Lavabo

Recipiente en el que se vierte el agua para el aseo personal. Sirve para lavarse una parte del cuerpo, en especial la cara, las manos y los dientes, y que generalmente está instalado en el cuarto de baño.