Ciencias y artes iluminan la noche del IES Arencibia Gil

Alumnos visitando la exposición
Alumnos visitando la exposición

Diversos son los motivos por los que algunos jóvenes dejan el instituto al acabar la enseñanza secundaria. Pero cuando se trata de encontrar razones para seguir adelante con su formación, todos coinciden en que las necesidades de un mundo laboral exigente y complicado, la fe en el progreso y el afán de superación son los tres motores que les impulsan a continuar, tras la mayoría de edad, con las enseñanzas superiores.

No lo tienen fácil. Las responsabilidades familiares y labores propias de un adulto hacen que el rendimiento de las clases se vea en ocasiones mermado. Sin embargo, el empeño, el mejor aliado de los estudiantes, consigue que la inmensa mayoría de las personas que asisten a las clases superen con éxito el Bachillerato. Es destacable la manera con la que este alumnado con una mano toma apuntes y con la otra giran el mundo. Este es el perfil del alumnado del bachillerato nocturno del IES José Arencibia Gil.

Por ellos, en el presente curso escolar, el profesorado que da clases a estos grandes estudiantes, consciente de sus demandas e implicado en su proceso de formación, está desarrollando, de manera entusiasta y exquisitamente coordinada, un proyecto basado en actividades complementarias que engloban las distintas disciplinas del saber. El objetivo primordial es propiciar una formación integral en la que se vea claramente que las asignaturas no son compartimentos estancos independientes unas de otras; sino diferentes maneras de conocer el Universo y el Hombre. Estas actividades tratan de dinamizar el centro continuamente, para que no decaiga en ningún momento la motivación de sus estudiantes.

Dentro de este marco de trabajo, en el horario de noche del IES José Arencibia Gil, aparte de las clases y de los materiales que se cuelgan en la red, se organizan charlas de orientación académica y laboral, técnicas de relajación, visitas culturales, concursos, campañas de solidaridad y diferentes actividades relacionadas con las efemérides del calendario.

En esta misma línea, el pasado jueves 6 de marzo el alumnado de 2º Bachillerato Nocturno del IES José Arencibia Gil, acompañado por dos de sus profesores, han dejado por un día las presiones de las clases en el aula y han salido para aprender cómo el arte y la ciencia se unen para reflejar un aceleradísimo progreso que no es ajeno a ningún mortal. Su destino fue el Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología. Allí además de aprender cuestiones sobre biología, astronomía y tecnología, apreciaron los paisajes de nuestras islas y sus noches, que esconden un cielo único. Todo ello lo descubrieron en una magnífica exposición donde se combina la belleza estética, la ciencia y las más novedosas técnicas fotográficas. Bajo la atenta mirada de los asistentes y dentro de un sofisticado planetario, un especialista explicó el mapa celeste que se ve desde Canarias y las interpretaciones que de él hacían nuestros antepasados. No solo eso, una película en 3D sumergió a todos en las profundidades del océano. De ahí salieron empapados de conocimientos.

Ahora toca participar activamente en esta fusión de la ciencia y arte. Y es que el grupo que ha acudido a la visita participará, con muchas ganas de ganar, en el VII Concurso de Cuentos de Ciencias convocado por el museo visitado. La información recibida allí será la fuente de inspiración que marcará la originalidad de su obra.

Alumnos visitando la exposición
Alumnos visitando la exposición

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.