Regalos no sexistas y no violentos

Clica en la imagen para obtener la información completa

Actualmente los videojuegos son el regalo más demandado por la población joven. La mayoría cree que el uso de videojuegos no influye en su concepción de la realidad, en sus creencias y valores, en sus comportamientos, y en sus relaciones con quienes les rodean. Este tipo de entretenimiento envía señales muy fuertes sobre lo que significa ser mujer y ser hombre, reforzando los estereotipos de género. Muchos chicos jóvenes, de la misma manera que las chicas jóvenes, pueden llegar a creer que los personajes extremadamente eróticos representan el “símbolo de la mujer ideal”.
Estas imágenes pueden afectar a la capacidad de autoestima de las chicas, así como a la idea que ellas tienen de su puesto en el mundo. Además, estas imágenes también influyen en lo que esperan los chicos de las chicas y en cómo se relacionan con ellas. De la misma manera, los personajes masculinos musculados y agresivos pueden hacer que los chicos y chicas vean en ellos modelos de belleza y comportamiento que de forma inconsciente desearán imitar.

Hay juegos y regalos que tienen una gran carga de estereotipos de género. La Navidad nos brinda una oportunidad más para poder romperlos y así poder construir una sociedad más igualitaria entre hombres y mujeres. Debemos tener presente que el regalo que hagamos a nuestras hijas e hijos transmitirá siempre valores; los regalos y los juegos también educan.

CONSEJOS
■ Nuestras hijas e hijos están expuestos a demasiada publicidad.
■ Intentemos desarrollar el espíritu crítico para que puedan identificar los estereotipos de género, presentes en los juegos y regalos.
■ Reflexionemos con nuestras hijas e hijos sobre sus preferencias a la hora de escoger sus regalos.
■ Elijamos regalos de carácter «neutro», aquellos que no supongan discriminaciones por género.
■ A la hora de elegir los juegos, potenciemos aquellos que favorezcan la cooperación y el trabajo en equipo, y que supongan un afianzamiento de valores en igualdad y no de violencia.
■ Eduquemos para que aprendan a resolver los problemas de forma positiva, constructiva y creativa.
■ Adecuemos los regalos a la edad de cada adolescente.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.