LOS PROFESORES Y LOS ALUMNOS .

pizarra_phixrMuchas veces habrán oído la expresión está:” Él es profesor, no  se  puede equivocar en eso “. También habrás escuchado otra expresión como está : «¿ Cómo es posible que no sepas hacer eso ?

Pues bien,  como se aprecia en las dos expresiones,  muchos pensarán que son idénticas. Sin embargo no lo son, ya que ambas están en distintos ámbitos .La primera expresión la suelen usar los alumnos, mientras que la segunda , los profesores/as .Conclusión: tanto unos como otros  nos imponemos la perfección. Los alumnos pensamos que los profesores/as no se pueden equivocar en nada y los profesores piensan que los alumnos tienen que entender todo y saber hacer lo que se les ha marcado y enseñado. Pero no es así.

Aunque a veces no queramos no queramos aceptarlo,la realidad es que los profesores/as tienen muchas cosas en común con nosotros. Al fin y al cabo  tanto unos como otros somos personas. Además,  como leí hace tiempo en un libro titulado « 10 Minutos  de Sabiduria´´, todo ser humano tiene derecho a equivocarse, a no entender, a cambiar de opinión, a cambiar de gustos y muchas cosas que nunca tenemos en cuenta.

Es verdad que muchos alumnos/as, incluyéndome pensamos que los  profesores son malas personas malas y nos quieren fastidiar la vida, que nos tienen manía,  etc. En cambio, los profesores/as pensarán que somos unos cabezones, unos gandules y en algunos casos crueles. Pues no es así. ¿Cuántas veces no hemos pensado que los profesores son muy estrictos? Por ejemplo, cuando  nos ponen una fecha de plazo para la entrega de un trabajo y si no lo entregamos a tiempo no lo recogen. Pienso que no lo hacen por ser estrictos sino  para que aprendamos que en la vida fuera del instituto,  cuando tengamos un trabajo y debamos entregar un informe en un plazo, el jefe/a no, nos lo va a admitir.

Tampoco creo que los alumnos seamos crueles, o que nos pasemos todo el día haciendo boberías. Los profesores se olvidan que también tuvieron nuestra edad y tenía un comportamiento parecido.

En definitiva, muchas veces no nos damos cuenta que aunque estamos en distintos lados del aula y a veces no pensamos igual,  compartimos un mismo espacio.

Quiero terminar con este proverbio hindú.

“ Con mis maestros he aprendido mucho, con mis colegas más, con mis alumnos todavía más. “

Yazmina Rodríguez Morales. 4º ESO A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *