Dejar un comentario

Fauna

En la actualidad viven en canarias unas 12700 especies diferentes de animales terrestres, además de otras 4500 marinas. Entre ellas alrededor de 3600 especies son endémicas, la mayor parte terrestres.

Invertebrados

Como es natural, los invertebrados son mucho más numerosos que los vertebrados, casi 8000 frente a 125 especies. La proporción de animales introducidos por el hombre es mucho mayor entre los vertebrados.

  Babosa de laurisilva

Moluscos

Los caracoles terrestres y dulceacuícolas son uno de los grupos animales con mayor proporción de endemismos de Canarias. Los últimos datos publicados estiman que existen unas 250 especies diferentes, de las que aproximadamente un 80 % son endémicas del archipiélago, pero estos datos crecen a medida que se van describiendo nuevas especies (entre 2000 y 2003 se describieron 12 especies). Excluyendo las introducciones humanas se han contabilizado 30 géneros de estos animales en las islas, de los que seis son endémicos. El más diverso es Napaeus, del que existen más de medio centenar de especies. Otro género endémico destacable es Canariella (29 especies). El género Hemicycla cuenta con hasta 40 especies en las islas, Monilearia con unas 15 y Obelus con media docena.

Napaeus variatus, endemismo tinerfeño

Un grupo digno de mención son los vitrínidos, con unas 20 especies en Canarias. Estos tienen aspecto de babosas, pero en realidad tienen una pequeña concha visible. Debido a que no pueden retraerse dentro de esta tienen mayor riesgo de pérdida de agua y viven en lugares húmedos, como la Insulovitrina Lamarckii, que habita los bosques de laurisilva de Anaga.​

Peces

Hay una gran variedad de peces en las costas canarias, no existiendo ninguna especie dulceacuícola autóctona.

Están establecidas al menos el pez rojo , la gambusia , el black-bass , el guppy  y la carpa.

Reptiles

No hay anfibios autóctonos en el archipiélago. Las dos únicas especies, ranita meridional  y rana común , son introducidas.

Hay en Canarias 16 especies endémicas de reptiles pertenecientes a tres géneros de tres familias distintas, lisas , perenquenes  y el género endémico de los lagartos gigantes.

         

Tortugas

Aunque no anidan en las islas, pueden observarse en las aguas del archipiélago cuatro especies de tortugas marinas:

Tortuga boba , tortuga verde , tortuga carey  y, ocasionalmente, tortuga golfina  aunque es mucho más habitual en Cabo Verde, Azores, Madeira y la costa africana.

En la actualidad no existen tortugas terrestres de forma natural en las islas, pero sí se han encontrado fósiles de tortugas gigantes extintas, de tamaño similar a las tortugas de los Galápagos. En Lanzarote y Fuerteventura se han encontrado fragmentos de huevos de taxones que no se han podido determinar, mientras que en Tenerife y Gran Canaria se han descubierto restos de las especies Geochelone buchardi y vulcánica.

Aves

Son las aves junto con los reptiles las que más especies endémicas aportan a la fauna canaria, con seis especies y 36 subespecies:

Algunas son endémicas de la Macaronesia como el vencejo unicolor  o el bisbita caminero ; otras, ampliamente extendidas por Asia y África, se encuentran en las islas más orientales, como la hubara ( o el corredor . Un estudio publicado en 2016 demuestra que los pinzones azules endémicos de Gran Canaria  y Tenerife son dos especies distintas, no subespecies. El pinzón azul de Gran Canaria está actualmente en peligro de extinción​ y es mucho más escaso que la especie de Tenerife que tiene una distribución y población mucho más amplia por dicha isla y es un pájaro común en los bosques de pinares tinerfeños.

Un caso especial dentro de la fauna autóctona de las islas es el canario , pájaro que durante toda la Edad Moderna se extendió por todo el mundo como ave de canto.

En las estepas y demás zonas áridas de las islas más orientales del archipiélago (Fuerteventura, Lanzarote, La Graciosa y el islote de Lobos) habita el ave de mayor tamaño del archipiélago, la hubara canaria . Se trata de una subespecie de avutarda hubara endémica de las Canarias orientales.

En La Palma habita la graja , subespecie de la chova piquirroja y exclusiva de esta isla.

Entre las rapaces cabe señalar la presencia de falcónidos como el cernícalo vulgar , el halcón peregrino  o el halcón tagarote; también pueblan las islas el búho chico , la lechuza , el ratonero (con la subespecie endémica B. buteo insularum), el milano negro , el gavilán , y el águila pescadora . Los carroñeros tienen como único representante al guirre.

Al menos 12 especies han sido introducidas por el hombre.

Se extinguió el ostrero unicolor canario  a principios del siglo XX.

En las islas orientales se han encontrado restos de huevos fosilizados de grandes aves. Fragmentos y huevos casi completos han sido hallados en el norte de Lanzarote en depósitos cuya datación oscila entre seis y siete millones de años. Aunque durante largo tiempo sólo se conoció la existencia de estas aves fósiles en Canarias, cuando comenzaron a realizarse estudios más exhaustivos se recolectaron numerosos huesos pertenecientes a otras especies en Lanzarote, Fuerteventura, Tenerife, La Gomera, Gran Canaria y La Palma.

              

Mamíferos

Existen actualmente en Canarias unas 20 especies de mamíferos terrestres, de los que la mayoría han sido introducidos por el hombre por diversas razones. Los grupos de mamíferos terrestres más importantes de las islas Canarias son los murciélagos y las musarañas, dado que nueve especies de esos dos grupos (siete especies de murciélago y dos de musaraña), son consideradas las únicas especies genuínamente autóctonas de mamíferos terrestres de las islas Canarias.

En 1405 se introdujo en Canarias el conocido hoy como camello canario, en realidad dromedario de la especie Camelus dromedarius, cuyo origen genético proviene de la región argelina de Tinduf. Desde el año 2015 el camello canario es reconocido como raza autóctona de su especie, no ha ido cruzado con otros ejemplares africanos en los últimos 30 años, y cuenta con unos 1200 ejemplares en las islas.

Dejar un comentario

Flora de Canarias

La flora de Canarias es poco variada por sus características climáticas, hay zonas con clima mediterráneo o sahariano y va desde la zona intermareal hasta una altitud que puede llegar hasta los 700m, donde se encuentra con zonas de bosque. Esta zona tiene una vegetación suculenta, a menudo de tabaibas o cardones o de matorral semideśértico, con aulagas, balos y plantas halófitas. Esta zona se encuentra en peligro por el avance turístico.

Después está el bosque termófilo. Suele ocupar las franja entres los 200 y 600m de altitud, haciendo de transición entre la zona de xerófita y la forestal propiamente dicha, teniendo un clima de tipo mediterráneo. En ella son comunes árboles que pueden vivir aisladamente o en grupos, tales como la sabina, el acebuche y el lentisco. Esta zona a menudo se encuentra muy degradada por coincidir con áreas de alta densidad poblacional.

También está el bosque verde o húmedo, Esta zona suele ocupar terrenos de lluvias abundantes, ocupando mayoritariamente las zonas favorables del norte de las islas entre los 400 y 1500 metros, beneficiándose así de la humedad proporcionada por los vientos alisios al formar estos un mar de nubes. Comprende dos subtipos de bosque: la laurisilva y el fayal-brezal.

Bosque de laurisilva en La Gomera

Después está la zona de pinar que sufrió en el pasado una gran explotación y ha sido objeto de numerosas y extensas repoblaciones desde los años 50 del siglo XX. Esta zona suele encontrarse entre los 1200 y 2000 metros de altitud, existiendo en las islas de El Hierro, Gran Canarias, La Palma y Tenerife. Está dominada por la presencia del pino canario aunque convive en partes con arbustos como el codeso, la jara y variedades de tomillo. Existen también otras especies que habitan al menos algunos pinares, así como ciertos endemismos propias de esta zona.

Por ùltimo están  las zonas más altas de Tenerife y La Palma, por encima de los 1900 metros, existen comunidades arbustivas abiertas, dominada por las leguminosas y prácticamente sin árboles, excepto escasos ejemplares de cedros.

Esta zona cuenta con numerosos endemismos, como el tajinaste rojo, el alhelí del Teide, la retama del Teide, la violeta del Teide , etc.

 

Dejar un comentario

Flora

tarea 3 documento pdf

Despuès de estudiar el tema 2 de Ciencias Naturales que trata de los bosques de laurisilva que son tìpicos de las islas Canarias, excepto Lanzarote y Fuerteventura, debido a que en estas islas no hay mar de nubes.

Bosque de laurisilva y helechos.

 

Mar de nubes.

 

Dejar un comentario

Paisaje y relieve en las Islas Canarias.

Buenas tardes a tod@s.

En este trimestre, tenemos que estudiar  todo lo referente al relieve y al paisaje que podemos encontrar en las Islas Canarias.

Una de las cosas más típicas en todas las islas menos en Fuerteventura y Lanzarote es  el mar de nubes.

                   

Nuestro cole, esta pensando en llevarnos a visitar   algùn sitio para verlas, quizàs el Teide.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Relieve de Tenerife.

 Tenerife es la mayor de las islas Canarias tiene una superficie de 2.034 km2 y 342 kilómetros de costa. Se trata de una isla montañosa, en la que se encuentra el pico del Teide (3.718 m), la mayor altitud de España. Tiene una forma triangular, ligeramente alargada hacia el nordeste. Se encuentra en el centro del archipiélago. Tuvo su última erupción en 1909: la erupción del Chinyero. Es la isla de mayor complejidad geológica. Posee parajes con mucha personalidad como Anaga, el monte de La Esperanza, el valle de la Orotava o la dorsal de Pedro Gil (cordillera Dorsal). No obstante, el núcleo central de la isla son las Cañadas del Teide, que es una gran caldera volcánica. El relieve de Tenerife se organiza en torno a tres macizos: Anaga, Teno y Adeje; la dorsal de Pedro Gil y el edificio central.

Anaga ocupa el extremo nororiental. Tiene una dirección predominante NE-SO. Consta de una serie de valles profundos y angostos de corto recorrido, separados por estrechos interfluvios, rectilíneos que parten de las cumbres. Esta ha quedado reducida a una estrecha cresta de escasa elevación, debido a la erosión. Debido a la erosión encontramos múltiples forma derivadas. En el fondo de los barrancos encontramos formas de acumulación de derrubios. Sus costas se caracterizan por la presencia casi continua de acantilados. Anaga enlaza con la dorsal de Pedro Gil a través de la depresión de La Vega de La Laguna. Este valle se formó por el aporte de lavas sobre un vacío topográfico entre el volcán del Teide y Anaga, siendo, en principio una depresión endorreica, que ha propiciado la acumulación, hasta la colmatación, lagunar de derrubios.

Los Gigantes, Tenerife. Acantilados sobre rocas volcánicas.

Teno se encuentre en el extremo noroccidental de la isla y tiene una dirección general NO-SE. Posee una morfología similar a la de Anaga, pero con barrancos mucho más abruptos y profundos. Sus acantilados son, también, más espectaculares. Aquí se encuentra el acantilado de Los Gigantes. También encontramos el valle de El Palmar, relleno de depósitos de derrubios. Este valle se formó por el cierre temporal de la zona debido a una colada de lava. Teno enlaza con el Teide a través de un activo campo de volcanes. Aquí vemos la cumbre de Abeque y los volcanes de Garachico y Chinyero, que entraron en erupción en 1706 y 1909, respectivamente.
Adeje se encuentra al sur de Teno. Tiene menor relevancia morfológica. Posee una dirección estructural N-S.
Anaga y el edificio central enlazan entre sí a través de la dorsal de Pedro Gil. Tiene una dirección NE-SO. Su morfología responde a las pautas volcánicas directas, muy poco desmanteladas, aunque no faltan los profundos barrancos, producto de la erosión. No obstante, estos no son tan profundos y los interfluvios son más amplios. Aquí encontramos el valle de la Orotava, en la ladera norte, y el valle de Gûimar, en la vertiente sur.
El edificio central es el de mayor extensión y altitud. Es el que acoge el Teide. Es un sector muy complejo ya que aquí se encuentran las tres direcciones estructurales presentes. Presenta el típico relieve volcánico, muy poco desmantelado. Su dorso meridional configura el sur de la isla (las Bandas del Sur). Aquí encontramos un activo vulcanismo reciente. El Teide se caracteriza por un conjunto de rampas que se elevan desde el mar hasta el borde exterior de la caldera volcánica. El sector central del Teide está formado por Las Cañadas del Teide, una depresión tectónica que es una caldera volcánica sobre la que se han construido edificios secundarios más recientes: el pico del Teide (3.718 m) y Pico Viejo (3.135 m).

Relieve de La Palma.

 La Palma es una isla volcánica, con las cumbres más elevadas de Canarias, a excepción de las más altas de Tenerife, como el Roque de los Muchachos (2.426 m). En ella se registró la que fue la erupción más reciente en España hasta 2011, en 1971, en el volcán Teneguía, en la punta sur. En el Roque de los Muchachos existe uno de los observatorios astronómicos más importantes del mundo. Tiene una superficie de 708 km2 y 166 kilómetros de costa. Se encuentra en el ángulo noroeste del archipiélago. Tiene una característica forma de almendra, con el ángulo más agudo apuntando hacia el sur. La Palma tiene una larga historia geológica. La mitad norte es la más antigua, y en ella convergen tres direcciones estructurales NE-SO, NO-SE y N-S. Configura un macizo antiguo. La máxima actividad volcánica corresponde al punto de intersección de estas tres direcciones estructurales. La mitad meridional es la más reciente y posee una dirección estructural dominante N-S.

Zona norte de La Palma.

El conjunto presenta una forma de cúpula, cuyos materiales se disponen radialmente, que alcanzan mayor desarrollo cuando se extienden a favor de una de las direcciones fundamentales; como el barranco del Agua, en la vertiente NE o el barranco de Las Angustias, al oeste. El vulcanismo activo se extiende hasta la actualidad, aunque de forma puntual. Se presenta en la periferia del macizo: Puntallana (vertiente este), Barlovento (extremo noreste) y Puntagorda (al oeste). El accidente morfológico más importante es la caldera de Taburiente. Se trata de una caldera volcáncia  en cuyo interior se encuentran los materiales más antiguos de la isla, junto con algunos de los más modernos. La caldera presenta una pared vertical con escarpes de hasta mil metros. Las debilidades tectónicas han permitido que la erosión abra brechas que dan paso a la caldera. De esta manera se ha formado una red hidrológica bastante jerarquizada. El colector principal que desagua la caldera es el barranco de Las Angustias. El sector meridional de la isla es conocido como Cumbre Vieja. Paradójicamente este es el sector más joven de la isla, y por lo tanto la erosión no ha hecho aún una labor de desmantelamiento importante. Las formas más comunes son directas.

Los barrancos presentan incisiones muy laxas. Aquí se concentran la mayor cantidad de fenómenos volcánicos de la isla. El volcán de Teneguía, que entró en erupción en 1971 está en la punta más meridional de la isla. La costa es notablemente acantilada, debido a que el mar incide con fuerza en lavas poco consolidadas. Partes de las coladas de lavas se han quedado aisladas enfrente de la costa formando islas bajas. Este fenómeno afecta, sobre todo, a la costa occidental, donde destaca una isla surgida por una erupción submarina en 1949. Cumbre Vieja enlaza con la caldera de Taburiente a través de la dorsal de Cumbre Nueva.

Relieve de La Gomera

La Gomera es una isla volcánica situada en el centro del archipiélago, a SO de Tenerife. Tiene una superficie de 350 km2 y 100 kilómetros de costa. Su máxima altitud es el alto de Garajonay, de 1.487 metros. Tiene una forma notablemente redonda, aunque con una ligero alargamiento NO-SE, que es la dirección dominante de las estructuras de relieve. Toda la isla es un macizo antiguo, que no ha tenido manifestaciones volcánicas en todo el Cuaternario. Así pues la erosión ha transformado profundamente la isla, siendo los barrancos muy profundos y desarrollados, con interfluvios estrechos y de aguda crestas, y cuyos cauces se encuentran cubiertos por derrubios. Los barrancos se disponen de manera radial en torno a Garajonay. Garajonay presenta una forma de cúpula, con pendientes mucho más suaves que el resto de la isla. El otro rasgo característico del relieve de La Gomera es su costa acantilada, sólo interrumpido por la desembocadura de los barrancos. Estos acantilados presentan paredes de entre 100 y 300 metros, notablemente verticales, e incluso en extraplomo.

Relieve de El Hierro

El Hierro es una isla volcánica situada en el extremo suroccidental del archipiélago. Con una superficie de 264 km2 y 110 kilómetros de costa se trata de la menor de las islas habitadas del archipiélago y la menos poblada. Su altitud más notable es Malpaso, de 1.501 metros. La punta Orchilla es el punto más occidental de la isla y constituyó el meridiano 0º hasta que fue sustituido por el de Greenwich. Justo enfrente se encuentra el Roque del Guincho, en punto más occidental de España. El Hierro es la isla más joven del archipiélago. Tiene una forma de codo doblado que se corresponde con las tres direcciones presentes en la isla NE-SO, NO-SE y N-S. Cada una de estas direcciones corresponde a una dorsal, que se encuentran en el centro de la isla. A pesar de ser una isla reciente no se conocían en ella erupciones históricas hasta 2011, cuando tuvo lugar la erupción submarina de La Restina. El relieve se organiza en torno a las tres grandes dorsales y al Golfo.

Valle de El Golfo.

La dorsal oriental es la de mayor desarrollo. Tiene una dirección NE-SO y se articula en torno al estratovolcán de Ventejís (1.137 m), y se prolonga por la cumbre de Montaña, Pedraje, Pelota y Cepones. Su relieve se caracteriza, a pesar de su juventud, por los profundos barrancos. En el extremo suroccidental enlaza con la meseta de Nisdafe. Al sureste encontramos la costa de Las Playas, y al noroeste los risco de Tibataje, que da paso al Golfo.

La dorsal occidental es sólo un poco menor que la oriental, pero tiene más altitud. Aquí se encuentra Malpaso. Tiene una dirección estructural NO-SE. En la vertiente septentrional se encuentra el Golfo y en la meridional El Julán. El conjunto se resuelve en una serie de barrancos poco profundos. En el extremo occidental encontramos a suave pendiente de La Dehesa, que termina en altos acantilados. Aquí encontramos la punta de Orchilla.
La dorsal meridional tiene menos desarrollo. Tiene una dirección estructural N-S. Es la parte más joven de la isla, por lo que la erosión, aquí, ha incidido menos. En La Restinga encontramos el punto más meridional de España: Punta de los Saltos.
El Golfo es una gran plataforma de lavas que se encuentra al NO de la isla y está bordeada por un espectacular escarpe montañoso en forma de arco, que hoy tiene un aspecto tendido, pero que fue un poderoso acantilado, que ha sido desmantelado por la acción marina.

Relieve de Gran Canaria.

Caldera de Bandama.

 Gran Canaria es una isla volcánica situada en el centro del archipiélago. Tiene una forma de concha de vieira, una superficie de 1.530 km2, 256 kilómetros de costa y una altitud máxima de 1.949 metros que se alcanza en el Pico de las Nieves. Es la tercera isla del archipiélago en extensión (tras Tenerife y Fuerteventura) y altitud (tras Tenerife y La Palma). El edificio volcánico rebasó el nivel del mar hace 14 millones de años, habiendo tenido lugar la última erupción hace unos 3000 años, por lo que no se descartan erupciones en el futuro. Toda la isla, excepto la península de la Isleta, es un macizo antiguo, aunque los materiales de mayor edad se encuentran al suroeste y los más jóvenes al noreste. Así, las formas volcánicas están más desmanteladas en la mitad meridional denominada «Paleocanaria» o «Tamarán», aquí los barrancos son más profundos, con fondos planos presentando los interfluvios unas crestas más marcadas; la mitad norte de la isla denominada «Neocanaria» presenta un relieve menos erosionado. Encontramos en la zona paleocanaria paredes verticales de hasta 500 y 600 metros, e importantes conos de derrubios, producto de la erosión, que pueden llegar a formar amplios abanicos de aluviales, como es el caso del barranco de Fajiitaga, al sur, donde se encuentran las dunas de Maspalomas. Los barrancos del sur presentan un fondo plano, en contraste con los del norte, que tienen forma de V. Los barrancos se organizan de forma radial en torno a la Cumbre central, una meseta entre grandes calderas volcánicas que ocupan el centro de la isla. De aquí parten hacia el oeste, por el interior de la Caldera de Tejeda, tres barrancos que al confluir forman el barranco de La Aldea, conjunto que constituye la cuenca hidrográfica más amplia de la isla. Existen otras calderas volcánicas, como la de Tirajana, que presenta escarpes de hasta 900 metros en la zona de Los Caideros. Esta caldera se encuentra recubierta de derrubios. La caldera de Bandama es el ejemplo más espectacular, en Canarias, de explosión freática. Salvo tramos puntuales la costa se caracteriza por la presencia continua de acantilados principalmente en los sectores norte y oeste, especialmente en esta última zona donde los acantilados sobrepasan de forma usual los 500 metros. Las costas este y sur son mucho más bajas, con numerosas playas arenosas.

Relieve de Fuerteventura.

Zona de Betancuria.

Fuerteventura es una isla volcánica situada al este del archipiélago. Tiene una forma alargada en dirección NNE-SSO. Está separada de la isla de Lanzarote, al norte, por la isla de Lobos y el estrecho de La Bocaina. Tiene una superficie de 1.690 km2 y 304 kilómetros de costa, lo que la convierte en la segunda isla en extensión del archipiélago (tras Tenerife), y su máxima altitud es de tan solo 807 m y se alcanza en Jandía. Es, pues, una de las islas bajas, lo que quiere decir que no posee un relieve volcánico vigoroso, ni los barrancos se encajan en su superficie. En el centro oeste de la isla aflora la corteza oceánica: Morrete de Yeseros, Cuchillo de Agua Dulce (macizo de Betancuria). Los dos tercios meridionales son un macizo antiguo muy desmantelado, aunque aquí, en la península de Jandía, se encuentran las mayores alturas. El tercio septentrional es un campo de volcanes activo. Son característicos los alpaísesvolcánicos, como los del norte, Arena, Chico, Grande, Jacomar y los tres pequeños volcanes de Pájara. El norte de la isla está dividido entre el malpaís de Bayuyo y el jable de Corralejo, uno de los más importantes campos de dunas de Canarias. La llanura interior es una de las regiones más características de la isla. Se extiende desde Montaña Quemada, en el norte, hasta el valle de Tarajal de Sancho al sur. A pesar de la llanura general de la isla los interfluvios entre barrancos son muy estrechos y verticales: cuchillos, se superan los 400 metros. Dominan en la isla los topónimos de reminiscencias cortantes: cuchillos, agujas, o morro, cuando la punta está redondeada. Los barrancos, así, son de fondo plano. La península de Jandía es la unidad más sobresaliente de Fuerteventura. Es un macizo antiguo estrecho y relativamente elevado que presenta los mayores escarpes de la isla. Presenta un abarrancamiento generalizado a dos aguas. Al oeste se extiende la llanura de punta Jandía. Enlaza con la isla a través del istmo de La Pared, donde encontramos un importante campo de dunas.

Relieve de Lanzarote.

Zona de la Geria.

