Archivo del Autor: Ana Teresa Muñoz Pérez

Sobre tebeos y setas

La micología, el estudio de los hongos, tiene tantas ventanas como el mundo de los tebeos. Hay aficionados a las setas que solo las buscan para comer, otros las estudian y no las comen, otros solo las fotografían, hay quienes coleccionan sellos de todo el mundo solo de setas, o libros de cocina de setas. Tantas opciones como en los cómics, donde hay quien prefiere el manga, el europeo, el americano, cómic dibujados por mujeres, especialistas solo en Bruguera, etc.

Tio Vivo

Se pueden reconocer autores “tebeomicófilos” y son los procedentes de aquellas regiones del mundo donde existe un conocimiento popular y una tradición “setera” muy antiguas: Francia, Italia, Cataluña, Méjico, América del Sur, Japón o China. 

Fotografía de dibujantes de Bruguera, en la página no oficial de Mortadelo y Filemón. http://mortadelo-filemon.es/

Estos autores micófilos dibujan las setas con un gran realismo y son profundos conocedores de las zonas de recolección y de los momentos de la temporada micológica. Es el caso de Benejam, autor inicial de la Familia Ulises. 

La familia Ulises

Aparte de las historietas centradas en las setas, en las que destacó el citado Benejam, pero también encontramos aportaciones de Vázquez o de Ibañez entre cientos de ejemplos, la mayoría de los autores las utilizan como atrezzo del escenario de la viñeta, algo que es muy común en el cómic europeo y en el japonés. En el caso asiático, su relación con el tema fúngico es muy antigua. El primer hongo cultivado, en China, fue probablemente la oreja de Judas (Auricularia auricula-judae), en troncos de madera, en el siglo XII. De igual manera, se lleva cientos de años cultivando el «shiitake» (Lentinula edodes) en la provincia de Zhejiang y perfeccionando su cultivo hasta la actualidad. Cultivo que se ha propagado por todo el mundo.

Muchos otros autores dibujan sus historias con el objetivo de la búsqueda de setas como recurso principal.

Din Dan

Taniguchi

Hay incluso una especialidad aparte: la cocina de las setas.

Taniguchi, El gourmet solitario

Carpanta

Y, por último, una reflexión sobre los terribles galos que tanto perturbaban la vida de César:

Astérix

 

¿Serán las Amanita muscaria el secreto de su poción mágica?

 

 

 

 

Vicente Escobio

 

2020 Année Nationale de la Bande Dessinée

La 47 edición del Festival de cómic de la ciudad francesa de Angoulême da el pistoletazo de salida a un año lleno de actividades relacionadas con el noveno arte y que tiene como padrinos y madrinas a artistas relevantes del mundo del cómic franco-belga como son Florence Cestac, Catherine Meurisse, Jul y Regis Loisel . El Gobierno francés apuesta por un arte muy popular dentro de sus fronteras  pero al que no se le da el suficiente valor por parte de las instituciones públicas. Francia es el tercer país productor mundial de cómic y su creación se ha multiplicado por diez desde 1996. Hoy en día, cerca de 8 millones de franceses compran cómics, es decir, un 14% de la población. Su peso económico es importante, pero frente a estas cifras hay desequilibrios y debilidades que afectan, sobre todo, a la situación económica y social de los autores.

 

El Ministro de Cultura, Franck Riester, anunció que 2020 será el año dedicado a potenciar el conocimiento del noveno arte, a hacerlo más accesible, más atractivo y a darle su lugar en instituciones públicas, ya sean bibliotecas o centros educativos. Este anuncio viene respaldado por un estudio realizado durante 2019 por  Pierre Lungheretti, director  de la Cité internationale de la BD, titulado “ La Bande Dessinée, nouvelle frontière artistique et culturelle, 54 proposistions pour une politique nationale renouvelée” en el que preconizaba una refundación de la política pública, articulada en siete ejes:

  1. Reforzar el reconocimiento institucional y simbólico del Noveno Arte.
  2. Mejorar la situación de los autores.
  3. Desarrollar la difusión y la visibilidad del cómic, favoreciendo el pluralismo.
  4. Iniciar una política voluntarista de educación artística y visual.
  5. Asegurar una mayor influencia del cómic francés en el mundo.
  6. Llevar a cabo una política nacional del patrimonio del cómic.
  7. Establecer una nueva organización ministerial en torno a la BD.

Con el lema “La France aime le 9º art” se llevarán a cabo en torno a 700 iniciativas en todo el Hexágono organizadas conjuntamente por el Centro Nacional del Libro (CNL) y la Ciudad Internacional del cómic y de la imagen (CIBD), en colaboración con el Ministerio de Cultura. Todas estas actividades, sean exposiciones, charlas o festivales, entre otras iniciativas, se articulan en torno a los siguientes temas:

  1. Popular, para acercar el cómic al gran público.
  2. Artístico, para mejorar la labor de los autores y la creación en toda su diversidad.
  3. Cultural y patrimonial junto con las entidades culturales, nacionales y autonómicas.
  4. Educativo, para ampliar y mejorar la presencia del cómic en la escuela.
  5. Profesional, junto con los representantes de autores, de festivales, de editores y de sociedades de gestión de derechos de autor.
  6. Académico, intelectual y de investigación.
  7. Internacional, para extender la presencia y notoriedad de la creación francesa en el extranjero.

