Vivir la adolescencia en familia

“Vivir la adolescencia en familia” es un programa que promueve la convivencia familiar. Los materiales están diseñados por la Asociación Hestia y la ULL, financiado por la Consejería de Educación. El origen de este programa fue en el curso 2009/10 y se ha implementado en Cataluña, Castilla La Mancha, Tenerife y Gran Canaria en centros educativos, ayuntamientos, asociaciones vecinales, etc.

Es un programa de apoyo psicoeducativo que favorece competencias parentales y promueve el desarrollo personal: autoestima, seguridad, habilidades personales.

Está destinado a padres y madres con hijos entre 11 y 14 años. Para familias preocupadas por el cambio que su hijo o hija está mostrando o mostrará con la adolescencia. Para aquellos que acuden a las citas del tutor o la tutora y manifiestan cierta alarma por no saber qué hacer. Se recomienda que el grupo sea heterogéneo, entre 15 y 20 personas.

Con este programa se pretende destacar el protagonismo de la familia y estimular la reflexión sobre las ideas de los padres y madres respecto al comportamiento educativo con los hijos, sus expectativas sobre el desarrollo y su papel como educadores. Es una orientación práctica dirigida al entrenamiento de pautas concretas de actuación, inspirándose en la metodología experiencial porque se trabaja con estudios de casos y con muchas imágenes

Módulos del curso: • Acercarnos a la adolescencia • Más allá del conflicto familiar • Hacia un estilo de vida saludable en la familia • Comprometidos con la continuidad escolar • El camino hacia el centro escolar.

Los padres y madres participantes en el programa tendrán derecho a la correspondiente certificación oficial de asistencia por un total de 30 horas, debiendo asistir, al menos, al 85% de las sesiones.

Se desarrolla en el Instituto en horario de 16:30 a 18:00 h con periodicidad semanal.

Objetivos generales

1.– Apoyar y potenciar la tarea de ser padres y madres y la vivencia positiva de la adolescencia.

2.– Promover el desarrollo personal de padres y de adolescentes.

3.– Favorecer los factores de protección y reducir los de riesgo mediante el incremento del apoyo social y la satisfacción de las necesidades a múltiples niveles.

4.– Favorecer la coordinación de este programa con otros programas, recursos y actividades que complementen su eficacia

Objetivos específicos

1.– Ayudar a los padres y madres a identificar los cambios más importantes de los chicos en este momento de transición

2.– Aprender a desplegar estrategias de socialización que mejoren la convivencia familiar y promuevan el entendimiento mutuo

3.– Orientar a los padres para que promuevan estilos de vida saludables y buenas relaciones con los compañeros

4.– Promover la relación familia-escuela, la motivación y el logro escolar.

Competencias parentales

1.– Desarrollo personal

2.– Competencias educativas

3.– Autonomía personal y búsqueda de apoyo social

4.- Competencias sociales.

El coordinador y dinamizador del programa es el orientador del centro que cumple una función de acompañamiento, asesoramiento, apoyo y modelaje para los participantes; colabora, en todo momento, con los padres y madres y participa en las tareas educativas mediante el refuerzo de sus capacidades educadoras, de su implicación en la educación y en el centro.