Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia

Estás en:

La donación de sangre

A pesar de los avances científicos y tecnológicos de la medicina, la sangre no puede fabricarse. Sólo las personas pueden suministrarla a sus semejantes, lo que nos permite participar de manera activa en una sociedad más justa y solidaria, lo cual produce en el donante la satisfacción del deber cumplido.

La donación voluntaria, altruista y responsable contribuye a un sistema sanitario eficiente y de calidad. La sangre o cualquiera  de sus componentes tiene una caducidad por lo que las donaciones deben de ser constantes.

La  donación de sangre, debe cumplir con todos  los criterios establecidos, no perjudica al donante ya que no debilita el organismo y se utiliza material esterilizado de un solo uso. Por lo tanto, es un acto seguro.

© Gobierno de Canarias