En medio de toda esta publicidad y apoyo por parte del gobierno galo, quedan algunas preguntas  que esperemos tengan respuesta a lo largo de este 2020:

¿Cómo darle al cómic su espacio en la cultura? ¿Cómo conseguir que los autores se puedan ganar la vida con sus creaciones? ¿Cómo conseguir que las jóvenes promesas puedan desarrollar su talento y creatividad en medio de un mercado en desarrollo?

Edurne Binoche

El tebeo: una herramienta más en las materias de secundaria.

En Tebeos con clase estamos convencidos de las posibilidades ilimitadas del noveno arte como herramienta educativa. Cada vez son mas los profesionales de la educación que abren una ventana al cómic en sus aulas, algo que coincide en el tiempo con el reconocimiento social del medio (consolidación del Premio Nacional de Cómic, adaptaciones a otros formatos, presencia en medios de comunicación…). Con todo, la falta de información sobre títulos que puedan encajar con nuestra asignatura puede refrenar nuestro entusiasmo inicial hacia los tebeos.

Está claro que la naturaleza híbrida del medio, mezcla de imagen y texto, hace que cualquier cómic sea susceptible de ser objeto de nuestra atención en las materias de Educación Plástica, Visual y Audiovisual, de Lengua Castellana y Literatura y de idiomas (recordemos la importancia de los mercados franco-belga y norteamericano). Pero esto no quiere decir que no haya obras a las que se pueda sacar un partido extraordinario desde otros departamentos didácticos. El de Geografía e Historia sería, sin duda, el mejor posicionado de todos ellos. La vista atrás para recuperar la memoria de lo que Hobsbawn llamara “corto siglo XX” ha dado su fruto en títulos tan indispensables como Maus, de Art Spiegelman, o El arte de volar y El ala rota, de Antonio Altarriba y Kim. La lista de tebeos recomendables para Geografía e Historia es tan amplia que lo mejor será echar un vistazo al blog de Historia y cómic, cuyo responsable, David Fernández de Arriba, es también el coordinador del recién publicado Memoria y viñetas. La memoria histórica en el aula a través del cómic.

Y sin embargo, el universo del cómic es tan vasto que es posible descubrir ejemplares de calidad que aporten nuevos modos de acceder al alumnado desde todas las materias de la ESO. No es nuestro propósito en esta entrada el hacer un extenso catálogo de todos ellos. Mencionaremos unos cuantos como botón de muestra y, si se animan, quedan a su disposición los comentarios para ir engrosando la lista.

Comencemos, por ejemplo, con Feynman, de Ottaviani y Myrick, una biografía del excéntrico Nobel de Física en la que se da cuenta de sus trabajos en el campo de la mecánica cuántica y su participación en la creación de la bomba atómica.

Otro Nobel, en este caso de Literatura, fue el filósofo y matemático Bertrand Russell, cuya larga y ajetreada vida sirve de hilo conductor en Logicómix. Una búsqueda épica de la verdad, de Apostolos Doxiadis y Christos H. Papadimitriou para conocer los avances matemáticos y a sus protagonistas a finales del XIX y comienzos del XX.

Filosofía en viñetas, de Michael E. Patton y Kevin Canon, hace, en cambio, un recorrido por la filosofía basado no tanto en una historia cronológica como en una reflexión sobre los grandes interrogantes a los que se enfrenta esta disciplina y a cómo los han abordado los filósofos más relevantes.

Por último, mencionaremos El increíble viaje de Alexander von Humboldt al corazón de la naturaleza, de Lilian Melcher y Andrea Wulf, un intento de abarcar la vida de quien fue uno de los mayores hombres de ciencia del XIX. Un cómic que une los conocimientos sobre el autor de Wulf a la interesante propuesta gráfica de Melcher.

Lo dicho. Hay un cómic para cada materia. Suma y sigue.

Tebeos con clase 4.0

Taller de narración visual a cargo de Rayco Pulido en Festival Índice

La última entrada de nuestro blog es de hace exactamente un año. Sin embargo, seguimos convencidos de que aunque seamos menos jóvenes y más lentos, aún podemos darle más vida a este proyecto feliz que va ya camino del decenio.

En estos casi diez años han cambiado muchas cosas. En los centros y bibliotecas escolares, el cómic no libra ahora la misma batalla que entonces. Ni la sociedad en general, ni la comunidad educativa dudan ya de que el cómic merece un lugar en ellas, al mismo nivel que otros medios de expresión. Éramos conscientes de que esa ola estaba en marcha cuando nos subimos a ella, pero nos gustaría pensar que Tebeos con clase ha ayudado a hacerla más grande.

En cualquier caso, aún queda mucho por hacer. Si bien es cierto que los cómics han entrado en muchas bibliotecas escolares, toca ahora lograr que permanezcan en ellas, vivos y saludables. Que las enriquezcan y colaboren a hacer de ellas lugares de pasión. Que más profesores y profesoras se sumen a la evidencia de que se trata de un medio privilegiado para que el alumnado descubra, aprenda y disfrute.

Salón del Cómic de Santa Cruz de Tenerife

A los integrantes del grupo, el proyecto ya nos ha dado mucho. Amistades, experiencias y más de un reconocimiento dentro y fuera de las islas. Recientemente, el decano de la prensa especializada española, Manuel Darias, a raíz de que algunos miembros del grupo participaran en el último Salón del Cómic de Santa Cruz, volvía a reconocer el interés de Tebeos con clase en su mítica página del Diario de Avisos. Algo antes, el pasado mes de marzo, la revista digital sobre cultura gráfica con mayor prestigio del país, Tebeosfera, encabezaba su n.º 10, dedicado al Comic y Educación, con un artículo que glosaba la trayectoria del proyecto:

https://www.tebeosfera.com/documentos/tebeos_con_clase._una_propuesta_de_integracion_de_los_comics_en_los_centros_educativos.html

En fin, que, además de recoger laureles, pretendemos seguir dando la lata mientras podamos y nos hemos propuesto acometer una nueva etapa del grupo de trabajo con un par de objetivos básicos: reforzar las líneas de actuación ya planteadas y seguir ampliando las propuestas didácticas que tienen que ver con la creación de cómics y su componente más gráfico, plástico y narrativo, que hasta ahora habían recibido menos atención que las concernientes a la lectura.

En el primer caso, comenzaremos con la revitalización del blog (que, además, aspiramos a que se abra a colaboraciones externas al grupo); la revisión y actualización de listados para las tebeotecas en los centros (se pueden consultar los listados originales, tanto en este mismo blog, como en el enlace de Tebeosfera) y el diseño de propuestas didácticas para la lectura de cómics en distintos ejes temáticos (entre los que queremos destacar las colaboraciones con autores canarios).

Autobiopsia, de Eduardo González

En definitiva, varias líneas de trabajo que esperamos sirvan para enriquecer los materiales existentes y como base para la deseable continuidad de los talleres formativos sobre el proyecto que ya fueron impartidos durante el curso pasado en la mayoría de las islas.

Aquí seguimos.

UNICÓMIC XX

Acaba de celebrarse en Alicante entre los días 27 y 29 de septiembre UNICÓMIC XX, un Congreso Internacional de Estudios Universitarios sobre el Cómic organizado entre las universidades de Alicante, Valencia y Clermont Auvergne y la Fundación SM.

Tres días intensos de congreso en torno al noveno arte en los que parte de los integrantes de Tebeos con clase han podido exponer la labor desarrollada por el grupo desde su creación en el curso 2010-2011. Esta ha sido, pues, una ocasión inmejorable de volver la vista atrás para valorar en su justa medida los hitos en el camino, así como una oportunidad para otear un horizonte de nuevos retos vinculados con el mundo de la historieta y su difusión en las aulas de primaria y secundaria.

UNICÓMIC XX ha servido para confirmar la pujanza que está adquiriendo la investigación sobre cómic dentro del ámbito universitario. Además, el congreso ha logrado ser punto de encuentro entre los teóricos del medio (con Álvaro Pons y Viviane Alary, organizadores, a la cabeza) y los autores. Como representantes de estos últimos se pasaron por allí varios premios nacionales: el grancanario Rayco Pulido y Pablo Auladell; y autores y autoras de larga trayectoria: Laura Pérez Vernetti, Jaime Martín, Sento, junto a otros con un futuro prometedor: Ximo Abadía, Yeyei Gómez… Y hasta hubo un encuentro en el último día con David Lloyd, el dibujante de V de Vendetta.

La conferencia inaugural corrió a cargo de Antonio Altarriba, el mejor exponente patrio de ambas facetas: la de autor (guionista), Premio Nacional de Cómic en 2010 por El arte de volar, y la del erudito responsable de numerosos textos con la historieta como objeto de estudio.

De igual modo, otro autor, como guionista y dibujante, el estadounidense Nick Sousanis, fue el encargado de poner el broche final con una ponencia en la que recogía las ideas fundamentales de su tesis doctoral, una de las primeras en ser realizada íntegramente en formato cómic. Entre medias, conferencias, encuentros, mesas redondas, presentaciones de obras y un número inabarcable de comunicaciones en las que seguir descubriendo nuevas posibilidades en torno a un medio joven sobre el que no está todo dicho (ni dibujado).

En definitiva, una experiencia única para Tebeos con clase, así que no queremos terminar esta entrada sin antes felicitar a la organización de UNICÓMIC por el congreso y por ser capaces de sacar adelante un evento que, así se anunció, seguirá teniendo continuidad en el tiempo.