Proyecto ramblas, valles y marismas

Justificación.

Conciliar la teoría y la práctica educativa es una de las claves que promueve el presente proyecto. En tiempos de vertiginoso cambio, de avances tecnológicos que superan la capacidad del ser humano de seguir la estela, de nuevas leyes educativas, de cambios curriculares,… la escuela permanece inamovible en demasiados casos. Pareciera que los cambios no afectaran a la esencia del enseñar y que determinadas creencias docentes sobre las estructuras que facilitan el aprendizaje se mantuvieran al margen de nuevas teorías educativas y descubrimientos psicológicos, pedagógicos o sociológicos.

Mientras en la nueva Ley de Educación se habla de competencias, de inclusión, de equidad, de aprendizaje para la vida, de una ciudadanía responsable, del aprender permanente… en las escuelas se sigue presentando la realidad parcial y fragmentada, el saber descontextualizado de su origen, el conocimiento en pequeñas porciones prefabricadas y una priorización de contenidos que suplanta a los mismos objetivos de la educación en esta etapa obligatoria.

Somos conscientes de que por todas partes existen “prácticas pensadas “en línea con la nueva Ley de Educación y coherente con los principios educativos que subyacen en la misma, además de acordes con la diversidad del alumnado y ajustadas a los verdaderos fines de la educación. Por supuesto en todos los casos se persigue la mejora de los resultados (no debemos olvidar que sólo la enseñanza que produce y facilita el aprendizaje es pertinente).

Por otra parte sabemos que la adaptación del Decreto de Contenidos mínimos en cada Comunidad o Ciudad Autónoma ha provocado líneas prioritarias de desarrollo y posterior contextualización en los centros de dicho ámbito territorial.
Nos planteamos si en un mundo conectado, global, con posibilidades de comunicación simultánea infinita, es posible conformarse con una limitada innovación localista en vez de considerar la apertura y el intercambio como requisitos fundamentales del progreso real y necesario de la institución escolar.

Consideramos así mismo si esa misma conexión entre alumnado de distintas realidades naturales, sociales y culturales facilitaría el consiguiente desarrollo de las competencias social y ciudadana, de la competencia cultural y artística y de la competencia de conocimiento e interacción con el mundo físico de manera significativa e integrada y no como la presentación de bloques de contenidos estructurados en torno a distintas áreas disciplinares ajenas a la realidad propia y ajena.

En líneas generales perseguimos la creación de redes de aprendizaje para el profesorado y entre el alumnado, se trataría de un intento de reestructuración y concreción curricular (ciclo de diseño de enseñanza) que facilite en el alumnado el desarrollo competencial por la forma en que le permitimos que se acerque al conocimiento o lo reconstruya.
En la interacción entre pensamiento y acción que supone la planificación, la puesta en práctica y la evaluación de las decisiones de enseñanza, las teorías, creencias y actitudes se ven retroalimentadas por la propia práctica y se reinstalan, matizadas y/o revisadas, en las semipermanentes estructuras del pensamiento del profesor. A este proceso se ha llamado el “ciclo de diseño de la enseñanza” (Clark y Yinger, 1988).

Propósito

  • Integrar las TIC dentro de los medios de trabajo habituales de los docentes.
  • Aplicar estrategias metodológicas innovadoras dentro de la práctica educativa.
  • Contribuir a la mejora de la calidad de la educación, motivando e interesando al alumno por su entorno y su historia mediante análisis comparativo de otros entornos e historias.
  • Producir y crear materiales educativos que contribuyan al desarrollo de las competencias del alumnado y del profesorado.
  • Promover el intercambio curricular entre el profesorado del mismo centro adoptando paulatinamente un currículo compartido.
  • Establecer nuevos cauces de colaboración y relación entre profesorado y alumnado y entre el centro, las familias y las instituciones educativas del entorno.
  • Desarrollar habilidades para aprender de otros y con otros.
  • Incentivar el trabajo en equipo como estrategia de aprendizaje.
  • Adquirir habilidades de dirección y toma de decisiones, tanto por parte del profesorado como de alumnos y alumnas.
  • Mejorar las habilidades de enseñanza/aprendizaje.
  • Crear en el centro una conciencia general sobre el proyecto y una concreción curricular compartida.
  • Construir una relación positiva entre los miembros de los centros participantes, tanto por parte del alumnado como del profesorado.

Resumen del Proyecto

A grandes rasgos el proyecto buscará el desarrollo de las competencias profesionales del profesorado participante mediante el dominio curricular, la investigación sobre principios y estrategias metodológicas que favorecen el desarrollo de las competencias básicas en el alumnado y el diseño de propuestas didácticas. Investigará las posibilidades que ofrece el trabajo cooperativo y las Tics como estrategias de aprendizaje con alumnado de edades tempranas (roles, organización del trabajo, recursos, comunicación y evaluación) y comprobará si su uso desarrolla las competencias genéricas del currículo. En el alumnado se concretará mediante la creación conjunta de un proyecto sobre el conocimiento de su entorno y de otros entornos por estudio comparativo simple (similitudes y diferencias) y llevará consigo la comunicación frecuente de los escolares, la edición de un documental videográfico de su Comunidad (entorno natural, social y económico),la construcción compartida del conocimiento y su difusión mediante el uso de las Tics u otros medios.

Acerca de MARIA CARMEN CANDELA LOBATO

Maestra de Tenerife
Esta entrada fue publicada en Descripción, Nuestro proyecto y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *