Alumnos recorren el camino de Abicore

11083716_671127509660481_2853765689050892907_o

     El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través de la Fundación Santa Cruz Sostenible,  y en colaboración con la Universidad de La Laguna, ha estado poniendo en práctica, en los últimos años, un proyecto para recuperar los caminos tradicionales del Parque Rural de Anaga. Con este proyecto se pretende generar un turismo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Recuperar los senderos patrimoniales supone recuperar parte de la historia de Canarias, ya que fueron las primeras vías de contacto y unión entre pueblos.

     El plan contiene una propuesta de recuperación y promoción del camino denominado “Abicore”, que enlaza las dos poblaciones históricamente más importantes del macizo de Anaga: San Andrés y Taganana. Este sendero permite incorporar en la ruta dos elementos patrimoniales de importancia como es la Hacienda de Cubas, situada en el barranco de El Cercado, que alberga uno de los mayores palmerales de la Isla y la casa parroquial de Taganana, edificada en el siglo XVII y en ruinas desde que se produjo su abandono en 1995.

     Este “Camino de Abicore” es el que los alumnos de 3º ESO hicieron el pasado 30 de abril, acompañados de su tutora Tana Hernández y de su profesor de Educación Física Francisco Morales. La actividad incluía las explicaciones de expertos y de un vecino que vive en la zona. Los voluntarios de Protección Civil estuvieron pendientes de profesores y alumnos en todo momento.

     Los alumnos redactaron la siguiente crónica de la actividad realizada:

“El jueves 30 de abril, recorrimos parte del camino de Abicore, antiguo sendero que unía San Andrés con Taganana. En esta actividad nos acompañaron dos guías, protección civil, el profesor de Educación Física y nuestra tutora.
Comenzamos el recorrido cerca del Bailadero en dirección a Las Mercedes. En el punto donde se divide el sendero, empezamos a caminar en dirección a San Andrés. Por el camino, los guías nos fueron explicando lo que había significado este camino para nuestros mayores, las diferentes profesiones ligadas al camino (recogedor de leña, pescador, …). También comprobamos cómo el monte ha ido recuperando su vegetación, una vez que se ha dejado de cultivar en la zona.
Poco después nos presentaron a Don Norberto, de 78 años, el único vecino que vive en el sendero. Nos contó muchas anécdotas interesantes y también nos relató cómo era su vida de joven; por ejemplo, cuando bajaba a San Andrés para ir al cine.
A lo largo del camino nos fueron explicando cosas interesantes sobre la vegetación, sus características y usos en la vida cotidiana. Un ejemplo es el uso de la corteza de sauce para bajar la fiebre o que la presencia de juncos indica agua. Varias veces cruzamos el curso del agua que llevaba el barranco. Hicimos una parada para desayunar junto al agua, rodeados de sauces canarios. Era un lugar muy agradable.
El camino terminó en el Palmeral, uno de los tres palmerales más grandes de Tenerife, y luego seguimos hacia el instituto.
La experiencia ha sido muy bonita, enriquecedora y, sobre todo, un descubrimiento maravilloso. Ninguno de nosotros había recorrido antes el camino de Abicore y la mayoría no sabíamos que teníamos tan cerca un lugar tan especial, lleno de tradición y esencial para la vida de nuestros mayores”.

     (Para más información sobre este camino, pinchar aquí. Si quieres conocer el orígen del topónimo “Abicore”, pincha aquí. Te dejamos el enlace al Facebook de Fundación Santa Cruz Sostenible, donde hay una reseña de esta actividad).

     Les invitamos a ver la siguiente presentación donde se puede apreciar la belleza del paisaje a lo largo de todo el camino:

2 comentarios en “Alumnos recorren el camino de Abicore

Responder a vicente Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *