Como redirigir el curso para acabarlo bien

Como redirigir el curso para acabarlo bien.

Tras el primer trimestre, cuando los niños no han alcanzado los resultados deseados, los padres buscan asesoramiento. Suelen preocuparse, no saben qué hacer cuando sus hijos han empezado regular el curso… en definitiva, quieren saber cómo pueden encauzarlo.

El ambiente educativo familiar es fundamental a la hora de la adaptación del hijo al colegio; quizá esta adaptación aún no ha logrado producirse por completo.

Cómo favorecer el ambiente familiar

Lo primero que debemos saber es que el ambiente educativo familiar es fundamental a la hora de la adaptación del hijo al colegio; quizá esta adaptación aún no ha logrado producirse por completo. ¿Cómo colaborar para ello? Seguiremos unas sencillas reglas:

Conocer bien a nuestro hijo y el momento evolutivo en el que se encuentra. Es necesario que los padres tengan en cuenta sus actitudes y su carácter, puede que esté atravesando una etapa de cambios y le cueste concentrarse.También es importante estar atentos a su entorno: Colegio, deportes y actividades que determinan sus núcleos de amigos.En casa es determinante que aprenda sus responsabilidades y compromisos previamente definidos dentro de la familia.El éxito escolar es el resultado de un todo que forma parte de un clima familiar que contribuye a formar la responsabilidad del niño y su deseo de superarse.

No es conveniente rechazar la realidad y racionalizarla pensando que ya mejorará porque en este problema el tiempo perdido resulta decisivo.

Motivación y orden en el estudio. ¿Cómo ayudar desde casa?

Facilitarles un lugar adecuado para “estudiar”, a ser posible siempre el mismo, que favorezca la atención y evite el despiste (debe estar recogido y ordenado).Ayudarles a definir el trabajo que tienen que hacer sin dejarlo en manos del capricho o de la improvisaciónPensar con ellos cómo pueden realizarlo.Comprobar el resultado y si no vale, repetir de nuevo.Evitar las interrupciones de hermanos, amigos o producidas por llamadas telefónicas frecuentes.Seguir muy de cerca los progresos y dificultades escolares y ayudarles dentro de nuestras posibilidadesSi a pesar de todas estas recomendaciones las cosas no marchan bien, debemos buscar ayuda. Empezaremos en el mismo colegio y si en él no pueden resolverlo consultar con un psicopedagogo o un psicólogo hasta llegar al fondo del problema y poner los medios adecuados para resolverlo. No es conveniente rechazar la realidad y racionalizarla pensando que ya mejorará porque en este problema el tiempo perdido resulta decisivo.

Ana Roa, pedagoga

https://roaeducacion.wordpress.com/
http://vivelavidaanaroa.com/vivelavida.com/index.html
http://elyoinfantilysuscircunstancias.com/Index.htm Sigue leyendo