Día de Canarias

Con motivo de la festividad de nuestra comunidad canaria el alumnado del centro participó en varios actos organizados por las Aulas Enclave, el grupo de teatro y el área de Música.
Ha estado presente en este acto la lectura de» El Quijote» llevada a cabo por el alumnado de las Aulas Enclave que cada día da mayor ejemplo de actitud y constancia en el trabajo, continuándose con una interpretación teatral de corte reflexivo, titulada «Cada uno», que nos invitaba a aislarnos de la   superficialidad para adentrarnos en el AMOR como fuente y base de la comunicación.  Interviene luego el alumnado de 1°B con un recital en el que declamaron poemas de Miguel Hernández, Josefina de la Torre y Federico García Lorca. Concluye el acto con la actuación del alumnado de Música que baila una berlina para continuar con el toque de unas Isas, y la instrumentalización del tema «Somos costeros» y un Tajaraste.
La implicación y trabajo de este alumnado bajo la coordinación del profesorado de Aulas Enclave, así como el trabajo del grupo de teatro coordinado por Gloria Demetrio y las actuaciones del área de música al mando de Alberto Díez, dejan una muestra más del trabajo en equipo y colaborativo en la línea de la solidaridad constante, en este caso con motivo de la fecha simbólica de celebración de nuestra comunidad canaria, día 30 de mayo, día de Canarias.

FASICAN, Federación de asociaciones de personas sordas de Islas Canarias

Puntual, como ya han demostrado en el desarrollo de las jornadas sobre discapacidades celebradas el pasado 16 de mayo, esta asociación comienza su intervención compartiendo la diversidad de la comunidad sonora con el alumnado de Aulas Enclave y 4°ESO.
Con curiosidad y entusiasmo transcurre está jornada en la que este alumnado conoce las barreras de comunicación y realiza
sus preguntas de forma espontánea.
Como ayudas humanas logran hacerse entender mediante el uso de lengua de signos, requiriendo en  una charla  dos intérpretes porque es necesario un cambio entre ellos y han de cumplir un código ético, así como unas normas que permitan la comunicación. El intérprete ha de ir de oscuro para evitar el despiste en el desarrollo comunicativo, al tiempo que debe haber un mediador comunicativo que permita la  adaptación en los contextos para que la persona sorda comprenda.
La lengua de signos es una lengua natural con estructura propia, así como gramática y léxico. Utiliza el canal visual y gestual para comunicarse pero no es una lengua mímica. Esta lengua no es universal y se crea a través de los valores, tradiciones y culturas de cada lugar. Cada país tiene su lengua de signos y se convierte en un idioma. Interesante y práctico el tema de esta charla que provoca la magia de los interlocutores que acaban improvisando la lengua y practicando. Asombrosa la participación e implicación del alumnado durante el desarrollo de esta intervención.
Agradecemos esta nueva posibilidad que nos ha dado la Asociación de personas sordas de Gran Canaria al regalarnos parte de su tiempo, ofreciéndose a venir cada vez que se necesite en favor de la mayor sensibilidad de estas personas con una discapacidad auditiva, mediante un trabajo que ha dejado un amplio referente para nuestro alumnado curioso y comprometido con el tema de la audición.

Mujeres empaquetadoras de tomate

Domingo Viera, autor de libro que representa a estas mujeres, inicia la charla explicando al alumnado el proceso de empaquetado del tomate. Este trabajo se ha hecho porque sobre estas mujeres no hay nada escrito. Para ello han recorrido Canarias durante dos años y han logrado entrevistar a unas 83 mujeres que han compartido la historia y experiencia vividas en su época. Vemos un documental de cómo vivieron su vida en estas empresas tomateras e impactan los testimonios compartidos.
Se trata de un tomate muy codiciado por los ingleses y exportado de América.
Trabajaban la zafra de octubre a mayo y vivían en espacios muy estrechos sin agua y luz. Vivían a golpe de martillo mientras organizaban los ceretos, clasificando los tomates por tamaño. Organizaban todo por camada y las mujeres empaquetadoras estaban numeradas para, si había una mala clasificación, tenerlas identificadas. Se trabajaba de pie y sin poder hablar dada la presión de los capataces, viviendo condiciones laborales lamentables.
Hoy en día con la incorporación de las máquinas la situación ha mejorado sobre todo porque los trabajos más duros los hacían las máquinas,que cargaron aún más, a las mujeres. Tuvieron muchos problemas de cotización porque no tenían reconocida la seguridad social. De 100 mujeres sólo 30 ó 40 mujeres tenían seguro.
Los encargados eran como eran, según ellas, porque cumplían su papel con absoluto machismo porque recibían órdenes, pero no había consideración.Mujeres esclavizadas que hoy día no tienen un hueso sano porque hacían un trabajo muy duro. Lavaban de noche y no tenían tiempo para ellas; la acequia era el lugar de encuentro de lavado. Toda la familia trabajaba en los almacenes y alguna vez sacaban tiempo para ir al cine o a la fiesta del barrio.
La situación cambió con los años cuando, reunidas en Tafira en un centro de las Javarianas, empezaron a hablar y a adquirir conciencia de clase. Empezaron a ver la explotación a la que fueron sometidas y sintieron curiosidad política. «Forilla» era el código entre ellas en el momento en que empezaron su lucha reivindicativa y su interés político. Organizadas, llegaron a lograr la media jornada laboral y empezaron a verse los primeros atisbos de igualdad sindical y laboral. Hoy día, gracias así lucha y tesón, forman parte de la historia de Canarias, como auténtico referente de lucha para las jóvenes generaciones.
El alumnado de forma espontánea entrevista a estas mujeres y muestra absoluta curiosidad por sus formas de vida, lográndose un final muy ameno al mostrar curiosidad por las situaciones de maltrato y violencia a las que estas mujeres fueron sometidas sin justicia alguna que las amparara.
Agradecemos la presencia y testimonio de Domingo Viera y de sus tres compañeras por compartir un legado que, sin lugar a dudas, queda en la memoria de este alumnado y profesorado como referente de lucha y esfuerzo por la igualdad de condiciones laborales entre ambos sexos, una lucha que han ganado y que reconocemos desde el respeto y la admiración.
(Vicedirección)

Se ha tenido el detalle de realizarse una donación al centro de 15 ejemplares del libro para la biblioteca del centro. Muchas gracias.