Archivo de la etiqueta: historieta

Paco Roca, Premio Nacional de Cómic, en noviembre en La Laguna

El Faro de Paco Roca (Editorial Astiberri)

Paco Roca participará en la nueva edición del Ciclo de Cultura y Vino Tacoronte-Acentejo que se desarrollará en este próximo mes de noviembre en la lagunera librería Lemus contando con la colaboración del Ayuntamiento de La Laguna. Concretamente, el encuentro con los lectores tendrá lugar los días 19 y 20 a partir de las 18h en el espacio cultural de dicha librería, donde en la segunda cita estará arropado por el prestigioso especialista en tebeos, Manuel Darias (Historieta, Diario de Avisos).

Paco Roca, es un reconocido autor nacional de tebeos y ganador entre otros del Premio Nacional de Cómic 2008 por su novela gráfica Arrugas, que posteriormente fue adaptada al cine y que por la misma también ganó dos Goyas, mejor guión adaptado y mejor película de animación en 2012. Comenzó editando sus historietas en la mítica revista El Víbora y en la actualidad publica historietas e ilustraciones en el periódico El País (Babelia) y la revista El País Semanal, así como en los diarios Las Provincias y el Corriere della Sera (Italia), entre otros. En formato novela gráfica también ha editado El juego lúgubre, Hijos de la Alhambra, El Faro, Emotional World Tour, Las calles de arena, El ángel de la retirada, El invierno del dibujante, Memorias de un hombre en pijama, Andanzas de un hombre en pijama y Los surcos del azar. Varias de estas obras han recibido prestigiosos premios en el mundo de las viñetas, tanto a nivel nacional como internacional. Ahora mismo en el “horno” está su nuevo tebeo que verá la luz en diciembre próximo: La casa.

Paco-Roca

Distintas aportaciones se pueden encontrar en la ya extensa obra del joven autor valenciano, que se mueve siempre bien documentado entre temáticas sociales, autobiográficas, costumbristas o centradas en la historia reciente de este país. Concretamente y mirando al aula, por un lado, tanto Arrugas (temática social sin tapujos centrada en la tercera juventud con la presencia de la enfermedad de Alzheimer) o El ángel de la retirada –con guión de Serguei Dounovetz– junto con Los surcos del azar (temática histórica de exilio y guerra) suponen interesantes títulos para tratar con los alumnos en busca de profundizar en valores al tiempo que sensibilizan sobre la realidad diaria que muchas veces observan en los informativos en sus hogares. Por otro lado, El invierno del dibujante es un delicioso fresco de la intrahistoria de los dibujantes de tebeos en la España de finales de los años cincuenta; nuevamente otro capítulo con el que Paco Roca acierta de lleno en el mercado nacional.

Animo a los lectores de este blog –alumnos, profesores y miembros de la comunidad educativa– a que se acerquen esos días a conocer a Paco Roca, disfrutarán de su arte en directo y pasarán una grata velada con las andanzas de este hombre en pijama, auténtico showman y líder indiscutible del movimiento de la novela gráfica en nuestro país.

Santiago Suárez

Astérix y Obélix en Canarias

El cómic… ¡Gran recurso educativo!

En primer lugar, quiero contar y transmitir, lo motivadora, cultural y educativa, que ha sido la experiencia del uso del cómic en el aula.

Soy gran amante y lectora de cómics, y siempre intento transmitirles esto a mis alumnos, porque de verdad me apasiona.

Así que este año he decidido ponerlo en práctica, no sólo con mis palabras, sino trabajando con ellos, leyendo, dibujando y estudiando a través de dicho recurso.

Bueno, después de esta pequeña introducción, me gustaría compartir  mi experiencia:

En primer lugar, solicité al CEP del Norte, el préstamo de la exposición de “Tebeos con Clase” que va dirigida a alumnos de primaria.

A través de esta exposición y tras las correspondientes propuestas y explicaciones personales, los alumnos empezaron a conocer este tipo de lectura (muchos de ellos nunca habían leído uno), las partes que forman un cómic, lo que transmite… Y nos centramos en Astérix y Obélix, ya que la propia exposición viene acompañada de varios ejemplares.

Les presenté a los personajes, tanto físicamente como algunos rasgos de su personalidad. Seguidamente,  dibujamos y escribimos pequeñas historias compuestas de pequeñas viñetas (a nivel individual) trabajando los elementos estudiados.

Como observé que los alumnos se motivaban, decidí llevarlo más allá, y aprovechando un proyecto que teníamos en el centro sobre la Historia de Canarias decidí “plasmar” lo estudiado  en forma de cómic…”Astérix y Obélix en Canarias”.

A los chicos/as les encantó la idea, así que nos pusimos manos a la obra…

Trabajamos en parejas (o grupos de tres), pero como dibujar a los personajes les llevaría mucho tiempo, imprimí varios personajes en diferentes posturas y situaciones, los alumnos deberían poner en práctica lo estudiado (cartela, primer plano, plano americano, bocadillo…), es decir, con todos los personajes entregados a cada grupo, los alumnos tenían que adecuar postura o situación de los mismos a cada viñeta y por lo tanto, crear una historia con sentido.

El resultado final: una exposición de sus creaciones, y como he dicho al principio, la experiencia ha sido de lo más positiva…pero como ”una imagen  vale más que mil palabras” , voy a acabar de contar mi experiencia con imágenes.

Trabajando…

Algunos de los cómics…

¡El resultado final!
Asterix y Obelix 00

Elena García Huerta

Ejercicios prácticos: Qué información proporciono en cada viñeta y qué preguntas se hará el lector con ella.

En el transcurso de la realización de la tira de tres viñetas de los alumnos de 4º de la ESO, poniendo ideas en común, apareció una historia y se me ocurrieron variantes muy ilustrativas, que aclaran mucho qué tenemos que tener en cuenta a la hora de crear la secuencia.

En el primer caso, podemos leer cómo una persona va caminando por la calle, cae en un hueco o alcantarilla y en la tercera viñeta desaparece. Hay una acción, pero no hay una historia.

 

Dibujo01

 

En el segundo caso  la persona va caminando y vemos que tiene una alcantarilla abierta a su paso, y nos adelantamos, presagiando la caída. En la segunda viñeta vemos una segunda alcantarilla y en la tercera que ha caído en una de ellas, no sabemos en cuál  al no figurar las dos alcantarillas dentro del cuadro.

Dibujo02

En este ejemplo , hemos omitido una información crucial para la comprensión de la historia: la existencia de las dos alcantarillas, con lo cual en la tercera viñeta deducimos que ha vuelto atrás, que el salto no ha sido tan largo como el esperado.

Dibujo03

 

La última opción sería la redonda: en la primera viñeta, como ya habíamos dicho, se presagia el batacazo, en la segunda vemos que cómo lo evita, y la última nos encontramos con el gag inesperado; la presencia de una segunda alcantarilla que no vio y en la que cae nuestro desafortunado protagonista, sorprendiéndonos.

Dibujo04

Iván Brunetti, ya nos pone sobre aviso en su maravilloso libro Cartooning que lamentablemente nunca ha conocido edición en nuestra lengua: los «How to»s  de cómic nunca tratan de la verdadera narración, sino de fórmulas para dibujar de manera más o menos realista, haciendo hincapié en lo anecdótico en vez de en lo primordial.

Álvaro Manzanero

El dibujo, enemigo del cómic

Todos pensamos que en el cómic se trata de contar historias con imágenes y así es, pero el dibujo por el dibujo, la fascinación por el trazo y la forma, puede llegar a ser uno de los mayores impedimentos para una buena narración.
Los aspirantes a dibujantes de historieta no llegan al medio por afición a contar una historia, de hecho, muchos no saben ni qué es una historia. ¿Cuántas veces habré tratado de que mis alumnos creen una historia para narrarla en viñetas y habré oído eso de «Mi historia es de una persona que va al cine y regresa a casa. FIN»? No entienden que en primer lugar tiene que haber un conflicto y que lo que hace avanzar la historia son las preguntas que se hace el lector con la información que nosotros, los dibujantes, le hemos proporcionado.
Este año hemos realizado una tira de 3 viñetas en 4º de la ESO . En ese espacio, poca cosa se puede transmitir, por eso hice hincapié en la fórmula de la tira de «cartoon» clásica, llevar al lector por un camino y sorprenderlo en la última viñeta. Sin embargo, ellos llevaron al extremo la máxima del «Yo me entiendo, profe», sin ponerse en ningún momento en el lugar del espectador.
Los que se creen muy buenos dibujantes hacen un boceto, para ellos logrado, y se enamoran del dibujo. Ya está, escollo conseguido. Da igual el resto de lo que dibujen, pero están convencidos de que ese esbozo ha de estar en el trabajo final, independientemente de si ayuda a la narración o no.
Esto mismo me ocurrió con la página dibujada para la anterior entrada del blog: hice un dibujo a lápiz muy suelto, que me gustó en particular, y hasta que no la hube mostrado a varios compañeros no me di cuenta de que esa viñeta no debía estar ahí-ni en ningún otro lado-ya que la expresión del personaje incitaba a la confusión. Éste daba impresión de ser un dibujante talentoso cavilando cómo perfeccionar su dibujo, mientras que la idea que debía comunicar al lector era que el niño se sorprendía de lo realizado, que no había sido intencionado. He escaneado a lápiz el boceto con idea de que no se perdiera la gracia de la espontaneidad, que generalmente no respeta el entintado, y a pesar de la omisión de la tinta y de las masas de negro, podemos hacernos una idea de ambas lecturas y del cambio global de significado de la historia.

Otro tanto sucede con la documentación gráfica, en tiempos de internet, superada la sequía de tener que buscar en revistas, catálogos o fotos propias y clasificarlas en hojas de cartapacio bajo un tema, con el gran obstáculo de sólo poder poner una etiqueta por foto, los dibujantes acuden- y así lo hacen los alumnos-indiscriminadamente a internet: a la primera página que se encuentran, los más trabajadores a la quinta y los conscientes a la que encuentran lo que andaban buscando, lo que ya tenían en mente porque habían realizado un boceto previo. El diagramar es imprescindible, para, sin mediación de nada que no sea la traslación del guión en imágenes para la lectura del público, conseguir la dramatización o el tono necesario para su correcta percepción. Si buscamos un camello, porque nos lo pide la historia y lo encontramos en una inusitada postura que nos llama la atención y nos gusta, probablemente tratemos de incorporarlo sin más al cómic, olvidándonos de su verdadero lugar como engranaje en la historia. Si lo hemos colocado ya, abocetado, en su viñeta correspondiente, nos costará más zafarnos, como si huyéramos de la lista del super que nos ciñe a lo imprescindible en vez de comprar kilos de chocolatinas cuando ibamos a por zanahorias.
En el caso de los alumnos, el patinazo puede ser aún peor, dado que vistos sus conocimientos, tienen mucha dificultad para poder cambiar el ángulo de lo expuesto en la foto buscada.
Así que lo ideal es diagramar-hacer pequeñas imágenes donde sólo quepa lo imprescindible- estableciendo las relaciones entre los elementos que las componen, su punto de vista el plano, y sobre todo, la relación entre las anteriores y las subsiguientes. Habrá un momento en que nos detengamos, a la vuelta de zamparnos un yogúr, y con el rotu en mano cual baqueta, hagamos un estacato, apuntando su ritmo. Tal vez entonces sólo veamos eso, el ritmo, olvidando la disposición de los negros en toda la página o el parecido de un mismo personaje entre varias viñetas, por citar dos cuestiones que también tendremos que tener muy en cuenta en esa fase de la realización. Nada de esto pasa por la mente de un lector, ni siquiera de un dibujante realista, en los márgenes del cuaderno de bachillerato.

Álvaro Manzanero

KIM en Tenerife: oportunidad para alumnos y profesorado

KIM participará esta semana en el “Extra de Verano Tacoronte-Acentejo en La Laguna”, el amplio programa de actividades gastroculturales que la D.O. Tacoronte-Acentejo trae a La Laguna en su cuarta edición. Con la complicidad del Ayuntamiento de La Laguna y la Librería Lemus la cita con KIM serán los días 11 y 12 de junio, en horario de 18h a 20h, en el espacio cultural de esta librería. Además, el viernes 12 será entrevistado por Manuel Darias (Historieta, Diario de Avisos) a partir de las 20h15 en la sesión denominada “Vinos con viñetas”, con lo que el público podrá conocer más intensamente la trayectoria de este singular historietista.

 

KIM, reconocido autor de tebeos y ganador del “Premio Nacional de Cómic 2010” por su obra conjuntamente con el guionista Antonio Altarriba titulada “El arte de volar”; también ha obtenido meritoriamente el “Gran Premio del Salón de Barcelona” en 1995 y el “Premio internacional de Humor Gato Perich” en 2007. También ha ganado el “Premio Diario de Avisos” en diversas categorías a lo largo de los años.

KIM publicó semanalmente en la revista El Jueves principalmente su personaje “Martínez El Facha”, el cual estuvo presente en dicha revista desde el primer número de la misma y hasta el pasado mes de marzo, en el que KIM optó por dar un descanso a estos ilustres personajes del tebeo hispano. En la actualidad, sigue publicando en dicha cabecera un chiste ilustrado semanalmente en la página denominada “Puto Mundo”; además de estar realizando una nueva novela gráfica junto a Antonio Altarriba que llevará por título “La madre manca”. También ha publicado en revistas como Vibraciones, Mata Ratos, El Víbora, Makoki, Penthouse, Playboy, Ajoblanco, Muchas gracias, Rambla y Rock de Lux entre otras.

 

Tacoronte-Acentejo suma ahora el nombre de KIM a la lista de autores que ya han presentado su obra en la comarca vitivinícola fusionando el arte del vino con el de la historieta; un recorrido que cuenta con las participaciones anteriores de Martín Saurí, Dave McKean, Manel Fontdevila, Alfonso Zapico, Jaime Martín, Rayco Pulido, Juan Carlos Mora, Ángel Hernández, Eduardo González y Rubén Pellejero.

 

Sin duda alguna, una buena ocasión para que la comunidad educativa de la región pueda conocer en la “distancia corta” la obra de KIM y comprobar in situ la genialidad de este histórico autor del panorama comiquero español.

 

Santi Suárez