En un lugar de Atocha

   Aprovecho que estoy solo en el tren para pensar en la historia de Don Quijote.

En nuestros tiempos ya no hay tipos como Don Quijote —dijo ayer en clase Guillermo, que siempre quiere tener razón—. Ahora hay otros héroes mejores.

Emilio, el portero de la serie Aquí no hay quien viva, es el más simpático de todos.

Bueno, creo que hay que centrar el tema —pidió la señorita Ana—. Estamos hablando de héroes, no de personajes famosos.

¿Y no es lo mismo? —preguntó Daiana.

No, no es igual, los héroes son los que hacen lo mismo que Don Quijote y ayudan a la gente necesitada con riesgo de su vida. A eso me refiero.

Oiga, señorita, si Don Quijote viviera, ¿dónde estaría? ¿Aquí en Madrid?

La profesora se quedó sorprendida ante mi inesperada pregunta.

Es difícil saberlo. Estaría en cualquier lugar…

   Mientras contemplo la mochila abandonada en el tren, que sigue en su sitio, pienso si de verdad existirán esos héroes anónimos de los que habla la señorita Ana.

   ¡Braaaaaooooouuuummmmm!

   ¡Un golpe seco! ¿Qué ha pasado? ¿Qué ha sido eso? ¿De dónde viene ese ruido?

   Un hombre pega la cara al cristal de la ventana y mira hacia delante. La gente se inquieta y alguien grita:

¡Dos trenes han chocado delante de nosotros!

   Las luces de nuestro tren se apagan. Ha debido de ser algo grave.

   La gente se está poniendo muy ner…

   ¡Braaaoooouuuummm!

   ¡Uuuuffffff! ¡Otra vez! Pero, bueno, ¿qué pasa?

   Ha sonado igual que la primera… Es un ruido que creo que proviene del tren que iba delante de nosotros.

   ¡Braaaooouuummm!

   Pero, bueno, ¿esto qué es?

   Vaya, nuestro tren se detiene en seco. La gente se tambalea y se pone muy nerviosa.

¡Queremos salir!

¡Que abran las puertas!

¡Tengo miedo!

   A pesar de todo, Nelson da un paso adelante para seguir con nuestro plan. Me doy cuenta de que está decidido a coger la mochila abandonada, a pesar de los petardazos que…

   ¡BRRRAAAAOOOUUUMMM!

¡Ha sido en nuestro tren! —grita un hombre mayor—. ¡Algo grave está pasando!

¡Tenemos que salir de aquí! —chilla una mujer.

   Tengo tanto miedo que busco a mamá con la mirada. Noto perfectamente que está asustada y que no puede ocultarlo.

   Vaya, ahora no la veo porque esos chicos de la gorra se han puesto delante de mí…

   ¡BROOOOOAAAAAAUUUUUMMMMM!

SANTIAGO GARCÍA-CLAIRAC, de En un lugar de Atocha (adaptación).

¿Qué acontecimiento histórico narra este texto?

Si Don Quijote viviera, ¿dónde sería más necesaria su ayuda?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *