Bibliotecas a cuatro patas

   Disfrutar de un libro en ocasiones no es tan sencillo como parece. En regiones deprimidas o aisladas, el acceso a la lectura puede convertirse en un verdadero lujo. Gracias a algunos de estos curiosos programas o iniciativas ambulantes con animales, alrededor de todo el planeta, la biblioteca pública llega a esas zonas sin recursos haciendo una encomiable labor de fomento de la lectura.

En burro

   El Biblioburro es un proyecto que comenzó en 1997 en La Gloria (Magdalena, Colombia) de la mano del profesor Luis Humberto Soriano. Su idea era hacer llegar a los niños los libros para poder hacer la tarea, pues ellos no tenían en sus casas material con el que investigar. Los otros miembros imprescindibles del proyecto son Alfa y Beto, dos burros que llevan a sus lomos 120 libros cada uno.

En camello

   Jambyn Dashdondog es un escritor infantil muy conocido en Mongolia, autor de más de 100 libros, que viaja por las vastas extensiones de su país haciendo llegar cuentos a los niños de las comunidades de pastores nómadas y de las áreas remotas del desierto de Gobi. Y todo, a lomos de un camello.

En elefante

   En Laos, las ONGs Room to ReadElefantAsia y Action with Lao Children sumaron esfuerzos para implementar la Elephant Mobile Library, con un doble objetivo: concienciar a la población sobre la situación de riesgo de los elefantes asiáticos, en peligro de extinción, y ayudar a la alfabetización en las zonas rurales.

A caballo

   En Indonesia, en las zonas rurales de la isla de Java, Ridwan Sururi -cuidador de caballos- y Luna -un caballo salvaje domesticado-, comparten camino todos los martes, miércoles y jueves, acercando su biblibioteca de libros donados a las escuelas de los pueblos remotos.

En dromedario o camello arábigo

   Una caravana con tres dromedarios viaja a través de la zona oriental de Kenia llevando la cultura a las comunidades nómadas con una baja tasa de alfabetización. Uno de los animales transporta las cajas con 400 libros, y los otros, el material necesario para montar la biblioteca itinerante.

En mula

   El proyecto Bibliomula, en Mérida, se viene desarrollando desde el año 2010, en tres escuelas rurales de los Andes venezolanos. Su objetivo es promocionar, fortalecer y fomentar la lectura y escritura en los niños y docentes, a través de visitas semanales donde se realizan actividades de cuenta cuentos, todos encaminados a la animación de la lectura.

Publicado en Érase una vez (16/12/2016).

¿Crees que proyectos como estos podrían tener éxito en Canarias?

¿Qué animales utilizarías como medio de transporte?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *