MESA PARA NATALIA

MESA PARA NATALIA

Mesa de despacho formada por una estructura en madera y cristal sin uniones fijas. El diseño se inspira en una mesa de centro que presenta bastante similitud con la letra del alfabeto rúnico “Eihwaz”, la homóloga de la “s” latina.

El proyecto cumple a la perfección con el propósito de la página “Diseño canario en abierto“. A partir de las sugerencias de una persona de otra Isla, en el caso, de Gran Canaria, se llevó a cabo un diseño minimalista con las siguientes directrices : “los protagonistas de la mesa tienen que ser las líneas rectas, el espacio interior y el juego de la perspectiva”.

Una vez acabado, al ser en abierto (Open Design), la información se vuelca en la página para que pueda ser redefinida, fabricada de modo particular o a través de una carpintería local (Open Making).

El sistema de fabricación es el que sigue. El eje del mueble es un plano con forma de trapecio rectángulo que sigue la diagonal del cristal, en el que los lados mayores se encuentran con los montantes verticales formando un ángulo de 84º. La unión de ambas piezas es mediante un ensamble del tipo “inglete” reforzada con tarugos de madera de 15 mm. de diámetro.

El cristal descansa en unas alas laterales que actúan a modo de pilar recibiendo y transmitiendo las cargas verticalmente. La unión de estas piezas y con el trapecio son “a media madera” con punta redondeada para facilitar su fabricación.

En las piezas inferiores, las que sientan la mesa en el suelo, aparte de los  tarugos y los ensambles tipo “inglete“, las uniones están rematados con tirafondos para darles más rigidez. La mesa descansa sobre unas tapas de plástico que actúan como patas y las separan del suelo.

El cristal tiene un grueso de 14 mm. con las esquinas terminadas en bisel para adaptarlas al ancho del marco, lo que le confiere su peculiar forma. Se asienta sobre la madera apoyado en unas gotas de silicona adhesivas.

Aún estando diseñada para facilitar su embalaje, transporte e instalación, al ser la madera un material higroscópico que intercambia humedad con el ambiente donde se instala –lo que implica cambios dimensionales–, las uniones con los tarugos podrían mermar y debilitar la unión, por lo que al instalarla es recomendable encolarlos para darle mayor estabilidad.

El coste de la mesa saldría de cuantificar dos tablones de 50/52 mm. de grueso de la madera a elegir (ancho mínimo 16 cm., largo mínimo 2,2 m,), el cristal, el material fungible (tarugos, lija, tirafondos, …) y los productos para el acabado (tinte, imprimación y remate), así como las horas de trabajo empleadas en su fabricación.

 

Planos de fabricación

 

 

 

Innovación con respecto a la original: ninguna.
Modificaciones/mejoras: en la estructura, las uniones y el uso final.
Diseño: José Antonio Melo Pérez, Tecnólogo de la Madera.
Diseño funcional, Antonio González Expósito, profesor de Fabricación e Instalación y profesional del Sector de la Carpintería.