Ciudad de la Justicia, torre 4

Con la intención de buscar situaciones reales que nos permitan trabajar con nuestro alumnado experiencias in situ en el entorno laboral de personas relevantes de la vida pública, el pasado día 4 de abril, previo concierto con la titular del Juzgado de Menores número 1, Reyes Martel, trazamos nuestro rumbo hacia la Torre 4 de la Ciudad de la Justicia, lugar en el que una vez pasados los controles pertinentes, nuestro grupo de 3º ESO- B, acompañado por la Dirección y Vicedirección del centro, tuvo la oportunidad de asistir como público a varios juicios de menores, escuchando las audiencias con curiosidad y cierta impresión, al tiempo que vivía la seriedad del proceso en absoluto silencio.

            Este grupo se enfrentaba, durante la celebración del juicio oral, a realidades cercanas que les permitía realizar una escucha activa de lo acontecido en torno a los jóvenes citados en el transcurso de la mañana, cuyas vidas han cambiado desde el momento en que han generado un conflicto por el que han acabado recibiendo una medida mediante programas formativos, culturales, tareas socieducativas, etc…, evitándose medidas privativas de libertad. Este público joven conocía cada caso tratado a través de la lectura de la magistrada, Reyes Martel, que hacía los incisos pedagógicos necesarios para invitar al alumnado a plantear sus dudas.

            Nuestro joven interlocutor pudo conocer en directo el escenario de celebración de los juicios durante el trámite de la audiencia y las partes que lo conforman, escuchando un vocabulario diferente para asistir, posteriormente, a un juicio por lo penal, un juicio extenso y dilatado en el tiempo que les ha permitido conocer las diferencias con los procesos de menores en el desarrollo de la intervención judicial, así como el endurecimiento de las penas, dadas las edades de los acusados, pero manteniendo  la atención y completamente centrados en el desarrollo del proceso con absoluta madurez y saber estar. Se estima que esta experiencia les servirá como un nuevo recurso con el que ir conformando su madurez crítica así como el análisis de un proceso que ensanchará sus horizontes en su tránsito evolutivo como ciudadanos, dentro de las opciones que nos permite, a nivel educativo, el área de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos.

            Agradecer a la magistrada, Reyes Martel, la facilidad para que esta acción educativa pudiera llevarse a cabo, destacando la enorme implicación en su trayectoria profesional con los menores para los que busca soluciones partiendo de la raíz del problema.

Reyes Martel ahonda en la situación de cada joven con la intención de recuperar valores perdidos que permitan adecuar las medidas a cada realidad, de forma que estos jóvenes no se queden fuera del sistema y encuentren la confianza y afectos perdidos. Cuenta con un equipo técnico especializado que analiza las circunstancias del menor al que se pretende devolver, mediante medidas preventivas, la seguridad en sí mismo, con la finalidad de que este vuelva a retomar las normas y disciplina que le van a permitir vivir en sociedad, al mismo tiempo que asume su compromiso desde el momento en que muestra su conformidad al finalizar el proceso. De esta forma se le da una oportunidad de reconducir nuevamente su conducta e iniciar un camino de superación personal.

Begoña Crespo

(Vicedirección)