Medicamento de emergencia en el ataque epiléptico. Guía de atención a emergencias sanitarias en los centros educativos

7,933 reproducciones

La epilepsia y su medicación. La administración de Stesolid® medicamento.

Cómo actuar ante una crisis epiléptica

La primera regla de oro es MANTENER LA CALMA, ya que una vez iniciada la crisis, no la podremos detener.

Durante la crisis

  • Para prevenir heridas accidentales se debe colocar a la persona tumbada sobre una superficie blanda (por ejemplo una colchoneta de gimnasia, ropa, toalla) y con la cabeza hacia un lado para prevenir ahogos.
  • También se retirarán, si es posible, las gafas o cualquier objeto que pueda hacerle daño durante la crisis.
  • No se le debe sujetar nunca durante el ataque salvo que los movimientos provoquen golpes sobre la cabeza. Déjela tranquila; sacudirle o estimularle de cualquier otra forma no ayuda a interrumpir el episodio.
  • No introducir ningún objeto dentro de la boca: podría lesionar los labios, la lengua o los dientes o sufrir una mordedura en su propia mano.
  • No ofrecerle nada de comer ni beber hasta que la persona esté completamente despierta y sea capaz de tragar con seguridad (es frecuente que alguien sugiera que le den “agua con azúcar”).
  • Antiepilépticos. Para el tratamiento del ataque está comercializado un medicamento de administración rectal: Diazepam rectal (Stesolid®) de 5 mg, para menores de 3 años, y 10 mg para mayores de 3 años. Se podrá administrar siempre que haya un informe del médico y autorización por escrito de la familia. Para una administración correcta colocaremos al niño, niña o adolescente tendido de lado e introduciremos la cánula en toda su longitud en el ano; en menores de 3 años insertar solamente hasta el reborde circular marcado en la mitad de la cánula. Tras introducir el líquido, sujetar una nalga contra la otra para evitar la salida del medicamento.

Debe administrarse muy lentamente y cesar la administración si cede la crisis

La mayor parte de las veces la crisis se interrumpe de forma espontánea en los primeros 15 minutos.

Si la persona no estaba previamente diagnosticada de epilepsia o si se trata de una crisis complicada (dura más de 15 minutos, se producen dos o más crisis seguidas, se ha dado un golpe en la cabeza o tiene un color azulado), debe avisarse al médico del SUC llamando a la sala del 112.

Si necesitan ampliar esta información lo podrán hacer en la: “Guía de atención a emergencias sanitarias en los centros educativos