Ana Bravo Braun

De CanariWiki
Saltar a: navegación, buscar
Ana Bravo Braun
Ana Bravo Braun
Información personal
Residencia Tegueste, Tenerife, Canarias
Información profesional
Ocupación Profesora y emprendedora
Piepersonajes.png


96 Personajes en la vida de Tegueste
96 Personajes en la vida de Tegueste
Entrevistador/a
Manuel Rey Medina
Fecha de la entrevista
2012
Logo-ceip-teofilo-perez.jpg

Ana Bravo nació en Santa Cruz de Tenerife el 24 de septiembre de 1928, y ha vivido toda su vida vinculada a Tegueste ya que sus abuelos residían junto a la plaza de San Marcos. Conocida cariñosamente como Doña Anita, desde hace muchos años ha fijado su residencia en este pueblo, donde sigue participando de las actividades organizadas por y para los mayores del municipio. Tras sus estudios en Salamanca y Madrid, regresó a la isla para impartir clases de muy diversa índole compaginando su actividad profesional, como profesora de Educación cívico-social, de Educación Física y de Música en numerosos colegios de Santa Cruz, con la dedicación en pro del bienestar de los vecinos y la promoción del folclore en Tegueste, pues en su juventud se desplazaba a la Villa casi todos los días, y fue entonces cuando empezó a organizar los grupos de bailes folclóricos

Coros y danzas

Los Coros y Danzas, compuestos por tres grupos, cuya edades oscilaban entre diez y dieciocho años en adelante, participaban en fiestas patronales de otros pueblos, y era frecuente su reclamo cuando visitaban la isla barcos llenos de turistas, al recibir a personalidades del exterior, como ministros, e incluso llegaron a configurar un pasillo de honor con nuestros trajes típicos en una ocasión que visitaron la isla los Reyes de España. A todo ello Ana Bravo le dedicaba mucho tiempo, siempre de forma gratuita, pero sintiéndose recompensada por el entusiasmo que ponían los jóvenes teguesteros.

Curiosidades

Mujer generosa donde las haya, Ana Bravo luchó hasta conseguir encauzar la solidaridad de los habitantes de Tegueste, en tiempos donde las ayudas públicas no eran frecuentes y donde los ciudadanos tenían que promover las mejoras sociales. En su juventud dedicó parte de su esfuerzo a buscar recursos económicos para los ciudadanos más desfavorecidos así como para los niños discapacitados. Abanderó diversas cuestaciones populares, siempre apoyada por los vecinos de su pueblo, como en los años 60, cuando fue Vicepresidenta del “Patronato pro Templo de Tegueste”, que supuso un impulso para la reforma de la muy deteriorada Iglesia de San Marcos Evangelista. También la construcción del Tanatorio municipal fue posible gracias a los donativos de los habitantes de Tegueste, y esa campaña fue impulsada y promovida por Ana Bravo y sus vecinos.

La Tercera Edad

En otro orden de cosas, en mayo de 1991 fundó la Asociación de la Tercera Edad, proyecto donde siempre fue apoyada por el Ayuntamiento de la Villa. Hoy sigue vinculada a la participación, encuentro, implicación e intercambio que supone este tipo de colectivos pues encuentra un gran apoyo entre todos los vecinos mayores del pueblo, ya que son muy activos, participando en clases de folclore, bailes regionales, instrumentos canarios e incluso en pintura, motivo por el que realizan frecuentes exposiciones temporales.

Ana-terceraedad.jpg

Reconocimientos

En noviembre de 2010 el Ayuntamiento de Tegueste decidió entregar la Medalla de Oro de la Villa a Ana Bravo, por haber dado durante años todo por los vecinos de su pueblo, sin pedir nada a cambio. Con este reconocimiento se expresa el sentir de los teguesteros y teguesteras por toda una vida dedicada a objetivos profundamente sociales. Desde la humildad que siempre la ha caracterizado, Ana Bravo sigue pensando que “no se merecía este gran honor”, si bien sintió una gran emoción, satisfacción y muchísimo agradecimiento, y orgullosa nos muestra su medalla en esta entrevista.

Ana-premio.jpg

Relevo generacional

Hoy, tras años de dedicación a la formación folclórica de generaciones de teguesteros, Ana Bravo pide ante el relevo generacional natural de los habitantes de Tegueste, que no se pierda el “señorío de este pueblo”, que se mantenga su idiosincrasia, la pureza de su artesanía y que se siga fomentando la participación ciudadana en sus proyectos.

“Hemos conseguido lo que tenemos pero todavía podemos conseguir más”. Con esta frase de esperanza terminó su discurso de agradecimiento en la ceremonia de entrega de la Medalla de Oro de la Villa, sintiéndose siempre muy querida por sus vecinos y el Ayuntamiento que los representa.

Su importancia para Tegueste

Desde la consideración de que Tegueste era un pueblo lleno de tradiciones y raíces culturales, pero olvidado fuera de sus límites geográficos, Ana Bravo promovió, formó y dirigió el Grupo de Coros y Danzas de la Sección Femenina de Tegueste, con la inestimable colaboración del Centro Cultural, que permitió los ensayos en sus locales, llevando así el nombre de este pueblo por numerosos lugares de las islas, por ciudades como Ávila y Santiago de Compostela e incluso por Portugal.