Servicio Canario de Salud

Estás en:

Vigilancia Mosquitos Invasores

Las enfermedades transmitidas por vectores son una prioridad de la Dirección General de Salud Pública por su emergencia y reemergencia mundial.

Antecedentes

En Canarias se viene trabajando desde hace años en la detección de mosquitos transmisores de enfermedades. Ya en 2008 nuestra comunidad se incorporó al Programa de Cooperación Transnacional con la finalidad de crear mapas de riesgo de enfermedades transmitidas por mosquitos.

Esa incorporación supuso el desarrollo del primer estudio, realizado por el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de la Universidad de La Laguna, de vectores transmisores de enfermedades tropicales que se había iniciado en Canarias desde 1987, y cuyos resultados demostraron la presencia de especies residentes ya conocidas en nuestras islas (tales como Culex pipiens, Culex theileri y Culiseta longiareolata en un 98%), sin que se detectara la presencia de Aedes aegypti, ni de Aedes albospictus, mosquitos que pueden transmitir varias enfermedades tropicales.

MosquitoAedes400x150.jpg

Posteriormente, en 2011 el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de la Universidad de La Laguna y la Dirección General de Salud Pública llevaron a cabo un nuevo estudio en las instalaciones del Puerto de Santa Cruz de Tenerife, como posible punto de entrada de especies foráneas transmisoras de enfermedades, sin que aparecieran especies foráneas.

A finales de 2012, como consecuencia del brote de Dengue que en esas fechas se estaba produciendo en la isla de Madeira, se solicitó al Centro de Control de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la inclusión de Canarias en las actividades de Vigilancia entomológica en aeropuertos y puertos frente a vectores importados de enfermedades infecciosas exóticas.

Tras la firma de los correspondientes convenios de colaboración para la realización de actividades de vigilancia entomológica de Aedes aegypti, se inició la actividad en los puertos y aeropuertos de Canarias.

Sistema de Vigilancia entomológica de la CAC

Los mosquitos son vectores o transmisores de enfermedades y algunos además son invasores como es el caso del mosquito tigre (Aedes albopictus) y el mosquito patas blancas (Aedes aegypti). La vigilancia de mosquitos invasores es una medida que contribuye a evitar su establecimiento, y la colaboración ciudadana es una actividad fundamental dentro de esta vigilancia.

Son las hembras de este pequeño insecto las que pican, ya que necesitan alimentarse de sangre para reproducirse. También necesitan agua (puntos de cría) para completar su desarrollo. En el agua depositan sus huevos, de los que emergerán las larvas que luego se transformarán en pupas (ambas acuáticas) y que finalmente se convertirán en mosquitos.

Pueden ver larvas de mosquitos en este vídeo donde se muestran también diferentes lugares de cría, algunos de sus depredadores y el ciclo biológico del mosquito, con las distintas fases por la que pasa en su metamorfosis: huevo, larva I-IV, pupa y adulto.

Los mosquitos que nos pican deben estar criando muy cerca. Por eso la medida más efectiva frente a estos molestos vecinos es vigilar y eliminar sus puntos de cría.

¿Qué puede ser un punto de cría y cómo evitarlos?

Un punto de cría puede ser cualquier lugar de pequeñas dimensiones que contenga agua durante días.

Dentro de los identificados están: las bromelias, las plantas de bambú, orificios en troncos de árboles, arbustos en jardines y parques, envases que contengan agua como platos debajo de macetas, floreros o jarrones y jardineras, cubos, latas, desagües, estanques ornamentales, bidones, bebederos de mascotas, baños de aves, neumáticos, etc.

Por lo tanto, como medida preventiva se debe vaciar y limpiar todos los objetos y contenedores en los que se pueda acumular agua, como los relacionados anteriormente, evitando su posterior inundación y manteniéndolos secos.

