de ellas fueron alegres y esperanzadoras, como la de un niño que, un año después de que Border Angels salvara la vida de un migrante, le agradeció a Enrique Morones que hubiera evitado la muerte segura de su padre. Otras, en cambio, eran conmovedoras e impactantes. Como la de una mujer que había sido abandonada en el desierto con sus hijos y murió en los brazos de su hijo mayor; y finalmente, ellos dos también fallecieron.

Nos aseguró que, al contrario de lo que muchos piensan, la mayoría de los migrantes que consiguen llegar a EEUU, no son personas problemáticas. Pagan sus impuestos como cualquier otro estadounidense. No resultan un problema para la economía, ni tampoco roban el trabajo de nadie. Solo hacen lo que todos nosotros hacemos: buscar una manera de vivir mejor, con condiciones más humanas.

Al final de la charla hubo una ronda de preguntas. También nos motivó a que fuéramos partícipes de la erradicación de este tipo de injusticias. Para ello debemos alzar la voz. También podremos ayudar a los migrantes de nuestra isla pronto, ya que pretenden que Border Angels tenga lugar aquí también, con la ayuda de voluntarios, pudiendo ser nosotros parte de ellos. Para cualquier tipo de duda, nos informó de que la asociación tenía una página en Facebook, y también nos proporcionó su correo electrónico, enrique@borderangels.org.

           «Para finalizar cogimos la guagua y regresamos al centro, pero no regresábamos como habíamos ido. Regresamos más concienciados, más humildes y habiendo aprendido una lección de vida, <a esa persona que has ayudado, le sirve, aunque solo sea una>» (Adrián Pérez (1º Bachillerato B).

Galería de imágenes (Total: 9 fotos)

Fotos: Miguel Rodríguez

Notas:

  1. El muro de Facebook de la iniciativa «No violencia 2018» publica esta entrada.
  2. «Cáritas» publica un video con el gesto simbólico que realizó al final de la charla. Lo puedes ver aquí: vídeo grabado por Cáritas