Servicio Canario de Salud

Estás en:

Recomendaciones ante el Brote de Hepatitis A

Introducción

Desde principios del año 2017, se ha detectado en Canarias un aumento de los casos de hepatitis vírica A notificados al Sistema EDO. Esta misma situación se venia observando en otras comunidades autónomas (CCAA) y países europeos, principalmente a expensas de varones entre 20 a 44 años de edad, que ha sido vinculado en su origen y difusión inicial a la transmisión sexual principalmente en hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH). Ante esta situación, la Dirección General de Salud Pública ha puesto en marcha estrategias de prevención y de vacunación dirigidas a población de riesgo siguiendo las recomendaciones acordadas en la Comisión de Salud Pública.

Situación epidemiológica actual en Canarias

El número total de casos de hepatitis A declarados a la Red Canaria de Vigilancia Epidemiológica entre el 1 de enero y el 27 de agosto de 2017 es de 249. Del total de casos notificados, 81 (33,7%) precisaron ingreso hospitalario. Se registró un fallecimiento en un varón de 53 años.

¿Qué es la hepatitis A?

Es una enfermedad aguda del hígado, generalmente autolimitada, que está causada por el virus de la hepatitis A (VHA). Se presenta tanto en forma esporádica como epidémica. Puede variar en gravedad de una enfermedad leve que dura unas pocas semanas a una enfermedad grave que dura varios meses.

¿Cómo se transmite la hepatitis A?

Generalmente, se propaga cuando el virus de la hepatitis A es ingerido por vía oral debido al contacto con objetos, alimentos o bebidas contaminadas por las heces de una persona infectada.

Una persona puede contraer la hepatitis A a través de:

 

  • Contacto de persona a persona.
  • Cuando una persona infectada no se lava bien las manos después de ir al baño y toca otros objetos o alimentos.
  • Cuando una persona cuidadora no se lava adecuadamente las manos después de cambiar los pañales o de limpiar las heces de una persona infectada.
  • Cuando alguien tiene prácticas sexuales con una persona infectada.
  • Alimentos o agua contaminada: La hepatitis A puede propagarse por comer o beber alimentos o agua contaminada con el virus. (Esto puede incluir alimentos congelados o poco cocinados). Es más probable que ocurra en países donde la hepatitis A es común y en áreas donde hay malas condiciones sanitarias o mala higiene personal. Los alimentos y bebidas que más probablemente se contaminen son frutas, verduras, mariscos, hielo y agua.

 

Medidas preventivas

Una de las principales medidas de prevención es el mantenimiento estricto de la higiene y lavado de manos. Debe de ser especialmente estricta en el periodo de transmisibilidad de la enfermedad (que abarca desde 2 semanas antes hasta una semana después del inicio de la ictericia o del aumento de las transaminasas).

Entre los consejos para la población destacan los siguientes:

 

  • Es importante el lavado frecuente y minucioso de manos por parte de la persona con la infección, la persona cuidadora y el resto de convivientes, sobre todo después del uso del water, y antes de comer o tocar cualquier alimento.
  • Evitar todo contacto con las heces de la persona enferma. Después del uso del water, este se desinfectará con agua y lejía.
  • Tener precaución con el manejo de todas las secreciones y sangre de la persona enferma. Lavar cuidadosamente y desinfectar con agua y lejía las superficies manchadas.
  • Lavar la ropa (sábanas, ropa interior y toallas) de manera separada del resto de ropa de la familia. La ropa se lavará con jabón y agua caliente.
  • La persona enferma no podrá preparar ni manipular alimentos que deban consumir otras personas durante el periodo de transmisibilidad de la enfermedad.

Toda la información relacionada con estas medidas preventivas se las podrá descargar o imprimir a través del siguiente enlace:

 

Infografía recomendaciones lavado de manos

Otras medidas preventivas son:

 

  • La vacunación con la vacuna contra la hepatitis A.
  • En las prácticas sexuales: 
    • Utilizar barreras como condones, bandas de látex y guantes para evitar el contacto no protegido con el ano.

 

© Gobierno de Canarias