Coordinación Didáctica·Plan de Formación·Profesorado

Preguntas frecuentes sobre la programación con un enfoque competencial de los aprendizajes

Help-iconCuando estoy creando la situación de aprendizaje no se cargan determinados formularios. Los veo en blanco.

En primer lugar, recuerda que debes utilizar como navegador la aplicación Internet Explorer. La reconocerás fácilmente por su icono. Se trata de una «e»… como la de la imagen que mostramos a continuación:

Internet-Explorer-icon

Ten presente que en el centro hemos trabajado unas cincuenta personas simultáneamente, por lo que compartimos el ancho de banda de la conexión a Internet a partes iguales. Esto significa que parte de la información que debe llegar al navegador Internet Explorer puede quedarse por el camino, lo que se traduce en formularios que no cargan, formularios que se ven cortados, acciones de clic sobre determinados botones que no parecen funcionar, etc.

En este caso, puede optar por:

  1. Recargar el formulario. Para ello puedes pulsar la tecla F5 del teclado o hacer clic en el icono «Refrescar» o «Recargar página del navegador».recargar
  2. Intentar abandonar el formulario para volver a acceder a él nuevamente. Para ello debes hacer clic en el botón «Cancelar».

Esta situación no se da cuando uno trabaja desde casa porque todo el ancho de banda de la conexión a Internet se utiliza por una o pocas personas. Sin embargo, te encontrarás con problemas similares en los periodos de evaluación ya que en esos días se conectan miles de docentes a las mismas bases de datos de la aplicación web de ProIDEAC-Ekade.


Cuando creo una secuencia de actividades… ¿escribo una actividad con muchas sesiones o varias actividades con pocas sesiones?

En opinión de quien escribe (José Miguel), es recomendable «cortar menudo» para facilitar la comprensión de la programación de aula y organizar mejor la secuencia de actividades. Es preferible no consignar dos actividades, cada una con 10 sesiones, para consignar 10 actividades que duren 1 ó 2 sesiones cada una.

Esto permitirá que podamos detallar más qué tipo de agrupamientos, qué productos, etc. vamos a utilizar en cada sesión de trabajo. Si utilizas una o dos actividades para una situación de aprendizaje que se extiende mucho en el tiempo, no podrás reflejar la variedad de condiciones que has previsto.


¿En qué consiste la justificación de la situación de aprendizaje?

En el documento n.º 13 de la formación del módulo cero de ProIDEAC del curso 2012-2013 podemos encontrar la siguiente explicación: «Justificación y descripción de la propuesta y relación con el PE y otros planes, programas y proyectos del centro«.

No hay una norma escrita para el apartado «Justificación». No obstante, parece evidente que en este apartado debemos aportar información que explique por qué hemos decidido diseñar esta o aquella situación de aprendizaje en el contexto del área o materia, pero sin olvidar que programamos para un determinado alumnado, en un determinado contexto, en una determinada zona geográfica, etc. En otras palabras, debemos contemplar la relación que se da entre la situación de aprendizaje diseñada y las intenciones educativas que perseguimos en nuestro centro.

Puedes consultar el Proyecto Educativo en esta misma web y en la intranet del centro:

Proyecto Educativo del IES LOS CARDONES


Cuando tengo que enseñar temas complejos a mi alumnado (como «La Revolución Industrial»), ¿qué opciones tengo para trabajar con el alumnado?

Puedes utilizar diversas metodologías. Durante la sesión explicamos someramente dos técnicas, con diferente nivel de directividad en función de tu experiencia en su aplicación.

Una de las metodologías es la investigación monográfica. Con ella el alumnado puede trabajar colaborativamente o cooperativamente: o todos los grupos de clase trabajan el mismo tema o trabajan temas diferentes. Tú debes decidir qué forma de trabajo es más conveniente en cada momento.

La otra metodología que hemos citado es la Webquest. En este caso se trata de una técnica que se basa en el aprendizaje por descubrimiento, también de una manera parcialmente guiada, utilizando fundamentalmente los recursos de Internet. Puedes leer más en WIKIPEDIA. Una búsqueda simple del término «webquest» en Internet te devolverá miles de resultados interesantes.


¿Qué es lo más importante en una Situación de Aprendizaje?

En la programación didáctica de aula, conformada en torno a situaciones de aprendizaje, todo es importante. Sin embargo, la secuencia didáctica es vital: sin ella, no podemos desarrollar la actividad docente con el alumnado. Esta secuencia debe partir del contexto del alumnado y del centro, del propio currículo, de los recursos (materiales, proyectos de innovación, etc.) y espacios del centro (tanto internos como externos).


¿Qué es un producto? ¿Ya no puedo realizar exámenes escritos?

Aunque será motivo de otra sesión de formación, las herramientas e instrumentos de evaluación – en el argot de ProIDEAC… «los productos», son elementos clave: con ellos definimos cómo vamos a recoger la información que nos permitirá calificar los aprendizajes (criterios de evaluación) y evaluar de esta manera el grado de adquisición de las competencias básicas y de los objetivos planteados. No es necesario definir unas herramientas generales en la programación didáctica general (aunque yo lo hago), porque en cada situación de aprendizaje debemos explicitar cuáles serán nuestras herramientas para evaluar los aprendizajes. Y, naturalmente, estas herramientas serán diversas. Debemos trascender (no eliminar) de las pruebas escritas: con frecuencia solo permiten saber si el/la docente ha enseñado y si el alumnado ha memorizado. Sin embargo, es posible elaborar pruebas escritas (de cualquier tipo: objetivas, de respuesta larga, etc.) que nos permitan conocer objetivamente si el alumnado está aprendiendo, elaborando adecuadamente las preguntas (el contenido y la forma de haces las preguntas) teniendo presente los criterios de evaluación y su concreción (en la terminología LOE serían los subcriterios de evaluación que conforman los larguísimos criterios de evaluación que tenemos en el currículo; en la terminología LOMCE serían los estándares de aprendizaje evaluables).

Los productos deben ser adecuados a la secuencia didáctica: los graduamos según dificultad, deben tener un carácter informativo lo más objetivo posible, deben ser registrados (es decir, si necesitamos volver a revisarlos, debemos tenerlos guardados en algún sitio físico o virtual), etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.