VISITA CULTURAL AL MUSEO CANARIO Y CASA DE COLÓN

Este reportaje trata sobre la visita cultural del curso de 1º de Bachillerato del IES José Arencibia Gil, al Museo Canario y a la Casa de Colón de Las Palmas de Gran Canaria. Dos exposiciones que nos relatan la historia de nuestras islas, pero más concretamente, de Gran Canaria.

En primer lugar, nos dirigimos al Museo Canario, donde nos tuvimos que dividir por clases, a pesar de que era la misma visita. Al llegar al museo, en la entrada, nos esperaba un hombre cuya presencia se debía a su función de contarnos la historia de todo aquello que allí se exponía. Al entrar, a mano derecha, se encontraba la primera sala, en la que se podían distinguir algunas figuras de barro y utensilios hechos de piedra.

Aunque lo que más nos llamó la atención fue la figura del centro de la sala, que imitaba la típica casa de los aborígenes, redonda, hecha de piedras y con algunas tecnologías que nadie se podría haber imaginado, como el uso de una piedra muy lisa, que según Torriani utilizaban para cubrirse del frío en invierno y del calor en verano.

Del mismo modo también había una reproducción muy bien hecha de un poblado aborigen canario, pero esta vez no había casas hechas de piedra, sino multitud de cuevas, como una especie de gran panal en el que cada una de ellas tenía distintas funciones.

En la siguiente sala, había cráneos de esos seres que un día poblaron las islas; seguidamente, en otras vitrinas, había distintos aparatos que ellos mismos diseñaron con solamente piedra, (ya que este era y es el material más abundante que se puede encontrar en nuestro entorno). Pudimos ver también que construyeron hasta anzuelos, con lo que intentaban o lograban pescar.

A continuación, llegamos a una de salas más interesantes, en las que se encontraba todo lo relacionado con lo divino y la religión, como, por ejemplo, un ídolo de Tara que, según nuestro guía, representaba la fertilidad.

O por ejemplo, las distintas pintaderas que eran anillos o moldes que los aborígenes hundían en el barro para pintarse distintas partes del cuerpo.

Aunque, sin lugar a dudas, lo que se lleva la palma de oro es la cueva que allí se encontraba tras el cristal. Eso sí era una imitación de la de La Cueva Pintada de Gáldar. Pero lo que aprendimos y lo que muchos de nosotros no sabíamos, era que según los expertos, las pintadas de esas cuevas estaban hechas con la función de saber el mes y el momento del día en el que estaban para saber cuando empezar con las cosechas. Pero ¿cómo sabían eso por unas pintadas en la pared? Es simple.  Dichas pintadas se parecen en cierto modo a un reloj solar, pero esta vez, aparte de mostrar el momento del día en el que estaban, mostraba la época, y todo por un agujero en el techo de la cueva en dirección a la pared que, en función de dónde alumbrara el Sol, según su manera de entenderlo, sabrían en qué momento del año estaban; sin duda ¡muy interesante!

Finalmente llegamos a la parte que es para nosotros la más espeluznante, ya que en ella había momias de esos aborígenes y la representación de cómo era su cortejo fúnebre. Pero antes, fuimos a una sala continua donde se podían ver los distintos recipientes que ellos hacían e incluso cómo se vestían.

En la gran sala de momias, mientras cientos de cráneos humanos nos miraban fijamente, escuchábamos al guía. Muy aterrador todo. También hay que añadir que olía bastante mal. Al morir una persona, lo que hacían sus familiares era algo parecido a lo que ocurrió con las momias de Egipto, pero sin pirámides; es decir, lo embadurnaban, lo envolvían en pieles y lo enterraban con utensilios que fueran importantes para el difunto o que fueran de valor.

Después de esta maravillosa visita al Museo Canario, nos dirigimos a la Casa de Colón, un museo inspirado en el paso de Cristóbal Colón por las islas, en concreto de Gran Canaria, en su rumbo a conquistar América. En este caso, la visita no tenía guía, por lo que no nos enteramos mucho de lo que allí se encontraba. Sin embargo, era un museo muy bien ambientado y bonito, ya que en una de las salas, se podía ver cómo era uno de los barcos por dentro a tamaño real, o por qué lugares pasó Colón en su rumbo a América, e incluso cuadros bastante antiguos y muy bien hechos.

Una cosa que nos llamó la atención y nos gustó mucho fue la maqueta de un galeón muy bien hecha y una brújula que pudo ser utilizada por los tripulantes de las embarcaciones o incluso por Cristóbal Colón.

La verdad es que hemos hecho muy pocas visitas culturales y está muy bien aprender cosas de nuestro entorno. Desde nuestro punto de vista, ha sido una excursión muy enriquecedora, ya que muchos de nuestros compañeros no sabían muchas cosas acerca de nuestro antepasados, ya sea cómo vivían o qué fue de ellos. En nuestra opinión, las visitas nos han ayudado a asimilar y a darnos cuenta de todo lo que ha pasado desde ese tiempo hasta hoy en día, al igual que las consecuencias que ha tenido. Pero lo más impresionante de todo es que. sin tener casi escritos que lo demuestren, se recoge todo de las pruebas, que ellos, sin saberlo, dejaron, como las casas, las herramientas y las pintaderas. A nosotros nos ha rondado una pregunta durante todo el reportaje y queríamos dejarla en el aire: ¿les pasará igual a las personas que vivan dentro de 500 años con nosotros? Si es así, ¿qué pensarán de nuestra existencia?

José Alberto Pérez Ramírez (1º Bachillerato B) y

María Pérez Ramírez (1º Bachillerato C)

Bizcocho de chocolate

Ejemplo de texto instructivo realizado por las alumnas de 1º de ESO C, Mara González, Marta Almeida y Daniela Cabrera.

Ingredientes:
  • 220 g de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 3 huevos
  • 1 tableta de chocolate con leche
  • 500 ml de leche
  • 50 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 60g de azúcar
  • Azúcar glass para decorar
Utensilios:
  • Espátula para remover
  • Un molde de unos 20 cm de diámetro
  • Horno
  • Una cazuela para derretir el chocolate al baño María
Elaboración:
  • Batimos los huevos y añadimos la harina y la levadura, seguidamente removemos con la espátula.
  • Precalentamos el horno a 180ºC.
  • Ponemos el chocolate en un bol y lo derretimos al baño María.
  • Terminamos de mezclar los ingredientes que nos quedan, engrasamos el molde y vertemos nuestra masa: Posteriormente, la introducimos en el horno durante 30 minutos.
  • Una vez que nos hayamos asegurado de que el bizcocho está completamente hecho, lo sacamos del molde y servimos.
  • Recomendamos servirlo con una bola de helado y azúcar glass.
     ¡BUEN APROVECHO!

Borrar errores

Si borrar errores
fuera tan fácil
como lo es borrar unos trazos
de un papel,
¡ay, vida mía,
qué tan poca marca hubiera dejado,
que de mí
ni rastro quedaría!
Solo un susurro en tu memoria
y una vida de fallos en la mía.

María Elena Padrón Hernández. 2º ESO E.

A una bruja

Los ojos canicas parecen,
aburrida le dice la gente,
su nariz alargada entorpece,
verruga tiene en la frente.

A su hija la tiene amargada
porque bruja no quiere ser,
y ella siempre esperaba,
escaparse al anochecer.

Elaine Armas, Qiong Hernández, Paula Martel, Irene Romero, Lorena Vega. 1º ESO C

Concurso de Bookface por el Día Internacional del Libro

Con motivo del Día Internacional del Libro, celebrado el pasado 23 de abril, el alumnado ha realizado diversas actividades relacionadas con los libros y la lectura. Una de ellas ha sido la elaboración de un Bookface.

Estos han sido los seleccionados como ganadores, pero desde aquí damos la ENHORABUENA a todos los que participaron. Tomar la decisión de seleccionar solo tres no fue fácil.

Primer premio para Naikyara Sosa Marrero de 4º de ESO D.

Segundo premio para Patricia González Rodríguez de 1º de Bachillerato C

Tercer premio para Sara Olmedilla Vega de 1º de Bachillerato C.

 

Malos modales

Historia corta sobre el papel de los estereotipos sexistas en la educación de las mujeres.

(Irene y su madre están hablando en el salón)

Madre: Entonces, ¿te va bien en el instituto?

Irene: Sí, pero tengo complicaciones en plástica.

(La madre de Irene deja de escuchar a su hija y se queda mirándola con seriedad, ya que está sentada en una “mala postura”.)

Irene: ¿Pasa algo?

Madre: Irene, ¿por qué estás sentada así? Es de mala educación.

Irene: Es una posición cómoda.

Irene: Además, si es de mala educación, mi padre y mi hermano son unos maleducados.

Madre: ¡Pero Irene! ¡Tú eres una señorita! ¿Acaso quieres que te llamen marimacho?

Irene: Definitivamente no soy un macho y mi forma de sentarme no define eso.

Madre: ¡Pero hija! Debes ser delicada… De pequeña eras muy tierna con tus trajes rosas y tus muñecas.

Irene: No empieces con eso otra vez. Odiaba y odio el rosa, en ese momento no tenía elección y me obligabas.

Madre: Bueno… deja de llevarme la contraria y ponte a fregar, ya estás tardando.

Irene: ¿YO OTRA VEZ? Me parece injusto, no soy la esclava de esta familia ni de nadie. Que lo haga mi padre o mi hermano que nunca hacen nada.

Madre: Tu hermano sacó la basura.

Irene: ¿Qué dices? Si la sacó mi padre.

Madre: Oh…

Irene: Considero que las tareas de esta casa están mal repartidas.

Madre: Bueno… da igual. Sigamos con tu postura. No es adecuada.

Irene: Te lo he dicho mil veces, estoy cómoda así.

Madre: No te entiendo.

Irene: Lo que quiero decir es que tanto hombres como mujeres tienen que tener modales.

Madre: Pero queda feo que una mujer se siente en esa postura.

Irene: Pero queda feo tanto en una mujer como en un hombre.

Madre: Mmmmm… explícate.

Irene: Yo tengo tanto derecho como mi padre y mi hermano a estar cómoda en MI casa.

(Mientras la madre de Irene escucha los argumentos de su hija, el hermano de Irene aparece en el salón.)

Hermano: He escuchado la conversación y estoy de acuerdo. Pero Irene ¿sabes que tienes un agujero en el pantalón?

Irene: Ups.

Paula Rodríguez y Fernanda Pérez

Un proyecto que abre fronteras

El pasado mes de noviembre, nuestro instituto acogió a decenas de personas de distintos países (Holanda, Alemania, Turquía, Grecia y Hungría) por el programa Erasmus +, motivado por la lucha contra el fracaso escolar en Europa, una lacra que no entiende de idiomas o nacionalidades. El tema escogido por Rosa Ana Ferrero, profesora de alemán, fue “El aprendizaje de lenguas extranjeras”. Es un tema de especial interés, puesto que la música es un vehículo de comunicación intercultural que no conoce fronteras.

Tras tres años de proyecto (2016-2019), durante los cuales alumnos de distintos cursos del centro han visitado los diferentes países, se han enriquecido con sus culturas, hecho amigos y vivido inolvidables experiencias, el IES José Arencibia Gil ponía el broche final al mismo.

Casi treinta alumnos de 4º ESO y de 1º y 2º de Bachillerato recibían ya desde el sábado 10 y domingo 11 de noviembre a los estudiantes extranjeros en el aeropuerto insular, permitiéndoles así poder conocerse mejor durante el fin de semana. Fueron, sin lugar a dudas, recibimientos cargados de emoción, nervios y, especialmente, ganas de pasarlo bien. No obstante, no es un proyecto orientado únicamente a los más jóvenes, pues tanto padres como profesores tuvieron cabida en él, participando en las diferentes actividades que se desarrollaron durante la semana del 12 al 16 de dicho mes.

La recepción oficial tuvo lugar el lunes 12 con un discurso de la directora del centro educativo, Clara Eugenia Sánchez, continuando el resto del día con diferentes talleres de música e inglés, y una visita guiada por el casco histórico de Telde, dirigida por los docentes de las materias correspondientes. En la tarde del mismo lunes, se celebró una inauguración en el salón de actos, a la cual asistieron también los padres. En ella se visualizaron los flashmobs realizados por los institutos de los países que participaron. A lo largo de la semana, se realizaron distintas actividades, tales como un día de clases habituales, otro en el sur de la isla, en el que visitaron las Dunas de Maspalomas y su centro de interpretación, un paseo en camello por la Reserva y actividades acuáticas de kajak y paddle surf. Además, se realizó una caminata al Roque Nublo con paradas en distintos puntos de la isla y una Gymkana final en la capital de la isla en la que se visitaron diversos puntos de interés.

