La isla feliz de Juan José Mendoza

juan jose mendoza 01 Hemos tenido la fortuna de poder realizar un encuentro entre el escritor Juan José Mendoza, autor de la obra La isla feliz, y nuestro el alumnado de 2º de bachillerato. En él pudieron compartir las impresiones que la obra causó en ellos y escuchar sus críticas literarias.

Desde la biblioteca nos gustaría animar al resto del alumnado a aproximarse a dicha obra a partir de la lectura de una de las críticas realizada por una de nuestras alumnas, Alba Navarro:

“El amor en la novela juega un papel fundamental, pues podemos observar que toda la trama gira en torno a él. Pero, como es lógico, no es el único tema presente en la obra, pues también destacan otros como el valor de la amistad, las tradiciones, la música, los celos, la naturaleza… El amor se encuentra reflejado en diversas actitudes de los personajes durante toda la obra, y podemos distinguir diversos tipos de amor que se señalarán a continuación. Por una parte, destaca el amor entre las parejas. este tipo de afecto en la novela no es nada idealista, pues no hay una sola pareja en la historia que sienta un amor profundo hacia la otra persona. Por ejemplo, tanto en el caso de la madre de Blanca Jiménez, como en el de su abuela, podemos apreciar que ambas sufren al no ser correspondidas por sus respectivos maridos. Así mismo, Blanca padece el mismo mal con su marido Amalio Morera, pues éste comienza a alejarse poco a poco de su familia. En la novela los devaneos amorosos cobran gran importancia, sobre todo, en la familia Morera, donde Amalio le es infiel a su esposa con una prostituta, con una señora casada con un capitán de la Guardia Civil, e incluso con su cuñada soltera, tomando además actitudes impropias con una señorita peninsular. Pero éste no es el único caso de infidelidades que se relatan, pues todos los hombres del pueblo, o casi todos, son infieles, desde los más pobres y humildes hasta los más ricos como José del Castillo. Por otra parte, se puede apreciar el amor entre padres e hijos. el ejemplo más claro de este tipo de afecto es el que siente Blanca Jiménez por sus ocho hijos. La mujer de Amalio se aferra a que debe cuidar de sus hijos y del ambiente familiar, lo que le sirve, en cierto modo, de vendaje para no aceptar que la relación con su marido se ha hecho añicos. Blanca también refleja este sentimiento cuando sufre la pérdida de sus dos hijos cuando aún son pequeños, mal que tanto ella como Amalio achacan a un maleficio realizado por la abuela de la mujer. no se debe olvidar que Amalio también quería a sus hijos, aunque la relación con éstos no era la mejor debido a su distanciamiento por rumores que le desprestigiaban. También podemos distinguir el amor entre amigos, que se encuentra reflejado en la amistad existente entre Amalio y Telesforo.  El dueño del camión constituía el apoyo fundamental de Amalio, la única persona con la que el hombre de aspecto nórdico podía mantener una conversación. Ambos se ayudaron mutuamente durante toda la historia, llegando incluso a crear un plan, junto con Zoilita (la comadre de Telesforo), para ayudar al nieto de ésta que se encontraba perseguido por la Guardia Civil por ser un rojo. Por último, se puede apreciar el amor entre las personas y los animales. Cuando Palomo, el caballo de Amalio, fallece el hombre queda sumergido en un profundo pesar, aunque esta tristeza no se debía únicamente a la muerte de su caballo, pues, desde que marchó su amante, Amalio no volvió a se la misma persona de antaño. Por todo lo anterior, el amor constituye el eje central sobre el que gira toda la obra, aunque la mayoría de loas veces se trata de un amor truncado que nunca llega a alcanzar todo su esplendor. Este se debe a que este sentimiento se veía afectado por otros más negros que afloraban poco a poco como si se tratase de hierbajos. Lo podemos apreciar además de en los casos tomados como ejemplo anteriormente, en la actitud que se muestra entre Felisa y su hermana Blanca, pues, a pesar de ser hermanas y de estar enormemente unidas, Felisa se debate entre aconsejar a su hermana acerca de su matrimonio con el fin de que no viva engañada y entre los celos que siente porque ella no tiene una familia ni un esposo. En definitiva, la novela se basa en los amores  de los diferentes personajes, cuyos sentimientos son los que marcan el transcurso de la historia relatada en Isla feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *