MANIFIESTO CONTRA LAS LGTBI-FOBIAS

MANIFIESTO CONTRA LAS LGTBI-FOBIAS

Hoy, 17 de mayo, se conmemora el Día Internacional contra la homofobia, la transfobia y la bifobia (LGTBIfobia). Este día, instaurado en el año 2004, conmemora la fecha (junio de 1990) en la que la OMS eliminó la homosexualidad de su lista de enfermedades. En España fue reconocido por el Gobierno mediante Acuerdo del Consejo de Ministros de 26 de junio de 2009.

En los últimos años, en España, se han alcanzado avances  en materia legislativa, muy especialmente con la Ley 13/2005 del matrimonio igualitario, pero también la ley 3/2007 de identidad de género así como las distintas leyes autonómicas reguladoras de la transexualidad y contra la LGTBI-Fobia, pero aún estamos muy lejos de conseguir la igualdad real.

A pesar de que toda una generación ha nacido y crecido después de este hecho, de que ya contamos con familias visibles entre personas LGTBI, no podemos hablar de igualdad real para este colectivo. La situación de las personas lesbianas, gais, transexuales, bisexuales… dentro de nuestras aulas, sigue siendo objeto de acoso y burla por serlo o parecerlo. Es un problema que no sólo se da en la escuela, sino que viene acrecentado por el entorno más cercano de jóvenes adolescentes; deportes de equipo, juegos infantiles… Y es una situación que se sigue dando en todos los países del mundo, a pesar de que en algunos la igualdad legal sea casi plena.

“La LGBTI-FOBIA es un prejuicio, un rechazo, una discriminación que se basa en la ignorancia para promover el temor y el odio hacia las mujeres y los hombres que se reconocen con identidades u orientaciones sexuales distintas a las comúnmente aceptadas. Existe discriminación cuando se ejerce violencia, cuando se realiza un comentario despectivo o cuando se mofa de alguien por su condición sexual.

La Educación es la mejor arma para luchar contra los prejuicios y por una sociedad libre e igualitaria, donde no tengan cabida nada más que los buenos sentimientos para lograr una convivencia positiva.

Intervenir contra el acoso escolar por homofobia o transfobia es una responsabilidad de quien observa, de quien escucha, de quien sufre, de quien actúa y también de quien no lo hace y calla, de quien silencia o mira para otro lado.

Tenemos una gran oportunidad como comunidad educativa de transformar la sociedad y poder contribuir a la construcción de la escuela que queremos. Una educación libre de LGBTI-FOBIA es posible y los centros educativos de Candelaria luchamos por ello”.

CENTROS EDUCATIVOS DE CANDELARIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *