Bicácaro (Canarina canariensis) detalle fruto

El bicácaro, después de secarse la flor, en los meses de verano, los sépalos se repliegan sobre la corola y los frutos comienzan a aumentar de tamaño hasta convertirse en unas bayas carnosas de forma ovada, que una vez alcanza su madurez adquiere una tonalidad de color anaranjado o  rojizo. Este fruto es de sabor agradable y se puede ingerir fresco sin ningún tipo de preparación. Su tamaño oscila entre los 3 y los 4 centímetros de diámetro. En su interior contiene numerosas semillas de pequeñísimo tamaño con una coloración naranja.