LA BATIDORA Y EL SOMBRERO

Los alumnos de 2ºESO en Prácticas Comunicativas han realizado composiciones escritas donde hacen fluir su creatividad e imaginación inspirándose por un lado en objetos puntuales y por otro en obras conocidas y acompañadas de ilustraciones. Hemos seleccionado una pequeña muestra de todas ellas donde pueden disfrutar de las destrezas tanto artísticas como literarias de nuestros alumnos.

Ilustración de Pablo Santana Ruiz 2ºESO D

Relato de Pablo Santana Ruiz 2ºESO D

El sonido de las campanas de la iglesia entran por la ventana de mi cuarto despertándome del sueño tan profundo que me invadía.

Luego, voy hasta la cocina y preparo el desayuno, pero esta vez sin batido de fruta porque la batidora se había estropeado, ya eran años de ¡vuu,vuu,vuu,…!

-Tengo que comprar una, lo antes posible, – dijo Guadalupe porque no puedo trabajar sin los batidos de frutas. Entonces decidió coger la bicicleta para ir al pueblo.

-¡Qué calor hace esta mañana ¡Tendré que ponerme mi sombrero de paja.

Guadalupe caminó con paso ligero hacia el perchero de la entrada de su casa.

-¡Oh no ¡ ¿Dónde está mi sombrero de paja?- Dijo Guadalupe.

Comenzó a recorrer y revolver cada rincón de su casa para buscar su sombrero de paja preferido.

Después, de un largo rato, desistió de la búsqueda y cogió la bicicleta para ir al pueblo como tenía previsto y compraría también un sombrero nuevo.

-Guadalupe, Guadalupe escucho mi nombre desde una ventana y ¡plasf!, caigo al suelo porque giro la cabeza buscando desde ¿dónde me llaman y quién es?

Se amontonan personas a mí alrededor y me acercan un vaso de agua del bar de la esquina y me lo bebo despacio y me incorporo poco a poco con ayuda de Rafael el practicante del pueblo que pasaba por allí cuando vio todo el revuelo.

Guadalupe comienza a caminar con la bicicleta y no tarda mucho en llegar a su destino. Hola, tío ¿tienes mucho trabajo? He tenido un pequeño accidente y mira como se ha quedado la bicicleta y la necesito para regresar a casa porque he venido al pueblo a comprar.

-Hola, sobrina! Aquí trabajo no falta gracias a dios, pero puedo hacerte un hueco y mirar lo de tu bicicleta. ¿Por qué no aprovechas tú y haces lo que tenías que hacer y yo la voy arreglando?

Así fue como Guadalupe llegó a la tienda de su amigo Federico y nada más entrar corrió hasta la estantería de los electrodomésticos para buscar su batidora pero no la veía, eso sí, había bastante variedad pero como la de ella no.-Federico, por favor, ¿usted me puede atender?

-Necesito una batidora porque la mía se rompió. –¡Ah! Eso no es problema, en mi tienda hay bastantes y muy variadas.

-Bueno, dice Guadalupe me has convencido. Me llevo esa de última tecnología y ya te contaré cuando vuelva por el pueblo.

Sin perder más tiempo, sigue su camino hacia la tienda de sombreros y en su cabeza le da vuelta una idea “habrá también sombreros de última tecnología”.

-Hola, Don Santiago, necesito un sombrero de paja porque está haciendo mucho calor cuando estoy en el campo recogiendo la fruta. -Hola, Guadalupe, estás en la tienda adecuada porque nadie tiene tantos sombreros como yo y tampoco tanta variedad en formas y colores, ya verás, no sabrás cuál escoger….

-Don Santiago, me llevo este modelo me parece muy original.

Finalmente, recoge la bicicleta en el taller de su tío y regresa a casa, está deseando probar la nueva batidora y su sombrero con avances tecnológicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *