Faya (Morella faya) detalle fruto

Los frutos de la faya o haya, son de tamaño pequeño, aspecto rugoso, son polidrupas, globosas y carnosas, formadas por muchas papilas agrupadas en torno a una pipa dura; se parecen mucho a las moras o a los frutos de la zarza pero algo más redondeados y duros; su coloración pasa desde el verde, al rojo y en su madurez presentan un color negro. Los frutos llamados popularmente creces, erúes, fitos o fayos, pueden ser dispersados por las aves o por la gravedad; además posee un gran banco de semillas con un carácter local y ligado a sus progenitores que necesitan para prosperar la llegada de luz y la ausencia de hojarasca o mantillo.