VISITA A LA ULPGC

El día 17 de enero, el grupo de 1ºBach B tuvimos la gran oportunidad de visitar la facultad de Ingeniería Civil, en la Universidad de Las Palmas. Ahí, aprendimos fabricar el material más usado en la construcción: el hormigón. El proceso pudo ser realizado gracias a los profesores que nos acompañaron a lo largo de la mañana y fueron explicándonos el procedimiento de fabricación.

Para empezar, nos dieron una pequeña introducción acerca del concreto y sus propiedades. Durante ese tiempo nos mostraron cuándo un hormigón es de alta calidad (por su resistencia, protección contra oxidación y el aguante a ataques ambientales).

A continuación, nos hablaron sobre cuáles son los materiales que se usan para fabricar el hormigón y las cantidades correspondientes necesarias que necesitábamos para poder fabricarlo. 

A partir de ese momento, formamos tres grupos y cada uno se encargaba de  realizar un tipo de concreto distinto: unos se encargaban de hacer el hormigón más resistente (grupo 1), otros realizaban uno un poco menos resistente (grupo 2) y finalmente otro grupo realizaba el hormigón de menos calidad (grupo 3). Una vez conseguidas todas las cantidades exactas de cada material, pasamos a la siguiente fase del proceso; la mezcla. El grupo que terminó antes midiendo las cantidades fue el grupo 3 y, por lo tanto, comenzó a incorporar los materiales, mediante el aparato que muestro en la imagen. Cuando el resto de los grupos terminaron de formar la masa comenzamos los procedimientos más prácticos del día.

Lo primero que ensayamos fue calcular la consistencia del hormigón. Lo realizamos mediante un aparato llamado Cono de Abrams con el cual veríamos el descenso que se produce en la parte alta de la masa al quitar dicho cono.

Posteriormente, continuamos con el proceso fabricando la probeta de concreto, es decir, meter en un molde cúbico la mezcla, compactándolo con una varilla metálica. En este molde la mezcla se solidificaría del todo dando lugar a hormigón sólido. Como dicha solidificación es un proceso lento, los profesores de la universidad nos dieron dos ejemplos de probetas para seguir realizando las prácticas, ya que nuestras probetas no se iban a solidificar el mismo día. Después de esta, fase salimos a descansar 15 minutos.  

Cuando regresamos al laboratorio, continuamos con las prácticas y esta vez empezamos a calcular el valor aproximado de la resistencia empleando un esclerómetro, aparato que es capaz de medir cuánto rebota la pieza después del golpe, y nos da una idea de la resistencia del hormigón a la comprensión, sin romperlo. Justo coincidió que la probeta cuya superficie tenía menos croqueras (huecos de O2), era el más resistente.

El siguiente paso fue calcular la densidad mediante una balanza hidrostática. Como no nos quedaba mucho tiempo, esta fase no la pudimos realizar al 100%, lo único que hicimos es pesar las probetas para así hacer un cálculo aproximado sobre su densidad.

A continuación calculamos de nuevo el valor aproximado de la resistencia, pero esta vez utilizamos un aparato de ultrasonidos, que tiene dos palpadores en los extremos de los cables y uno emite un ultrasonido y el otro lo recibe. Con este aparato conseguimos obtener el tiempo que tarda el sonido en llegar de uno palpador a otro.

También utilizamos un detector de metales férricos, llamado pachómetro, para comprobar si había una armadura en el hormigón. 

Para finalizar la práctica en el laboratorio, terminamos por calcular la resistencia con esfuerzos de compresión, es decir, rompimos la probeta con la prensa y así tener el valor exacto de la resistencia, ya que los procedimientos anteriores sólo nos indicaban una aproximación.

En mi opinión, fue muy interesante tener este tipo de actividades porque es una manera real de utilizar todo lo aprendido tanto en tecnología como en física y matemáticas. Además el haber trabajado en un laboratorio nos entusiasmó más a la hora de trabajar y aumentó nuestro interés por la fabricación y por eso fue una excursión que repetiríamos una y otra vez.

 

Andrea Orellana Díaz 1º Bachillerato B

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *