El Casino

Algunos vecinos, y en representación del pueblo, solicita al ayuntamiento que se le facilite aquella parte del edificio de la cárcel, sin uso, con el objeto de formar un salón para un teatro dramático que al paso sirva de recreo y para la ilustración del pueblo.

El Ayuntamiento acuerda que se les conceda el uso de las tres piezas que se hallan inservibles y de convertirlas en el salón Teatro bajo las condiciones que se proponen.

La primera sede de la Sociedad de Fomento, Instrucción y Recreo “el Casino”, fue a la izquierda y adosado al Ayuntamiento actual que se localiza en la plaza, tal institución dio nombre a la calle donde se hallaba, calle Sociedad y permaneció en el mismo sitio durante 87 años.

El día primero de julio de 1847 se redactó el reglamento de la nueva institución y que fue aprobado por la Junta General. .

El Casino de Gáldar disfruta en sus primeros años de una intensa actividad: tertulias diarias, animados bailes y asiduas veladas aplaudidas por todos. Sólo durante los meses que duró la epidemia de cólera la vida social de la entidad quedó interrumpida al encontrarse enfermos muchos de sus miembros y fallecidos otros a causa del terrible mal.

Asimismo, esa Sociedad tuvo distintos periodos de cierre debido a motivos varios: periodos bélicos, crisis económicas, falta de entendimiento con la corporación, etc.

En 1934, el Ayuntamiento reclamó el edificio al Casino para poder atender sus necesidades de espacio..

En 1963, y después de estar ubicado en en varias dependencias vive el Casino el momento más trascendente de su nueva andadura, ya que una serie de personalidades compraron a D. José Samsó Henríquez el inmueble actual para que sirviera de sede a la Sociedad . Su coste fue de 1.500.000 ptas, teniendo la compra la condición de que los adquirientes habrían de ceder el edificio al Casino.

Los complejos programas de actos con motivos de las fiestas patronales, los bailes sociales en el Teatro Municipal o en el propio Salón, los ciclos de conferencias, las veladas artísticas, musicales y literarias, las más variadas competiciones y entretenimientos recreativos, el acceso a la biblioteca y a la lectura de la prensa y revistas y el valioso Certamen Musical “Pedro Espinosa” y otros hacen que hoy se mantengan activos los primeros objetivos que se trazaron en los albores de 1847 la Sociedad de Fomento, Instrucción y Recreo (El Casino)

Esta entrada fue publicada en Capitán Quesada, Lugares. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *