Fortnite

   El videojuego del momento se llama Fortnite. Si tienes un adolescente en tu casa o en tu entorno familiar, es muy probable que se pase unas cuantas horas a la semana pegado a la consola o el ordenador luchando online por su supervivencia y disparando a otros jugadores.

   Y como él o ella, hasta 45 millones de jugadores en todo el mundo, según cifras del pasado mes de enero.

   Fortnite: Battle Royale tiene un planteamiento sencillo: es un videojuego de disparos en tercera persona en el que también se pueden construir estructuras y trampas y cuyo objetivo es ser el último jugador vivo en un campo de batalla que va reduciendo su tamaño a cada minuto que pasa. Y si mueres, estás muerto para siempre, tendrás que empezar otra partida porque no hay opción de resucitar, como sí pasa en otros juegos.

   Este tipo de videojuego se encuadra dentro del género del ‘Battle Royale’. Si eso de ‘Battle Royale’ te suena mucho quizá se debe a la película de culto japonesa de mismo nombre del año 2000 y que se basaba en un libro, también del mismo nombre, de Koushun Takami.

   En Battle Royale, la sociedad japonesa decide aliviar tensiones sociales mandando a un grupo de estudiantes de instituto a luchar a muerte bajo unas normas muy de videojuego. Había armas y trampas en cantidad, pero al final solo podía quedar uno. Algo así como Supervivientes, pero sin famosos.

   La popularidad de Fortnite se debe más a los grandes youtubers que al marketing tradicional o a la labor de los medios especializados.

   Si un amigo te manda un vídeo de cómo mata a cinco jugadores con una trampa muy bien puesta para, poco después, meter la pata estrepitosamente, lo más seguro es que tú te rías y acabes picando. Después de todo, Fortnite es gratis y no cuesta nada probarlo.

   Un buen número de youtubers viven de compartir estos momentos, algo que imitan sus espectadores y que los desarrolladores de videojuegos intentan explotar lo mejor posible.

   Cuando no se juega, se ve jugar, que para eso están YouTube y Twitch, donde todo tipo de jugadores emiten en directo y reciben donaciones para mantener su canal. Del mismo modo que se ve el fútbol cuando no se practica, se ve a gente que juega muy bien a Fortnite y otros videojuegos cuando uno mismo no lo hace. Y no, entender este videojuego no es mucho más difícil que comprender por qué un fuera de juego puede anular un gol.

BRUNO TOLEDANO, en El Mundo (07/04/2018) (adaptación).

¿En qué consiste este juego?

¿Por qué se ha hecho tan popular?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *