Segunda parte

Sacamos con raiz el resto de la planta (lo que se conoce como macolla)

https://drive.google.com/open?id=0B7mBWj5gw74dUUZnbEdMNVZhaGxIcGdZOHdHLUZsMGhmR0Z3

y, una vez que quitemos la semilla que haya podido caer al suelo y que pondremos en la bolsa, colocamos la macolla sobre el suelo de dónde la hemos arrancado por dos razones:

Para indicar en nuestra próxima visita dónde trabajamos la vez anterior y porque la macolla impide el crecimiento de las plantas de Rabo de gato debajo de ella..

https://drive.google.com/open?id=0B7mBWj5gw74dUzdTQzl6dlQzM0dyTmc0cUJTaDVUY3c0SkRr

Nuestro proyecto científico

Las semillas del rabo de gato recogidas actualmente hay que llevarlas al PIRS.

En nuestro centro, los alumnos de 4º de Ciencias experimentales y su profesora Vanesa Yanes Martín, las han separado, pesado y puesto en un recipiente cerrado, al que se añadió agua para sumergirlas. El objetivo es probar si pasados unos meses en agua, si ponemos esa semilla sumergida en tierra, vuelve a germinar o ha perdido su capacidad reproductora. Si el resultado es la pérdida de la capacidad reproductora se podría usar el experimento para que cada ayuntamiento ahogue las semillas recogidas en lugar de llevarlas al PIRS, lo que facilita su trabajo recolector.

https://drive.google.com/open?id=1Q4GfZIBqLxJEfDevJLe7QM8XwpS9-Q7b