MÓDULOS BODEGA

MÓDULOS BODEGA

La pequeña bodega familiar tiene una serie de limitaciones relacionadas con el espacio para la fermentación, el almacenaje y la venta del producto elaborado, basado en la garrafa. Una solución factible podría ser los módulos intercambiables que se adapten al espacio útil de la bodega, generando combinaciones que van desde una mesa o mueble almacén a estanterías fijas o colgantes.

El módulo base tiene unas dimensiones de 550 milímetros de alto, 470 de ancho y 342 de fondo, y está formado por cuatro montantes o pies verticales unidos por travesaños laterales a caja y espiga: tres rectos y uno frontal, el faldón, con un diseño en arco, que se complementan con las piezas necesarias para formar los módulos. Cada pie vertical está rematado con un taladro donde se insertan tarugos que permiten “montar” los distintos módulo.