PARA EL IES LAS HUESAS » UNA EXPERIENCIA EDUCATIVA DE GRAN VALOR»

¡¡Una experiencia educativa de gran valor!!

Del el 27 al 29 de noviembre, alumnos/as de 4 ESO han participado en una actividad incluida dentro del Proyecto de Patrimonio Histórico, Cultural y Natural del IES Las Huesas, titulada la Huella de los Canarii.
La actividad se ha desarrollado en las cumbres de la isla de Gran Canaria, concretamente en el municipio de Artenara, con una estancia de tres días. Se han organizado diversas actividades con el fin de contribuir al conocimiento de la historia de Canarias, poniendo en valor nuestro paisaje y costumbres. Desarrollándose de la siguiente manera:

Día 1. 27/11/19
Hemos podido disfrutar de una visita al Centro Locero de Lugarejos, donde las manos de la artesana nos ha mostrado los pasos a seguir para conseguir realizar una bella loza, siguiendo el modelo tradicional de los antiguos canarios, sin torno. Seguido de una visita a la escuela de Tejeduría de las Arbejas, ancestral oficio femenino, donde las tejedoras nos enseñan cómo se fabricaban prendas de ropa o alfombras, hoy consideradas obras de arte.
En la sesión de tarde, tras una caminata por senderos de la red de caminos de Artenara, llegamos al Centro Cultural del municipio, donde vamos a realizar una de las actividades programada, pues el centro de Interpretación de Risco Caido está cerrado por obras. En estas instalaciones el técnico del Cabildo del área de patrimonio histórico, nos esperaba para vivir una experiencia de realidad virtual sobrevolando los paisajes de la cumbre, así como tuvimos la oportunidad de disfrutar de la realidad aumentada, donde el alumnado pudo sentir estar dento del yacimiento del Risco Caido. La jornada finalizó en los balcones del pueblo que nos permitió disfrutar de las vistas de las formas geológicas  únicas con las que contamos en este zona, considerada una tempestad petrificada por Miguel de Unamuno. Un atardecer impresionante.


Día 2. 28/11/19
En el segundo día de trabajo, partimos de las Arbejas hacia Juncalillo de Gáldar, con una compañía inmejorable, Manolo Rivero, Anastasio y Rubén, sabios guías intérpretes de la zona que colaboran con Guaci, coordinadora del Proyecto Fundación Lidia García. Viajamos con ellos y a través de sus palabras, por un recorrido en el que compartieron sus conocimientos históricos, agrícolas, costumbres, toponimia, anécdotas… En la que nos transportaron a su niñez y nos hicieron sentir como se vivía antaño.
En la sesión de tarde se realizó trabajo grupal, donde el alumnado realiza una labor de ordenación y catalogación de la información hasta el momento obtenida.

Día 3. 29/11/19
En el tercer y último día, el objetivo es contribuir a la recuperación ambiental de la isla, tras el devastador incendio sufrido en verano. En colaboración con el Cabildo, área de Medio Ambiente, pudimos aportar nuestro granito de arena para que nuestra isla en pocos años esté tan verde como lo estaba antes. Se realiza la plantación de especies adaptadas a la zona como pinos y fayal-brezal con el objetivo de que se restablezca el entorno.

Agradecemos la generosidad y amabilidad de un montón de personas e instituciones que han hecho posible que esta inolvidable experiencia educativa sea una realidad, sin más intención que contribuir al conocimiento profundo de Gran  Canaria y su cultura, para así ponerla en valor y protegerla. Gracias a Mari (locera), Jenny (tejedora), Octavio (Cabildo. Patrimonio histórico), Asociación Sabios Guías Intérpretes con Guaci como coordinadora y sus trasmisores Manolo Rivero, Anastasio y Rubén. Así como a Rainiero por su implicación ambiental. Por último, en necesario nombrar al Programa Enseñas de la Consejería de Educación, que ha subvencionado la actividad, siendo totalmente gratuita para el alumnado participante.

La actividad ha sido valorada por el alumnado una experiencia educativa inolvidable, se han sentido parte de lo que estudiaban, la clave para la construcción de un conocimiento verdadero y real. Se cuida aquello que se ama, para amar es necesario conocer y valorar.

¡EL GRUPO DE TEJEDA NOS CUENTA SU AVENTURA! (PARTE 3)

Tercer día.-

Último día de nuestra estancia en Artenara y en esta jornada nos esperaba en la zona de Los Moriscos, muy cerca del Monumento Natural del Montañón Negro, el resto de alumnado del CEO Tejeda, para realizar una regeneración ambiental en una de las zonas más devastadas por los incendios del pasado agosto.

El alumnado acompañado por los docentes Esther, Gloria, Aaron y Antonio llegaron a la zona donde les esperaba Rai Brandon (jefe técnico del paisaje protegido de las cumbres), con las herramientas necesarias para plantar. Rai nos comentó que íbamos a plantar fayas y brezos, realizó una explicación del papel fundamental de las especies vegetales de Canarias en la formación de los ecosistemas, así como el lugar que ocupa el fayal – brezal como piso de transición entre el termófilo y la laurisilva y entre este y el pinar. Por último, nos informó mediante una demostración cómo debe ser el proceso (cavar, plantar y proteger mediante mallas).

Una vez finalizadas las explicaciones, formamos diversos grupos y ocupamos la ladera con el material necesario (sachos, plantas, mallas y tiras de madera) para empezar a cavar, plantar y proteger los árboles. El alumnado mostró un gran interés, satisfacción y orgullo por contribuir, con esta actividad, en la recuperación ambiental de nuestra isla. En quince años, nos comentó Rai,nuestros pequeños arbolitos se convertirán árboles de entre tres y cinco metros de alto.

Queremos agradecer a todos los que de una u otra manera han colaborado para que esta experiencia haya sido posible. En esta jornada queremos agradecer al equipo del medio ambiente del Cabildo que sin su colaboración esta fantástica jornada no hubiera sido posible.

¡EL GRUPO DEL CEO TEJEDA NOS CUENTA SU AVENTURA! (PARTE 2)

SEGUNDO DÍA

Intensa jornada la que nos esperaba el segundo día de estancia en Artenara. Después de un contundente desayuno, sobre las 9:30 de la mañana comenzamos la ruta de guías, sabios e intérpretes. Don Manolo Rivero, Anastacio y Rubén (sabios del lugar) partieron con nosotros desde las Arbejas por el “Camino de los Cantos” visibilizando bocaos, terrazas y cadenas de cultivos, del Patrimonio Cultural del Risco Caído. Manolo Rivero, Rubén Espino y Anastacio nos explicaron los distintos senderos asociados al uso vecinal agrario y ganadero, muros de contención, tipos de construcciones, casas cuevas , sistemas de regadío, tipos de cultivo, oficios y tradiciones así como muchas anécdotas y costumbres de la zona.

Desde el comienzo del sendero en el barrio de las Arbejas pudimos visualizar el barrio del Tablado de Gáldar, hacia donde nos dirigíamos bajando por la ladera del barranco Hondo perteneciente al municipio de Artenara. Llegados al cauce del barranco, límite de los municipios de Artenara y Gáldar observamos los restos del Molino de Mercedes, infraestructura hidráulica de gran importancia donde se hacía el gofio y la harina y que estuvo en funcionamiento hasta la década de los 60 del siglo pasado, tristemente ahora se encuentra en ruinas.

Ya en el barrio del Tablado, municipio de Gáldar, nos esperaba Lalo García quienes nos explicaron el oficio del paredero, con una pequeña demostración al pié de una terraza o bocao, conociendo términos como masones, ripios y el drenaje que sirve para filtrar el agua. Seguidamente paseamos por el barrio del Tablado observando las distintas casas cuevas y donde nuestros sabios acompañantes trasmitieron su sabiduría respondiendo todas las preguntas que se les formularon muy amablemente.

El fin del trayecto llegó cuando alcanzamos Juncalillo, (término que procede del junco, especie que abunda en la zona) donde disfrutamos de un enyesque típico canario como son las papas arrugadas, el queso del país y mantecado de Juncalillo.

Después del merecido descanso en las Arbejas, nuestros sabios Manolo, Anastacio y Miguel se acercaron a la casa para continuar disfrutando de su compañía, aportándonos nuevos conocimientos de la zona tales como fiestas populares, agricultura, ganadería y distintas inquietudes relacionadas con el futuro uso que se le dará a la zona, después del reciente nombrado Risco Caído y Montañas Sagradas Patrimonio Cultural.

Queremos agradecer enormemente a nuestros informantes Rubén, Manolo, Miguel, Anastacio, Lalo por su generosidad, cariño, cercanía. También agradecer a Guacimara Coordinadora de la Fundación Lidia García.

¡EL GRUPO DEL CEO DE TEJEDA NOS CUENTA SU AVENTURA!

ACTIVIDAD COMPLEMENTARIA Y EXTRAESCOLAR – PROYECTO “LA HUELLA DE LOS CANARII” 20    22 DE NOVIEMBRE – ARTENARA – JUNCALILLO 

PRIMER DÍA

Con el objetivo de vincular a los mayores con los jóvenes y que así puedan trasmitir sus conocimientos y oficios para que estos no se vean abocados al olvido, continúa el proyecto “La huella de los canarii” con la visita, en esta ocasión del alumnado del CEO Tejeda a los municipios de Artenara y Gáldar.

En este primer día 20 de noviembre el alumnado salió del CEO Tejeda a las 8:30 horas con destino al barrio de las Arbejas (barrio de Artenara) donde se encuentra el lugar de estancia de los próximos 3 días. Una vez instalados partimos a las 9 horas hacia Lugarejos donde nos esperaba la alfarera  de la zona, Mari León (a la que agradecemos su fantástica acogida). Mari león nos mostró y explicó estupendamente el arte de la loza hecha a mano con barro, arena,  almagre y petróleo. Vimos una inmejorable exposición de distintos objetos como los bernegalillos, bernegales, el porrón, palanganas, cafeteras…etc; que en la actualidad se usan como elementos decorativos pero que no hace muchos años eran de gran utilidad. Por último, Mari nos hizo una demostración de cómo en unos pocos minutos se realiza una pieza de loza (un bernegalillo).

Desayunamos en Lugarejos partimos hacia las Arbejas donde nos esperaba Jenny, de la Escuela de Tejeduría de Artenara, que nos enseñó el arte del telar el cual nos pareció muy interesante a la vez que complejo. Conocimos las partes que forman los telares y los distintos tipos (tradicionales y de contramarcha), así como las distintas prendas que realizan como son bufandas, alfombras, fagines, chalecos. También realizan cuadros con la lana.

Después del almuerzo y un pequeño descanso en la Casa Rural Ca`Miguel, partimos hacia Artenara  por el sendero de San Fernando donde se empiezan a observar brotes verdes después de los devastadores incendios del pasado agosto. Hicimos una breve visita a la virgen de la cuevita porque Octavio Pineda, del Cabildo de Gran Canaria, nos esperaba en el centro de interpretación del Patrimonio Cultural de Risco Caído y Montañas Sagradas de Gran Canaria. En el centro Octavio Pineda y Catalina nos guiaron informándonos de  cada una de las exposiciones. Una vez terminada la visita al centro de interpretación nos desplazamos al Centro Cultural de Artenara donde visitamos una de las cuevas del Risco Caído (C6) mediante tecnología invertida y realidad virtual. Agradecemos desde aquí al Cabildo de Gran Canaria, sin el cual hubiera sido imposible disfrutar de esta fantástica experiencia.

La noche hizo su presencia sobre las 18:30 horas, y no quisimos regresar a casa sin antes divisar, desde el mirador de Unamuno el municipio del que venimos, pintado en una pequeña parte de la gran Caldera de Tejeda, una de las más caóticas, complicadas y heterogéneas de toda Canarias. Observamos desde Artenara el paisaje inhóspito y bello que describió Unamuno, pintado en rojos y marrones volcánicos erosionados. Pero también el negro de la huella de los incendios que obligaron a los alumnos y alumnas a abandonar sus hogares dos veces el pasado agosto. Aún así empiezan a aparecer los primeros brotes verdes en los cauces de los barrancos y en las abruptas laderas, indicios claros de la pronta recuperación de Gran Canaria.

ES AHORA EL I.E.S CAIRASCO DE FIGUEROA EL PROTAGONISTA (6,7 y 8 de Noviembre)

Crónica 1º día: jueves, 6 de noviembre

Los participantes del proyecto del I.E.S. Cairasco de Figueroa hemos iniciado hoy miércoles 6 de noviembre, nuestra estancia en Las Arvejas, en «cá Miguel». La jornada comenzó con la visita al centro locero de Lugarejos, haciéndonos de guía y de cicerone Mari, que atendió amablemente a todas nuestras preguntas, nos informó de la importancia del centro y de su trabajo y nos ilustró con una demostración del mismo.

Desde aquí seguimos ruta hacia la escuela de tejeduría de las Arvejas. Nos ha impresionado el espectáculo pavoroso que dejó tras de sí el incendio del pasado verano, pero también nos hemos
alegrado contemplando cómo poco a poco se recupera la vegetación.


Por la tarde hemos ido al centro de interpretación de Risco Caído y participado de una experiencia  de realidad virtual que nos ha permitido disfrutar de la cueva como si hubiéramos estado realmente en ella.

Nuestra valoración global como grupo es que ha sido de un alto contenido didáctico, lúdico e innovador.

 

Crónica 2º día: jueves, 7 de noviembre

Partiendo de Las Arvejas, iniciamos una ruta a pie en torno a Barranco Hondo, que finalizó en Juncalillo, donde nos recogió una guagua que nos dejó de vuelta en el punto de partida.

Por el camino, contamos con la experta guía de los sabios-intérprete, primero Anastasio y luego Lalo. Nos explicaron e indicaron el sitio exacto donde comenzó el pavoroso incendio de pasado verano; el inicio y el final de Barranco Hondo, lo elementos agropecuarios de la ruta, con paradas para explicarnos un molino de agua abandonado que encontramos, el sistema de construcción de varias paredes de “los bocaos”, estanques-cueva, galerías de agua, es decir, todo lo más destacado que nos íbamos encontrando.

Pasamos por casa de Rubén, que nos explicó el proceso de excavación y construcción de las casas-cuevas, hábitat predominante en esta zona, y nos narró algunas historias “de miedo” de cuando él era chico. Algunas las conocía por boca de su abuela.

En Juncalillo tomamos una leve comida y visitamos su iglesia, también guiados por las explicaciones de Anastasio.

Durante la ruta, los chicos/as pudieron formularles todo tipo de preguntas relacionadas con la memoria histórica ycultural, que gustosamente nos respondieron.

Por la tarde, después de un breve descanso, estuvimos entrevistando, otra vez a Anastasio, a Miguel y a Cristina (una tía abuela de nuestras alumnas) que nos ilustró de vivencias relacionadas con su infancia, juegos, trabajo en la zafra en San Nicolás de Tolentino, noviazgomatrimonio, fiestas y recuerdos de su vida en general. La jornada, exhaustiva, no dio para más, pero volvimos a la casa con frutas y un par de quesos que amablemente nos obsequiaron nuestros entrevistados.

Crónica 3º día: viernes 8 de noviembre.

Esta jornada, la más breve de todas ya que regresamos al centro a las 12 horas, comenzó recogiendo la casa rural en la que nos habíamos alojado, desayunando y disponiéndonos a que la guagua que venía del centro con unos treinta compañeros/as, nos recogiera para llevarnos a la

Retamilla, cerca de Montañón Negro, donde fuimos a reforestar un área que padeció especialmente con el incendio del verano.

