Concurso de relatos SAN MATÍAS

Se publican los relatos ganadores del CONCURSO DE RELATOS SAN MATÍAS:

PRIMER PREMIO: El último león blanco

Autora: Tatiara Chinea Jerez de 1º Bachillerato C

 

El último león blanco

Por fin estoy aquí después de todo lo que me ha costado. Después de meses y meses trabajando todos los días al salir de clase en una tienda de discos y los fines de semana en el bar de mi padre. Al fin he podido viajar a África y estar en frente de tan espectacular especie, el león blanco ¡Mira que mis compañeros me dijeron que nunca lo encontraría! Que era imposible, que los leones blancos ya se habían extinguido. Incrédulos…¡Me alegro tanto de no haberles hecho caso cuando me dijeron que era una locura viajar a África! Porque yo tenía razón, el único león blanco que queda en la Tierra está justo delante de mis ojos ¡Y es tan bello! Es más hermoso de lo que me imaginaba. Basta su proximidad para adorarle, aunque sé que no debo acercarme mucho a él. No puedo creerme que por fin vaya a ser mío. Un ejemplar estupendo para mi colección. Dicen que estos leones son como ángeles caídos del cielo debido a su hermoso pelaje color blanco. Tiene un poco de sangre en su boca, así que deduzco que ya se ha merendado a algo o alguien y espero no ser yo el siguiente. Debo ser muy preciso y silencioso. De lo contrario, soy hombre muerto. No me acercaré más, dispararé en la distancia para que no note mi presencia ¡Vamos allá! Me incorporo mejor, ajusto el objetivo y me concentro en el animal. Cuando por fin lo tenga, regresaré a Madrid con una sonrisa de oreja a oreja. Mis padres estarán orgullosos de mí, mis amigos me aclamarán, seré reconocido por todos y puede que incluso pueda impresionar a Almudena y declararme a ella de una vez. Será el comienzo de todo, el comienzo de una nueva etapa para…

El estruendo sigue retumbando en mi cabeza, tanto que me ha hecho perder el conocimiento por un instante ¿Qué está pasando? Recupero la vista como puedo y me doy cuenta de que no está ¿Dónde está el león? ¡Es imposible que haya desaparecido en tan solo dos segundos! Lo mejor será levantarme. Lo veo, está tumbado en el suelo, sin ni siquiera respirar. Se encuentra inmóvil, casi tanto como yo ahora mismo. Su pelaje ahora no se encuentra blanco ya que a su alrededor hay un baño de sangre. Finalmente me doy cuenta de que, dos milésimas de segundos antes de que yo disparara con mi cámara fotográfica, un maldito bastardo disparó con un rifle de alta precisión. Así que ahora le digo adiós no solo a mi carrera fotográfica, sino también a la extinción del último león blanco.

Tatiara Chinea Jerez 1ºBachillerato C -Tinea.

 

 

SEGUNDO PREMIO: Escapar

Autora: María Serichol Fumero de 2º Bachillerato B

 

 

Escapar

La única palabra que resonaba en mi cabeza en ese momento.

Y sólo podía pensar en correr, en dejarlo todo atrás, sin pensarlo dos veces.

Y eso hice.

Corrí.

Tan rápido como mis piernas me permitían.

Y quemaba, pero no me iba a perdonar si paraba, si desistía en mi huida.

Y no paré, seguí y seguí hasta que me era casi imposible respirar.

Cuando levanté la mirada no me desagradó hasta dónde había conseguido llegar, y cuando miré hacia atrás, una sonrisa cubrió mi cara.

Estaba lejos del mundo, aunque no tan lejos como hubiera deseado.

Al volver la vista al frente decidí continuar, un poco más, y adentrarme en esa calma que tenía ante mis ojos.

Era precioso. Un lugar realmente espectacular. Podías ver toda la ciudad desde allí y aun así no te sentías oprimida y el aire era puro.

Encontré un banco y me senté mientras recuperaba el aliento.

Cuando mi respiración volvió a la normalidad, mi curiosidad me obligó a conocer un poco más el lugar, y sus habitantes. Así que me levanté y empecé a caminar, arrastrando los pies, y a imaginar la vida de toda aquella gente.

El nombre de la primera, Rosa Suárez. ‘Cuando se te separa de un ser querido, el recuerdo de su sonrisa es la mejor manera de seguir adelante’.

Tomás Ramos. ‘Cuando nací todos reían y yo lloraba. Viví de tal manera que ahora todos lloran y yo río’.

Gustavo Domínguez. ‘Estúpido’

María del Mar González. ‘Estoy con estúpido’

Historias incompletas yacían en ese suelo, historias de finales esperados, y otras no tanto.

Y en mi mente seguía la misma palabra, dando vueltas una y otra vez sin descanso.

Escapar.

¿En qué lugar mejor que aquí?

Visualicé todos los nombres a mí alrededor, uno por uno, hasta que me decidí.

Me acerque al borde de la colina donde en un pequeño pedestal se hallaba escrito un ‘¿Hay vida después de la muerte?’

Y con esa pregunta remplazando la jodida palabra que me atormentaba, me marché, para averiguar, si era verdad que había vida después de la muerte.

¿La respuesta?

Sólo la sabrás de una forma.

Visitando ese precioso lugar, apartado del mundo pero no tanto.

María Serichol Fumero. 16 de abril de 2017