Traumatismos II. Guía de atención a emergencias sanitarias en los centros educativos

395 reproducciones

Primeros auxilios en diferentes traumatismos


Contusion
es

Una lesión producida por una fuerza mecánica sin llegar a producir rotura de la piel. Puede ir desde una contusión simple, que solamente produce un enrojecimiento y dolor transitorio muy leve, hasta una gran contusión que afecte y lesione tejidos profundos. los primeros auxilios serían:

  • inmovilizar la zona afectada y, si se trata de una extremidad, mantenerla elevada.
  • aplicar frío local (hielo, nunca directo sobre la piel) durante unos 10-15 minutos cada 4 horas.
  • valoración médica si precisa.

Esguince

es la separación momentánea de las superficies de las articulaciones que produce la distensión de los ligamentos. se caracteriza por dolor moderado/intenso, inflamación de la zona y una dificultad o imposibilidad de mover la articulación afectada. en este caso, los primeros auxilios son los siguientes:

  • elevar la zona afectada y dejarla en reposo absoluto.
  • aplicar frío local durante 10-15 minutos cada 4 horas.
  • traslado a un centro sanitario para valoración médica.

Luxación

es la separación permanente de la superficies de las articulaciones, produciéndose un dolor muy intenso, inflamación importante, deformidad observable (comparando con la extremidad sana), además de la incapacidad evidente para moverla. los primeros auxilios serían los siguientes:

  • inmovilizar la extremidad tal y como se encuentre la articulación, nunca intentar “colocarla bien”.

  • traslado urgente a un centro sanitario.

Fractura

Es la rotura del hueso. se pueden clasificar en fracturas abiertas (llegan a romper/cortar la piel) y cerradas (no hay rotura de la piel, no hay herida). las fracturas son lesiones graves que pueden producir complicaciones importantes:

Hemorragia, tanto externa como interna, con un elevado riesgo de shock hipovolémico. suele ser abundante.
lesiones de otros tejidos: nervios, vasos sanguíneos, órganos…
infección, solamente en las fracturas abiertas.

Por todo ello, las fracturas necesitan una actuación lo más rápida posible para disminuir la posibilidad de complicaciones y mejorar el pronóstico final. la forma de actuar sería:

  • valoración aBc, actuando en consecuencia.
tratar la hemorragia si la hubiese.
  • no mover a la persona si no es absolutamente necesario (por haber riesgo de mayores lesiones).
  • inmovilizar la fractura con mucho cuidado, sin intentar “recolocarla”, incluyendo las articulaciones más cercanas.
  • retirar la ropa, calzado, anillos, pulseras, etc. del miembro afectado con sumo cuidado de no movilizar la fractura.
  • tratar la herida si la hubiese.
traslado urgente a un centro hospitalario, con una valoración continua.

Si necesitan ampliar esta información lo podrán hacer en la: “Guía de atención a emergencias sanitarias en los centros educativos