Fuimos asistidos por técnicos de Medio ambiente del Cabildo de Gran Canaria, que tras explicarnos la importancia de lo que íbamos a hacer e indicarnos como hacerlo, nos proporcionaron los plantones y las “camisas” protectoras para evitar la depredación de las especies como el conejo o las ratas.

Básicamente plantamos dos especies pertenecientes al Monte Verde, fayas y cedros, en una zona que en la que actualmente predomina el pinar, porque según nos explicaron, tras crecer serviría para facilitar las labores de extinción en caso de que se produjera otro incendio.

Con la tarea acabada, ya sólo nos quedaba despedirnos de estos días de maravillosa estancia en un paraje tan espléndido como Artenara y Juncalillo y emprender el regreso al centro, cansados pero muy contentos.

ES EL TURNO DEL IES ARUCAS DOMINGO RIVERO: 23-24-25 OCTUBRE

Por fin llegó el momento de que los alumnos y alumnas de 4º ESO del IES Arucas-Domingo Rivero que participan en  el Proyecto de Patrimonio » La Huella de los Canarii» comenzasen su aventura en el PCRCESMGC.

El primer día, y como estaba previsto, se visitó el centro Locero de Lugarejos, con Mari León, donde pudimos apreciar y comprobar in situ  el trabajo tradicional de la loza, así como conocerla cómo se transmitían estos saberes, quiénes hoy  en día están interesados y cómo poder evitar que estos usos tradicionales que forman parte del acervo isleño se diluyan para los jóvenes.

 

De allí nos dirijimos a las Arbejas  (Artenara) donde Jenny nos explicó detalladamente el trabajo de la lana, modo de trabajo desde la recogida de la materia prima hasta que llega al mercado la pieza y situación actual de los artesanos y su modo de vida, salidas y recursos de las gentes que deciden vivir en el ámbito rural, haciendo hincapié en la necesidad de hacer visible el mundo rural y sus tradiciones y oficios como vía para un futuro sostenible.

La tarde realizamos un encuentro con RISCO CAÍDO, en el Centro de Interpretación de Artenara  donde, gracias al Ayuntamiento de Artenaray al Cabildo, hicimos la visita al Centro, prolija en información y donde se está trabajando para la recreación de la Cueva, y nos prepararon las gafas de realidad virtual especialmente diseñadas para trasladarnos a la cueva e interactuar con objetos supuestos, haciendo posible situarse y moverse en la cueva de forma totalmente realista . Destacamos lo bien que está recreada y la iluminación , así como la experiencia novedosa para el alumnado, cuyo disfrute fue doble al poder conocer e indagar más sobre la vida de los aborígenes canarios y cómo hoy en día aún continúan en la zona de cumbre con los mismos usos del suelo y algunas tradiciones.

La caminata de Artenara a las arvejas nos permitió ver lo agradecida que esla tierra, empezando a mostrar sus primeros brotes en los pinos que este agosto ardieron durante días.

 2º Día

En la segunda jornada en Artenara nuestro alumnado ha realizado una ruta etnográfica desde las Arbejas a Juncalillo en compañía de los Sabios Guías Intérpretes (Fundación Lidia Garcia). Antonio, nuestro guia junto a Guacimara, Lalo y Ruben han relatado los usos del suelo, formas de vida tradicionales,  costumbres, técnicas agrícolas y constructivas como molinos, pozos…s. Durante la tarde los alumnos y alumnas han realizado entrevistas preparadas previamente en el aula con el profesorado para saber más sobre la realidad del sector primario en la zona de la Cumbre de Gran Canaria y las posibles acciones para un futuro sostenible que pasan  por volver a los usos tradicionales.

Agradeciendo la colaboración de nuestros guías compartimos la petición de change.org de las Asociaciones de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria para solicitar agua de riego para la Cumbre de Gran Canaria.

3er Día- recuperación medioambiental

Para finalizar la experiencia, el viernes 25 todo el alumnado de 4º ESO subió desde Arucas a la Retamilla para realizar la labor de reforestación que el Cabildo nos facilitó y desde aquí les damos las gracias. 68 alumnos estuvieron de 10 a 12 reforestando la ladera que ya habían empezado a trabajar los alumnos del IES 7 Palmas y que seguirán las semanas próximas los de los demás centros del proyecto.

¡EL IES SIETE PALMAS FINALIZA SU ESTANCIA EN LA CUMBRE LLEVANDO A CABO UNA RECUPERACIÓN AMBIENTAL! DIA 3

Es hora de regresar pero antes tocaba sembrar esperanza en forma de pequeños árboles que

devuelvan el verde a un paisaje castigado por las llamas.

Hoy cuarenta compañeras y compañeros de 4º D y de la Ecocuadrilla, junto a las profes Yurena, Saro y Cristina nos recogieron a las 9:40 en las Arbejas para dirigirnos a la Retamilla en la base de la montaña de los Moriscos.

Desde el Cabildo, Rai Brandon, jefe técnico del Paisaje protegido de las cumbres, nos esperaba con

las herramientas y los proyectos de árbol en una finca propiedad de la Heredad de aguas de Arucas y Firgas.  Nos explicó lo qué ibamos a plantar, fayas y brezos, y sobre todo, nos instruyó sobre cómo realizar todo el proceso: cavar, plantar y proteger.

A partir de ahí empezó la frenética actividad de bajar y subir por las laderas con todo lo necesario.

Nos distribuimos en grupos de 2 ó 3, uno cavaba, otro plantaba y un tercero colocaba la protección. A pesar del cansancio todos mostraban su cara de satisfacción por poner su granito de arena para la recuperación ambiental de nuestras cumbres. Y es que el terreno tenía una pendiente considerable dificultad añadida a las piedras que había por muchos sitios.

En 15 años, nos dijo Rai, nuestras intenciones tendrán un porte arbóreo.

A las 12:30 habíamos acabado y emprendimos el regreso a nuestras casas, algunas y algunos tras

varios días en la cumbre con el eco de la puesta de sol por Tamadaba, los bocaos, las papas, los nogales, las higueras, las cuevas, la visita al centro locero y al telar y sobre todo de las palabras de Lalo, Miguel o Manolo, Anastasio, Jenni o Mari.

Gracias a todos los que han colaborado para que esta experiencia con mayúscula haya sido posible. Algunos ya los hemos ido nombrando, desde el Cabildo de Gran Canaria, el equipo de Risco Caído y las montañas sagradas de Gran Canaria y el servicio de medio ambiente, que nos han acompañado en todo el proceso y nos han facilitado contactos, recursos, ideas, etc; desde la Consejería de educación, la Dirección General de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa que creyó en el proyecto y lo financió; la Fundación Lidia García que nos organizó la ruta de Visibilizando bocaos, cadenas y bancales de Risco Caído y colaboró en el transporte de la actividad; y a las personas que han participado y colaborado como Mari León, Jenni Cabrera, Manolo Rivero, Lalo García, Anastasio, Miguel Medina y Rubén Pulido.

EL IES SIETE PALMAS CONTINUA SU AVENTURA: ¡DÍA DOS!

Nos despertamos temprano porque nos esperaba otra intensa jornada.

Dimos buena cuenta de un suculento desayuno a base de leche, queso, bizcocho de Juncalillo, cereales, gofio, mantequilla, mermelada y pan de Artenara. Nos acompañaron dos nuevos amigos, guau y bzzz, un perro y una avispa.

A las 9:30 empezamos la ruta de guías, sabios e intérpretes, visibilizando bocaos, bancales y cadenas de Risco Caído acompañados de Manolo y Anastasio dos sabios que nos explicaron los secretos del paisaje y de las tradiciones de la zona. Nos detuvimos en varias ocasiones donde nos contó cosas muy curiosas como que jugaban al fútbol con una vejiga de cochino. Cerca del fondo del barranco vimos el molino de agua de Mercedes testigo mudo de una época en la que el gofio era el principal sustento.

