MADRID, UN VIAJE LLENO DE APRENDIZAJE Y DIVERSIÓN

El grupo, al completo, en el parque de El Retiro

Por Ingrid Henríquez (alumna de 1º Bachillerato A)

Fue un lunes a las 3.45 de la madrugada cuando empezábamos esta experiencia, algunos con caras de cansancio, como yo, por ejemplo, y otros con un entusiasmo que no cabían en sí mismos. Los profesores nos habían dicho que a esa hora deberíamos estar en la cuesta del IES Doramas, en Moya, para dejar las maletas y coger la guagua que nos llevaría al aeropuerto.

Ya allí, cogimos el vuelo a las 7 y llegamos a Madrid a las 10.30, hora canaria, allí eran las 11.30. Pasamos a recoger las maletas y nos fuimos directos a coger la guagua que nos dejaría en el hotel Sterling, en el que posteriormente nos instalaríamos con mayor comodidad. Dejamos las maletas en un cuarto y fuimos a almorzar y a hacer una visita turística por los lugares más importantes de Madrid. Finalmente, llegamos al hotel, nos instalamos, nos duchamos y fuimos a cenar. Aquí terminaba nuestro primer y más agobiante día del viaje.

Visitamos Toledo, la ciudad de las tres culturas

El segundo día fue uno de los más culturales ya que fuimos de visita a Toledo. Pudimos ver una fortificación de piedra, ubicada en la parte alta de la ciudad, utilizada como palacio romano en el siglo III y posteriormente restaurado, el Alcázar y muchos sitios más. A las 20 horas nos vestimos con nuestras mejores prendas y fuimos a ver la obra de El Rey León, en el teatro Lope de Vega.

El tercer día y uno de los más lúdicos, fuimos al centro comercial Xanadú e hicimos una actividad nueva para casi todos, esquiar en una pista de esquí en el interior del centro, llamada Madrid Snowzone. Al terminar tuvimos un par de horas para comer y hacer algunas compras.

Casi al final del día visitamos el parque de El Retiro, donde nos separamos en tres grupos diferenciados en función de cuanto queríamos caminar. Los que estaban cansados y necesitaban descansar se fueron con Conchi a tumbarse a la sombra mientras en los otros dos grupos de Miguel y Gregorio fuimos a visitar distintas partes de El Retiro. Yo formaba parte del grupo de Gregorio y fuimos a visitar el Palacio de Cristal donde nos sacamos bastantes fotos.

Pero aquí no acababa nuestro día, nos quedaba la visita al estadio Santiago Bernabéu.  Una visita llena de emoción y también de bromas de las personas que llevaban la camiseta del club rival, el Barcelona.

El Parque Warner, emoción y adrenalina

Cuarto día y el más divertido, no solo porque nos dejaron dormir una hora más, que también, sino porque íbamos al Parque Warner. Legamos temprano, el parque abría a las 11.30 y nos tocaba esperar un ratito, obviamente se nos hizo un poco larga la espera, pero al abrirse cada uno dejó sus cosas en la taquilla y ya estábamos listos y en grupos para irnos a disfrutar de las atracciones. A las 14 horas nos volvimos a reunir en la entrada del parque para recoger los tickets de la comida y poder seguir divirtiéndonos.

Al llegar al hotel estábamos cansadísimos, fuimos a cenar y directos a ‘’la cama’’, lo pongo entre comillas porque a algunos todavía les quedaban fuerzas para estar en las habitaciones de sus compañeros hasta que el profesor decidiera que era hora de irnos a dormir y cada uno debería irse a sus respectivas habitaciones.

Visitamos el Museo del Prado, que cumple 200 años

Último día, nos despedíamos con pena de esta maravillosa experiencia, pero todavía nos quedaba visitar el Museo del Prado. Allí nos encontramos con nuestra guía de siempre, María Luisa. Nos dividimos en dos grupos, unos nos quedamos con María Luisa y otros se fueron con Marisol.

Llegábamos al final, pero primero iríamos a almorzar y a tener nuestra horita de compras por Gran Vía. A las 17 horas estábamos en el hotel para recoger las maletas y marchar al aeropuerto para tomar el vuelo a las 19.30. Llegamos a Gran Canaria a las 22.30 aproximadamente y ya estaban esperándonos nuestras familias para poner el broche de oro a esta aventura, que tuvo algún que otro contratiempo, pero como se dice en estos casos… ‘’lo que pasa en Madrid se queda en Madrid».

 OTROS TRES VIAJEROS OPINAN

En el estadio del Real Madrid

«Este viaje para muchos ha sido el mejor de nuestra vida, ya que hemos reído y disfrutado en grupo y aprendido a convivir con gente. Una experiencia inolvidable» (Antonio Vega).

«En mi opinión el viaje ha sido muy gratificante. Los profesores han estado atentos en todo momento y nosotros con su ayuda hemos aprendido a defendernos mejor en un sitio en el que no estamos acostumbrados a manejarnos. Creo que hemos disfrutado y aprendido a partes iguales además de mejorar nuestra comunicación, respeto y convivencia con el resto de compañeros. Madrid ha sido una excusa perfecta para aprender, compartir, disfrutar, convivir y traer mil historias hasta aquí»(María Hernández).

«Puedo asegurar que este viaje me ha enseñado, entre otras cosas, a convivir, conocer y a descubrir lo maravillosas que son las personas de las que me rodeo. El día 29 de abril del 2019 nosotros llevamos un poquito del IES Doramas a Madrid. Ahora traemos una parte de Madrid al IES Doramas y a nuestras vidas, porque esta experiencia siempre quedará en nuestras memorias» (Anabel Quintana).

Galería de imágenes (Total: 62 fotos)

Fotos: Miguel Rodríguez