¿Cómo se ha realizado?

Como nuestra intención es proponer mejoras de nuestro entorno, hemos recorrido el Municipio, la zona urbana. Hemos localizado todas las parcelas o ámbitos urbanos que no se encontraban edificados.

Tras estudiar la información Municipal sobre esas parcelas (Plan General, proyectos, etc.) hemos procedido a estudiar el uso que se viene haciendo, por parte de la población local, de esas parcelas: si se realizan actividades de algún tipo (paseo, entrenamiento, ejercicios, etc), sacar a las mascotas a pasear, ocio y esparcimiento, etc.

Las parcelas fueron posicionadas en cartografía usando Google Earth. Una vez obtenidos los datos mencionados anteriormente, se procedió a incluir las actividades detectadas, así como valorar la inclusión de otras que potencialmente se pudieran proponer.

Con los datos obtenidos por nuestr@s compañer@s de Bachilllerato, se procedió a valorar el tipo de vegetación a incluir en las parcelas, considerando la posibilidad de eliminar la vegetación alóctona presente en dichas parcelas.

Sobre los polígonos determinados, se procedió a realizar propuestas de actividades, incluyendo posibles recorridos para tales actividades.

Todas las propuestas se basan en actuaciones no intrusivas, no conllevan obras ni construcciones, se limitan a adecuaciones en el propio terreno para que se puedan desarrollar las actividades propuestas minimizando posibles accidentes.

En ningún casos se trata de hacer construcciones en el entorno, sólo es aprovechar lo que el territorio nos ofrece, adecuarlo con algún tipo de señalización (rocas propias del terreno) para facilitar el uso y permitir el desarrollo de la vegetación autóctona propia del Municipio. De esta forma establecemos puentes en los márgenes del Municipio, permitiendo el trasiego genético.