VIAJE A TENERIFE. UNA OBSESIÓN Y UNA PALABRA: KÉNOSIS

Por Raúl Castellano (alumno de 3º ESO A)

El pasado 24 de febrero de 2018 el grupo de alumnos de 3º ESO de la asignatura de Educación plástica y visual realizamos un viaje a la isla de Tenerife para visitar la Fundación Cristino de Vera y el Tenerife Espacio de las Artes (TEA).

El principio del viaje comenzó cuando el Fred Olsen zarpó del Puerto de las Nieves a las 8:30 horas, llegando a Tenerife poco más de una hora después. Debido a que la Fundación Cristino de Vera estaba a más de media hora, tuvimos que darnos bastante prisa. Llegamos al tranvía y de ahí fuimos a la Fundación.

Una vez allí, comenzó la guía sobre Cristino. Clara, la directora de la Fundación, nos atendió con gran amabilidad y nos habló de una gran variedad de peculiaridades sobre este artista, como su miedo a la muerte. Este dato nos ayudó a comprender sus obras ya que en éstas se podía observar dicho temor.

Al finalizar la visita y sin descansar, marchamos hacia el TEA. Creo que hablo en nombre de todos cuando digo que la impresión de este lugar fue increíble. Una palabra se nos presenta ante nuestros ojos: Kénosis. Una palabra desconocida para todos que nos invita a vaciarnos, a desnudarnos interiormente para ser conscientes de que no todo lo que nos llega a través de la fotografía o a través de otros medios de comunicación refleja lo ocurrido. La persona que saca una foto elige lo que decir y como.

La exposición terminó más o menos a las 15 horas. Todos estábamos ansiosos por almorzar así que decidimos ir al McDonald’s. Fue bastante reconfortante comer después de todas las actividades que realizamos durante la mañana. Antes de regresar al barco tomamos la decisión de visitar lugares de Santa Cruz de Tenerife ya que disponíamos de bastante tiempo. Gracias a la información que las profesoras nos proporcionaron pudimos darnos cuenta de que muchas calles de esta ciudad están llenas de arte y gran riqueza cultural.

Tras el paseo tuvimos que volver al barco para regresar a Gran Canaria. En el barco muchos aprovecharon para descansar o hablar sobre el maravilloso día que habíamos pasado. Este viaje ha sido una experiencia enriquecedora y bastante divertida. Sin duda quedará grabada en mi memoria para toda mi vida.

Galería de imágenes (Total: 9 fotos)

Fotos: Mónica Pérez