La Vida en Positivo

Un año más comparte experiencia en nuestro centro, Eduardo Martínez, triatleta profesional cuyo destino cambió tras un accidente surgido mientras entrenaba con su bicicleta.
Con la intención de que nuestro alumnado tomara conciencia poniéndose en el lugar del otro, y teniendo en cuenta las barreras arquitectónicas, así como las barreras de comunicación y las barreras mentales, Eduardo, una vez más logra interactuar con el alumnado y compartir su transitar a raíz de su accidente, convirtiéndose en corredor de handbike, al tiempo que comparte su día a día y sus dificultades, alentando al alumnado al respeto en la práctica del deporte y evitar situaciones de riesgo.
Una vez más agradecemos a Eduardo Martínez su presencia y su enorme fuerza de voluntad,como referente del deporte inclusivo en las islas.