Hemos tenido la suerte de poder participar en el proyecto y alojar en nuestra casa a dos chicas de Hungría (Kitty y Anna), les preguntamos sobre la experiencia y esto fue lo que nos contaron.

La primera cosa que me impresionó fueron los cactus gigantescos y las palmeras que se encontraban por toda la isla, además de estar rodeados todo el tiempo por el océano, ya que nosotros para poder ver el mar tenemos que viajar a otros países.

Algo que me encantó fue la comida típica española, como por ejemplo, los churros y la tortilla de papas, y la que nos ofreció el instituto con los mejores platos tradicionales canarios.

Referente al centro, me gustó el patio común para que los estudiantes pudieran tener un descanso entre clases, y sobre todo, la fiesta final que montaron allí para todos nosotros.

Además de la gran amabilidad y hospitalidad de los canarios con todos nosotros, principalmente, cómo se abrían a conocernos y saludarnos aunque fuéramos desconocidos para ellos.

Lo que más me gustó, sin duda, fue la visita en camello por las dunas de Maspalomas, fue una experiencia increíble, aunque no se quedan atrás las prácticas de paddle surf en el sur de la isla. Otra de las visitas que más me gustó fue el tour en grupos por la capital, en la zona de Triana y Vegueta.

Por último, una de mis cosas favoritas fue la tranquilidad de la isla y su gran atractivo turístico.”

Nuria Gil Mayor y Tara Medina Núñez (2º Bachillerato)

Perséfone

Perséfone, condicione, emocione, ilusione.
Plutón, acción, gruñón, ladrón.
Corazón y emoción.

Mira, ¡qué flor tan bonita!
Qué bonita se ve.
Qué bien huele,
no la cortes todavía.
Quiere aire, quiere sol…
Déjala
Déjala que se llene de color.

Con ella, la primavera llega.
Con ella, la alegría y la ilusión llegan.
Con ella, el color llega.
Con ella, la primavera llega.
Sin ella, el invierno llega.
Sin ella, el frío llega.
Sin ella, la oscuridad llega.

Cae
nieve perfecta.
Cae
nieve sobre las mariposas.
Cae
nieve a paso de flor.
Cae
nieve en copos de colores.
Nieva en todos los rincones.

Un balcón, un ladrón, Plutón.
Un balcón y una mirada.
Una mirada sin palabras.
Solo acción.

Un amor
que cae desde la oscuridad.
Un amor
al clamor del invierno.
Un amor
con un anhelo intenso.
Un amor
en todo eterno.
Un amor
sobre los afligidos y solitarios.
Un amor
en el corazón.

Perséfone, condicione, emocione, ilusione.
Plutón, acción, gruñón, ladrón.
Corazón y emoción.

Vaitiare Santos Martín. 1º Bachillerato D

El gran árbol

La primavera se acerca y las flores del árbol empiezan a nacer, rodeadas de verdes hojas que cuelgan de ramas. Ramas finas como hilos, en las que los pájaros pueden encontrar su hogar, bailan al ritmo del viento. Pájaros e insectos revolotean alrededor y se posan para tomar descanso. El tronco es el cuerpo que sostiene a las bellas ramas con su robusta madera, la cual sigue pareciendo tan joven como hace años, a pesar de haber envejecido. Las hojas caen al suelo como pequeñas gotas de agua en un río. Y en la parte más profunda, se encuentran las raíces, unos pies que jamás podrán caminar. Se extienden por el suelo y acaban siendo cubiertas por la hermosa hierba. Son como pequeños ríos que desembocan en lo más oculto de la naturaleza. Este gran árbol me hace sentir una inmensa paz y recuerdos de mi infancia fluyen por mi cabeza, al ver a toda la naturaleza conviviendo en armonía.

Belén Hernández Pérez. 3º ESO B