Músicas recuperadas

Estas presentaciones pretenden recuperar músicas, compositoras y obras musicales que hayan sido olvidadas o, siendo actuales, no son conocidas por el público general. Ello puede ser debido al paso del tiempo, las modas, o las circunstancias de la sociedad de su tiempo. Abre cada imagen para acceder a toda la información, pinchando con el botón derecho en una nueva pestaña.

Algunos ejemplos del trabajo del alumnado, extraído de las imágenes superiores. Para mayor información y acceder a los códigos QR puedes abrir cada una de las imágenes, pinchando con el botón derecho en una nueva pestaña.


Wanda Landowska Varsovia, Polonia, 5 de julio de 1877 – Lakeville, Estados Unidos, 16 de agosto de 1959. Fue una clavecinista y pianista polaca de gran renombre en el final del siglo XIX y primera mitad del XX. Amiga y colaboradora de Manuel de Falla, en los años 20 del siglo XX estuvo en España en varias ocasiones dando conciertos. Falla y el grupo de artistas granadinos entre los que se encontraba Federico García Lorca asistieron a sus recitales y la acompañaron en su estancia en la ciudad. Se formó musicalmente en su ciudad natal, pero pronto se trasladó a Berlín para seguir estudiando. Empezó a ser conocida en 1900 tras su traslado a París. Se casó con Henry Lew que, además de su marido, fue su compañero en sus investigaciones sobre la música barroca y del siglo XVIII que dieron lugar al libro La música antigua (1909). El clavecín se convertiría en su instrumento y se hizo fabricar uno que estrenaría en un festival de Bach en 1912 y que la acompañaría en muchos conciertos. Creó una escuela de música antigua e hizo construir una sala de conciertos en Saint-Leula- Fôret donde interpretó las Variaciones Goldberg, obra capital de Bach que había pasado estudiando años. Gran parte de su vida trascurrió dando conciertos por toda Europa y Norteamérica. En 1940, tras la invasión de Alemania, se exilió a Nueva York. Apenas llevó ningún objeto personal con ella creyendo que aquello iba a ser algo pasajero. Tras la recuperación de los objetos que habían sido confiscados por los nazis en su casa parisina, se ha recuperado también su correspondencia con Manuel de Falla. Landowska se considera una de las responsables de la recuperación de un instrumento antiguo como el clave y de su rico repertorio. Encargó a compositores de su época como Falla obras para este instrumento y formó a muchos intérpretes interesados en la música antigua.

Elisabet Jacquet de la Querre. Nació el 17 de Marzo de 1665 en île Saint en París (Francia), falleció el 27 de Junio de 1729. Ella fue una compositora y clavecinista. Es su movimiento es música clásica y el Barroco. Su género es la opera. El instrumento que ella toca es el clavecín. Fue una mujer con un gran talento para la música, tanto con su instrumento, como compositora.
Perteneció a la música Barroca. A parte de su maravillosa voz. Ella desde su infancia, destaca como niña prodigio. Cuando ella solo tenía años, llamó la atención de Luis XIV. Cuando ofreció al monarca un concierto de clave. En su casa escribió una educación exquisita. Era conocida como Pequeña maravilla. Sus primeras composiciones eran pequeñas obras dramáticas y se interpretaban en la corte, como si fuera pequeñas óperas. Posteriormente, en París siguió dando conciertos con un gran éxito, mientras su fama crecía, todos los grandes músicos acudían diligentemente a oírla tocar el clave. Destaca sus obras Jeux à l´honneur a la Victoire de 1691. Uno problemas personales la mantuvieron alejada de los escenarios, pero en 1707 reapareció con la publicación de una colección de sonatas. En esta época compone primordialmente para violín. Ella fue una de las pioneras en componer Sonatas en Francia. Su maestría y su sensibilidad extraordinaria en el estilo italianizante de sus sonatas para violín. Crea inteligentes sucesiones armónicas, dando forma a los diversos registros estilísticos, adelantados a su época. Aitana González Gámez

Paul Whiteman, también llamado Pops (Denver, 28 de marzo de 1890-
Doylestown, 29 de diciembre de 1967), fue un director de orquesta estadounidense y violinista de jazz tradicional. Alcanzó junto a su formación, la Whiteman Band, gran popularidad en los años 1920 por sus tabajos en el mundo de las variedades y el music hall. En 1924 dirigió el estreno de la obra “Rhapsody in Blue” que había encargado al compositor George Gershwin. Por su grupo se dieron a conocer solistas como Bing Crosby, el cornetista Bix Beiderbecke, los trompetistas Harry Busse, Red Nichols, Andy Secrest y Bunny Berigan. También trombonistas como Bill Rank, Jack Teagarden o Tommy Dorsey, los saxofonistas Frankie Trumbauer, Jimmy Dorsey, el violinista Joe Venuti, el guitarrista Eddie Lang y la cantante Mildred Bailey. Fue una de esas figuras clave en la historia de la música que por un motivo y otro no han llegado a superar el paso del tiempo. A los 17 años ya era primer viola de la Orquesta Sinfónica de Denver y siete años después paso a la de San Francisco. Estuvo presente durante la Primera Guerra Mundial, que para cualquiera del momento suponía grandes perjuicios. Whiteman intentó alistarse al ejército y fue rechazado por sobrepeso, aunque aun así consiguió un puesto como director musical en una banda de la marina. Whiteman se inició en el mundo del Jazz con la formación de su orquesta, creando un éxito arrollador, iniciando el movimiento que daría en llamarse Big Band, de la que fue pionero. En una época de absoluto racismo hacia la raza negra, hasta la música estaba dividida “por colores”.Whiteman fue aumentando su fama en la música afroamericana hasta el punto de tener el apodo “El Rey del Jazz”. El problema ocurre cuando, en un acto de igualdad, Whiteman quiso separar las barreras entre las dos razas, creando más problemas que soluciones, haciendo que su obra fuese denigrada y despreciada. En resumen, Whiteman pasó de ser una referencia indiscutible a ver su nombre borrado de los libros de música durante la última parte de su vida, que acabó en 1967. Su apellido no le fue de gran ayuda para deshacerse de sus despreciaciones, la verdad…
Adrián Hernádez Perdomo

Pablo Sarasate
Calificado en su época como «el mago del violín», Pablo Sarasate logró concitar en el siglo XIX la admiración de toda Europa por sus cualidades interpretativas. Escritores como Arthur Conan Doyle lo mencionaron en alguna de sus obras, y pintores como Whistler lo retrataron. Nació el 10 de marzo de 1844 en Pamplona (España). Su padre fue un músico militar del que recibió los primeros conocimientos. Ya había dado su primer concierto en La Coruña a los ocho años. Fue admitido en el conservatorio de París. En Francia consiguió el premio de violín y solfeo en 1857. Al finalizar sus estudios obtuvo otro premio en Armonía. Entre sus obras destacan los Aires bohemios (1863) y Danzas españolas. Realizó numerosas giras por Europa, América y Oriente. Algunos compositores le dedicaron obras como el Concierto En Fa Menor, y la Symphonie Espagnole del compositor francés Edouard Lalo. La reina Isabel II de España le regaló un Stradivarius (instrumento de cuerda construido por un miembro de la familia italiana Stradivari) que le acompañaría en casi toda su larga carrera.
La vida profesional de Sarasate cobra sentido en el marco de la música española y también francesa. De ésta porque en Francia estudió y celebró sus conciertos más famosos, con los que se dio a conocer en el resto de Europa; y, en el caso de la música española, porque solía viajar a España durante los sanfermines para dar conciertos multitudinarios.
Su maestría con el violín era de tal calibre que no le hacía falta ensayar. Sólo afinaba las cuerdas y el siguiente sonido que salía de su instrumento era la ejecución de la obra. Este hecho está recogido por muchos de sus contemporáneos. Todos los violinistas admiraban a Sarasate. Con una gran presencia escénica y elegante despertó auténticas pasiones (tanto musicales como personales). Es importante recuperar su música porque como compositor, sigue siendo hoy en día uno de los autores favoritos en los repertorios de muchos grandes solistas. Celia Lucía Hernández de León.

Florence Foster Jenkins recibió lecciones de música en su niñez y pronto expresó su deseo de viajar al extranjero para continuar estos estudios que tanto deseaba realizar. Su padre no quiso pagarle el pasaje, así que se fugó a Filadelfia con Frank Thornton Jenkins, un médico que más tarde se convertiría en su marido y su apoyo, a pesar de este amor se acabaron divorciaron. Tras su llegada a Filadelfia empezó a ganarse la vida como maestra y pianista, cosa que tanto amaba. Después de la muerte de su padre, Jenkins heredó una suma de dinero que le permitió comenzar su sueño que era crear una carrera musical como pianista, habiendo sido antes disuadida por sus padres y su antiguo marido, pero esto no le impidió realizar su sueño. Entró a formar parte de la vida musical de Filadelfia y más tarde de la de Nueva York, donde fundó y financió The Verdi Club, tuvo lecciones de canto y empezó a dar recitales, siendo su primero y más especial en 1912. La muerte de su madre, cuando Florence tenía 60 años, le proporcionó libertad y recursos adicionales a la hora de perseguir sus objetivos. Finalmente Florence consiguió realizar su sueño y ser reconocida por lo que era (una mujer valiente) tuvo el valor de seguir a delante como mujer sin importarle las opiniones de los demás y hoy en día es reconocida por el valor que tuvo. Daura Suárez Quintero

Pilar Jurado nació en 1968, en Madrid. Es una soprano española. También es compositora y directora de orquesta, con actividad en múltiples géneros musicales. Fue titulada superior por el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid en los estudios de canto, piano, composición, dirección de orquesta, musicología y pedagogía musical. A los ocho años ingresó en el Conservatorio, en donde ha cursado estudios de piano, canto, composición, musicología, pedagogía musical y dirección de orquesta. Su formación es plural, como la de casi todos; pero su dedicación profesional a la música lo es también, y ya no es tan frecuente leer en el curriculum de una brillante cantante que es profesora de Contrapunto y Fuga, o comprobar que esa mismo brillante cantante es compositora con muchas cosas que decir.
Ha actuado junto a las orquestas más importantes del mundo, como la London Symphony Orchestra, la Orquesta Nacional de España, la Orquesta Sinfónica de Strasburgo, la Orquesta Filarmónica de Helsinki y la Orquesta de la Deutsche Opera Berlin. Entre los premios que ha recibido a lo largo de su carrera destacan el Premio Ojo Crítico de RNE, el Premio SGAE de Composición Musical, Top Woman of the Year 2011 de las Artes de los Glamour Awards, Mejor Voz del Año 2013, el Premio Internacional Madrid Woman’s Week 2014, y el Premio Excelentia a la Cultura 2018. Thalía Pérez Rodríguez.

Nelly Furtado
Nelly Kim Furtado, también conocida como Nelly Furtado, nació el 2 de Diciembre de 1978 en Canadá. Es hija de inmigrantes portugueses. Su iniciación en la música fue a los nueve años cuando, aprendió a tocar el trombón, a los once el teclado y ya componía canciones cuando apenas tenía 13 años. Su carrera comienza cuando, con 18 años, se presentó a un concurso de nuevos talentos en Toronto. Allí encuentra a su actual manager, que también representa a los Philosopher Kings, uno de los mayores superventas en Canadá. Dos miembros de este grupo, Gerald Eaton y Brian West, producen su primera maqueta, Whoa, Nelly, que integra una selección de estilos e influencias de Nelly: rap, pop, jazz y un poco de blues. Los resultados son bastante dignos, pero no acaban de cuajar; Nelly, aún en el colegio, está pendiente de un viajen a Europa y de un curso de escritura creativa. Sin embargo, los dos miembros de los Philosopher Kings inisten y la cantante firma un contrato con DreamWorks Records. Sin embargo, desde el 2017 que estrenó su disco The Ride, Nelly Furtado desapareció de la escena. Durante ese tiempo, la intérprete de Turn off the Light afrontó su divorcio con Demacio Castellón, lo que afirman, le impidió hacer la promoción de dicho álbum. “Estar en la cima de mi carrera fue emocionante, pero me cargué demasiado. Después de todo era una madre tratando de mantener una relación. Lloré en el escenario”, comentó Nelly en una entrevista para la revista ELLE.
Con un aspecto diferente, Nelly Furtado realizó algunas presentaciones y se le vinculó sentimentalmente con Hodgy Beats. Sin embargo, no ha hablado sobre el tema, puesto que actualmente prefiere vivir en la tranquilidad de su hogar y su familia en su natal Canadá. La cantante también ha eliminado sus fotografías de su cuenta de Instagram y su Facebook no lo actualiza desde el 2018. Pese a esto, en ocasiones acude a algunos eventos con fines benéficos. Esta cantante tiene una extensa gama de géneros musicales, desde canciones en castellano de pop y pop latino, a canciones en inglés de hip hop y R&B, aparte de esto es una compositora con letras profundas que consiguen alegrar el día. Mar González Pérez


Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.