Lanzarote es una isla volcánica situada en el extremo oriental del archipiélago. Extiende su dominio por tres islas situadas al norte: La Graciosa, Montaña Clara y Alegranza. Está separada de la isla de Fuerteventura, al sur, por la isla de Lobos y el estrecho de La Bocaina. Tiene una superficie de 845 km2, 191 kilómetros de costa y una altitud máxima de 670 metros, que se alcanza en Peñas de Chache, situado al norte. La mayor parte de la isla es un campo de volcanes activo, salvo el extremo norte, donde encontramos el macizo antiguo de Famara, y otro más pequeño al sureste: los Ajaches. Los edificios volcánicos están intensamente erosionados, pero a diferencia de otras islas los interfluvios son alomados y no encrespados. El macizo de Famara buza suavemente hacia el este, en el oeste se eleva en el risco de Famara que se convierte en un espectacular acantilado. Presenta una serie de conos volcánicos: Quemada de Orzola, La Cerca, Los Helechos y La Quemada. El macizo de los Ajaches tiene una estructura muy similar a la de Famara, también con un escarpe elevado al oeste, pero en lugar de dar al mar se extiende a sus pies un poderoso campo de lavas que han taponado los antiguos barrancos. Son los valles de Femés y Fena. Entre estos dos macizos se extiende un amplio campo volcánico, muy reciente, en el que las depresiones que dejan los ríos de lavas son aprovechadas por las aguas corrientes. Todo este campo de lavas se organiza en torno al Parque Natural de Timnfaya, y a sus erupciones de los siglos XVIII y XIX. La erupción más importante comenzó el 1 de septiembre de 1730 y terminó en 16 de abril de 1736. De esta erupción surgieron los actuales conos de Timanfaya y Pico Partido, y las Montañas de Fuego, compuesta por una serie de conos arracimados. El relieve es pues típicamente volcánico estructural. Abundan los malpaíses de lava cordada, con túneles y cuevas (Cueva de los Verdes y los Jameos del Agua). Timanfaya (El Volcán) se encuentra, a diferencia de en otras islas, en la costa occidental de la isla. Entre Timanfaya y los Ajaches es extiende La Geria. Parte de estas coladas se encuentran recubiertas de arenas, que forma activos campos de dunas.

Relieve de La Graciosa.

Vista de La Graciosa desde Mirador del Río.

 La Graciosa forma parte de un grupo de islas e islotes emergidos durante el Cuaternario llamado Archipiélago Chinijo, compuesto además de por La Graciosa por Alegranza, Montña Clara y los Roques del Este y del Oeste. Está al noreste de Lanzarote, isla de la que depende administrativamente y de la que la separa un brazo de mar conocido como El Río. La Graciosa tiene una superficie de 27 km2 y una altitud máxima de 266 metros. En el paisaje volcánico de La Graciosa se pueden encontrar cráteres como Montaña Amarilla; zonas de «malpei», formadas por emisiones de lava que surgieron de las fisuras de los conos volcánicos; extensas coladas que fluyen desde los conos de cínder.

El clima es predominantemente seco con temperaturas contrastadas a lo largo del año, alrededor de 20ºC y con escasas precipitaciones (140mm por año). Debido a su escasa altitud, la Montaña de las Agujas con 266m, La Graciosa y el resto del archipiélago no reciben la contribución de humedad proveniente de los vientos dominantes del nordeste (alisios). Diferentes episodios sedimentarios permitieron la acumulación de materiales de granulometría fina como arena, limos y arcillas. Estos suelos tienen un gran interés ecológico pero presentan graves problemas como terrenos de cultivo el cual ha constituyó un factor limitante para el poblamiento humano.

De momento aquì tenemos un adelanto, el vìdeo que hemos visto en you tube.

Dejar un comentario

Excursión a la pirámide de Arona

Hola a tod@s.

El día 25 de octubre, todo nuestro  colegio el C.E.I.P.  Playa de las Américas; fuimos a la pirámide de Arona, invitad@s por el Ayuntamiento de Arona, a presenciar el espectáculo magnífico del mago Hudini.

La verdad es que fue muy interesante y emocionante. 

El mago Hudini lo podemos ver en la televisión canaria y es muy parecido a este vídeo de you tube del gran mago Houdini.

https://youtu.be/YS4Y-Ffuo14