Campaña de concienciación y normalización social

Bajo el lema «Yo también soy diferente», se ha llevado a cabo  el 16 de mayo, en las instalaciones de nuestro centro educativo, una campaña  sensibilización  con el fin de promover la   inclusión de personas con discapacidad y diversidad funcional a través de unos talleres que han trabajado en torno a la idea de que las limitaciones siempre van a depender del entorno,así como de  las  barreras físicas y las psicológicas, tratando en todo momento que el alumnado se pusiera en la piel de quienes  padecen una discapacidad.
Para ello un colectivo representante de varias asociaciones ha trabajado con el alumnado en torno a cinco talleres rotativos que han permitido un primer gran acercamiento a las diferentes discapacidades. Desde el taller de Discapacidad física, en el que han podido realizar un circuito en silla de ruedas, con la colaboración de miembros de ASPASYM, ASENECAN, ADACEA Y APEM, hasta un taller de Discapacidad Mental en el que la asociación Espiral junto al Programa Insular de Rehabilitación Psicosocial sensibiliza al alumnado en relación a  las enfermedades mentales y sus estigmas sociales, para continuar la trayectoria de la jornada asistiendo a un taller de Discapacidad Auditiva en la que diversas asociaciones como FUNCASOR, FASICAN y la Asociación de sordos de Gran Canaria los pone en contacto con el día día a día de las personas con esta discapacidad, conociendo las barreras de comunicación e iniciándose en el alfabeto dactilográfico, al tiempo que se eliminaban los  mitos en torno al colectivo con esta  discapacidad auditiva.
Participa también este alumnado en un taller de Perros Guía como representantes de la Discapacidad Visual a través de la ONCE,y la asociación de usuarios de Perros Guía de Canarias, AUPCAN. En esta ocasión Silvia y Abel informaron acerca de su discapacidad y la función  de sus perros guía, al tiempo que se reconocían las funciones de estos grandes animales  en sus vidas como un avance que les permite desenvolverse y desarrollar sus profesiones cada día, venciendo así sus propias limitaciones y permitiendo la mayor sensibilidad de un alumnado que entendía que las limitaciones se las pone cada uno desde el momento en que no lucha por superarse.
El circuito acaba con un taller de Discapacidad Intelectual, en la que asociaciones como ADEPSI y SOMOS TEA informaron al alumnado, por una parte de la APP Mefacylita desarrollada por la Fundación Vodafone España, que pretende mejorar la calidad de vida y la autonomía personal  través de un entorno web; y por otra parte, se informa de la accesibilidad de las TICs, presentándose algunos de los recursos utilizados en ADEPSIS vinculados a un aprendizaje que permita la mayor accesibilidad cognitiva.
Bajo la coordinación de Elena Rodríguez  Fominaya, como técnico superior y psicóloga desde el Área de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Las Palmas, así como la coordinación de la Vicedirección de este centro, estos talleres se han llevado a cabo con regularidad y provecho insistiendo en la mayor sensibilización y normalización social de las diferentes discapacidades porque «Todos somos diversos, todos somos diferentes».
Agradecemos la enorme implicación de las diferentes asociaciones y sus miembros para que todo se llevara a cabo con puntualidad en el desarrollo de unas jornadas en la que el equipo de docentes, el encargado de mantenimiento, conserje, así como el equipo directivo ha trabajado de manera solidaria y cooperativa facilitando el desarrollo de estas jornadas de concienciación.
La Vicedirección.

Participación Ciudadana

El pasado 17 de mayo, Carlos Fungairiño, Policía Nacional y Delegado de Participación ciudadana, aceptó el reto de ser entrevistado por el alumnado de las Aulas Enclave que, con guión en mano, acabó haciendo la entrevista de forma espontánea y distendida ante la mirada atenta de Carlos, que reconoció el sentirse de lo más orgulloso en el terreno profesional al haber salvado la vida de tres personas que, hoy día, siguen recordándole su intervención y trabajo en el cuerpo policial al que pertenece. Habla de violencia y medidas y reconoce a este alumnado que la maldad existe y no va a desaparecer ;lo único que se puede hacer es reducirla, en relación a las amenazas por las que se interesan sus interlocutores.
En el desarrollo de la entrevista , comenta que en  este país hay dos sectores que se protegen mucho a sí mismos. Por un lado, los médicos;y por otro, los jueces. En la policía no ocurre lo mismo, la amenaza no existe porque a ellos les pagan por evitar delitos y en su ámbito no lo han amenazado, aunque sí en la calle. No se arrepiente de haber desempeñado esta  labor, una  vez superada  la oposición.
Antes de dedicarse a la labor policial,trabajó en el  registro de la propiedad durante 10 años y lo abandonó al aprobar sus oposiciones. Siente vocación por su trabajo y declara que quien hace uso de la ley tiene la opción de usar la fuerza.
Concluye la entrevista con una pequeña sesión de fotos, mostrándose cariñoso y cercano con un alumnado que deja claro, una vez más,  el desarrollo de sus capacidades sin limitación alguna en el área comunicativa al desarrollar su sentido de la iniciativa, su interés y su inquietud por seguir avanzando en su tránsito a la vida adulta, eligiendo como protagonista de su trabajo en el aula a Carlos Fungairiño, a quien agradecemos su sentido de la lealtad y su enorme sensibilidad con estos alumn@s que, una vez más, elevan su enorme potencial y su gran escala de valores en un contexto en que han sabido liderar entre tod@s esta situación de aprendizaje,  como referente para este centro educativo.