Tras cruzar las lindes de los municipios de Artenara y Gáldar llegamos al barrio del Tablao donde nos esperaba Lalo, que nos desentrañó los entresijos del oficio de paredero. Un poquito más adelante pasamos por la casa del paredero Rubén que durante muchos años se dedicó a inventarse hogares en el corazón de las rocas. Y entre uno y otro se incorporó a nuestro grupo Guaci, la coordinadora de la Fundación Lidia García organizadora de la ruta que poco a poco se acercaba al final, tras ver la casa de Manolo, en la plaza de Juncalillo, donde tomamos un enyesque a base de papas arrugadas con mojo, queso del país, bizcocho de Juncalillo, mantecados y polvorones de almendra.

Seguidamente regresamos en guagua a las Arbejas y tras una siestita llegaron nuestros informantes, Manolo, Anastasio, Lalo y Miguel que muy amable y generosamente nos transmitieron su sabiduría respondiendo a las preguntas que todos y todas les hicimos. Hubo tiempo también para echarnos unos boleros e isas y para disfrutar, desde la azotea, de unas maravillosas vistas al poniente con Tamadaba y el Teide como protagonistas de lujo. Nuevamente el sol se empeñaba en regalarnos unos colores de ensueño. Fue un momento muy emocionante e inolvidable en el que estuvimos acompañados por Yurena, Irene y Fina.

¡EL IES SIETE PALMAS COMIENZA SU AVENTURA! DÍA 1 EN LAS ARBEJAS, ARTENARA Y LUGAREJOS.

¡La huella de los Canarii se pone en marcha! El 16 de octubre se dio el pistoletazo de salida a las estancias y allí estaba el grupo del IES Siete Palmas rumbo a la aventura en el PCRCESMGC.

A las 8:30 salimos del centro en dirección a las cumbres de la isla. Sobre las 10:00 llegamos al centro locero de Lugarejosdonde fuimos recibidos estupendamente por Mari León, alfarera, que nos explicó el arte de la loza hecha a mano. Nos mostró que lo más bonito no es siempre lo que sale de la fábrica. Con barro, arena y almagre, es capaz de crear un montón de objetos que antes tenían gran utilidad, como un bernegal, un vasija o un gánigo ahora son bellos objetos de decoración testigos de épocas pretéritas.

Tras enseñarnos todo el centro, nos hizo una demostración de cómo se levanta una pieza en solo 5 minutos.

A continuación, nos dirigimos al barrio de las Arbejas (no confundir con la comida, que se escribe con v Arvejas), donde estaba nuestro centro de operaciones además de la siguiente etapa de la jornada, La Escuela tejeduría de Artenara. Allí nos esperaba Jenni que nos enseñó bastante bien los entresijos de un telar, muy interesante a la par que muy complejo.

Tocaba reponer fuerzas con nuestros bocatas de tortilla, luego un poquito de descanso y pa´Artenara por el camino de San Fernando, en el que se apreciaban las huellas del devastador incendio. Al llegar al pueblo fuimos al centro de interpretación donde nos dividimos en dos grupos, unos nos quedamos allí y otros fuimos al centro de cultura donde nos sumergimos en una experiencia de realidad virtual del interior de la cueva C6 de Risco Caído. En el centro de interpretación Amanda nos guió en un recorrido por el recinto que próximamente albergará una réplica 1×1 del yacimiento estrella del PCRCESMGC. Estas actividades se realizaron gracias a la colaboración del Cabildo de Gran Canaria que en la persona de Octavio Pineda, que estuvo con nosotros coordinándolo todo.

El sol poco a poco se iba poniendo por Altavista – Azaenegue y era hora de regresar, pero antes quisimos rememorar las palabras de Unamuno y nos encontramos con un espectacular paisaje, la caldera de Tejeda bañada por las últimas luces del día, un magnífico regalo que la naturaleza nos quiso brindar. Ya podíamos regresar a casa con el alma tranquila, aunque algunas hubieran preferido congelar la belleza de esos mágicos momentos.