Por ejemplo, si se dispone de plantas de exterior con agua proceda a sustituir ésta por arena o tierra, en el caso de recipientes abiertos procure mantenerlos boca abajo. Mantenga limpios y lo más secos posible desagües de patios o de piscinas. Si la piscina está vacía, manténgala seca.

Los bidones o depósitos de agua deben estar tapados.

Retire los platos bajo macetas o manténgalos sin agua.

Si dispone de estanques de agua introduzca peces que se alimentan de las larvas), etc.

PuntoDeCria.jpg

Entre todos, con estos pequeños gestos, podemos evitar la proliferación de mosquitos.

Los mosquitos invasores

mosquitoTigre_200x200.jpg

Además del daño que puede ocasionar su picadura, el mosquito puede ser transmisor de enfermedades. Por esta razón es importante la vigilancia y control de las poblaciones de nuestros mosquitos y en particular de los mosquitos invasores, como los conocidos como mosquito tigre y  mosquito patas blancas, así se conocen coloquialmente las especies Aedes albopictus y Aedes aegypti, respectivamente.

Estos mosquitos son invasores y son muy diferentes a ‘nuestros mosquitos’ siendo más pequeños, negros y con rayas. Son mosquitos de ambientes urbanos que se han adaptado a reproducirse en pequeños puntos de agua generados por el hombre (puntos de cría).

Su hábito diurno los diferencia también de nuestras especies; suelen picar durante el día y no durante la noche. Son mucho más agresivos, pican siempre que pueden, y su picadura genera una fuerte reacción inflamatoria que va acompañada de un gran escozor. Es muy difícil detectarlos, se mueven cerca del suelo ágilmente y no se escucha ningún zumbido.

Foto1.jpg Foto2.jpg Foto3.jpg

Su detección depende de todos. Aprende a reconocer un mosquito invasor

Estas especies invasoras se han expandido enormemente en los últimos años, invadiendo también zonas muy próximas a Canarias donde surgen nuevas enfermedades como fue el caso del Dengue en Madeira en 2012. El transporte marítimo y aéreo frecuente con estas zonas convierte a Canarias en una “región con riesgo elevado de introducción de estas especies”.

Por este motivo las autoridades sanitarias priorizan la implamentación de la vigilancia entomológica en Canarias frente a Aedes aegypti y Aedes albopictus, dentro del programa a nivel nacional “Vigilancia entomológica en aeropuertos y puertos frente a vectores importados de enfermedades infecciosas exóticas y vigilancia de potenciales vectores autóctonos de dichas enfermedades”, coordinado en Canarias por investigadores del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias, y bajo la supervisión de investigadores de la Universidad de Zaragoza y del Instituto de Salud Carlos III, responsables del desarrollo e implementación del programa a nivel nacional.

Los ciudadanos y ciudadanas pueden colaborar en esta tarea de vigilancia de especies invasoras en Canarias también contactando a través de nuestros perfiles en redes sociales en canariassaludable.org, o envíando fotos del mosquito objeto de sospecha al correo vigilancia.scs@gobiernodecanarias.org A la hora de sacar las fotos siga estos pasos, nos ayudará a reconocer si lo que ha capturado y fotografiado es un mosquito, y si se trata de un mosquito invasor:

Paso 1:

Si el insecto capturado tiene una “probóscide” larga como la de la foto sabrá que es un mosquito.

Mosquito1.jpg

Paso 2

Si cree que es un mosquito, observe esta foto donde tiene a la izquierda un mosquito de los que vemos habitualmente en Canarias y a la derecha un ejemplar de mosquito invasor, con relación a una moneda de céntimo de euro. Los mosquitos invasores son más pequeños que los que estamos acostumbrados a ver en nuestro entorno y además, se distinguen claramente porque son negros y con rayas blancas en todo su cuerpo. Si cree que es un mosquito invasor pase al siguiente paso.

Relativo.jpg

Paso 3

Para poder reconocer al mosquito haga una foto de la cabeza, de perfil y de frente, como las que mostramos.

Mosquito1.jpg

© Gobierno de Canarias