Pella de gofio

Amasijo de gofio, agua y un poco de sal, que se soba bien con las manos o puños, o bien dentro de un zurrón, hasta que quede perfectamente compacta y sólida. Es ideal como conduto o complemento de platos como el sancocho o el caldo de pescado.